Menú

El Gobierno liquida a casi todos los miembros del Comité de Bioética

Revolución en el Comité de Bioética que tiene voz sobre leyes clave del Ejecutivo.

Revolución en el Comité de Bioética que tiene voz sobre leyes clave del Ejecutivo.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, inaugurando un aulario de la Universidad de Murcia esta semana. | EFE

Este viernes, el Boletín Oficial del Estado publicó los ceses y nombramientos del nuevo Comité de Bioética. De los doce miembros de la institución, sólo conserva el cargo la psiquiatra del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga Leonor Ruiz. El resto, al que se suma Pablo Ignacio Fernández Muñiz, que renunció en agosto de 2019, han sido destituidos "habiendo expirado el plazo de cuatro años de duración del mandato".

Pese a que en efecto "concurre la causa de cese" que estipula la ley, en otras remodelaciones del órgano había sido habitual que los vocales renovasen otros cuatro años en el cargo. En esta ocasión, el Ministerio de Sanidad ha optado por una renovación prácticamente completa.

Entran, a propuesta de las comunidades autónomas, Aurelio Luna, Juan Carlos Siurana, Íñigo de Miguel, José Antonio Seoane, María Desirée Alemán y mantiene el cargo Leonor Ruiz. Asimismo, se incorporan Alberto Palomar por el Ministerio de Justicia; Lydia Feyto por el Ministerio de Ciencia; Atia Cortés por el Ministerio de Industria e Isolina Riaño, Carme Borrell y Cecilia Gómez-Salvado por el Ministerio de Sanidad.

Frente a la constitución del anterior Comité, con cuatro mujeres de doce, este tendrá mayoría femenina, de siete mujeres. Pero la sospecha, como ha adelantado ABC, es que este no es el único motivo que está tras la renovación de un órgano "de carácter consultivo" creado en 2007 con el objetivo de analizar "las implicaciones éticas y sociales de la Biomedicina y Ciencias de la Salud" y emitir "informes, propuestas y recomendaciones" a los poderes públicos.

Con leyes como la Ley Trans o la nueva ley del aborto de plena actualidad, y las maniobras del Gobierno de Pedro Sánchez en otras instituciones del Estado, sobre la decisión pesa la sospecha de que sea un nuevo intento de controlar un organismo que en principio debe emitir informes y valoraciones de forma "independiente". Así lo ha manifestado a través de las redes sociales el ya ex vocal y médico experto en Cuidados Paliativos Álvaro Gándara: "Cuando la política impregna todo, se toman este tipo de decisiones ideologizadas y partidistas".

El equipo saliente del Comité de Bioética ha emitido informes críticos con el Gobierno como el relativo a la objeción de conciencia y la Ley de Eutanasia, en el que, además de recordar que no fue consultado sobre esta norma, defendía la plena legitimidad de la objeción de conciencia individual e incluía reflexiones como estas:

"Si respetar la vida implica asumir la muerte como parte integrante de la misma, el tratar de ‘humanizar el proceso de morir’, acompañar al enfermo y su familia y rodearle de todos los cuidados que hagan eso factible constituye verdaderamente una apuesta firme y coherente con tal respeto a su dignidad. Esto implica asumir la muerte como un proceso lento y complejo frente a las soluciones rápidas e inmediatas. Significa ofrecer a los pacientes y a sus familias una atención integral, aunando los mejores cuidados profesionales y la más alta calidad humana, que es lo que realmente dignifica el proceso de morir y, posiblemente, haga innecesarias otras propuestas".

Dicho informe incluyó el voto discrepante de Leonor Ruiz, la única vocal que conserva el cargo.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador