Menú

Medicamentos de venta libre: lo que debes saber antes de automedicarte

Cuando los síntomas de una enfermedad continúan es imprescindible acudir al médico y no recurrir a la automedicación con medicamentos de venta libre.

Cuando los síntomas de una enfermedad continúan es imprescindible acudir al médico y no recurrir a la automedicación con medicamentos de venta libre.
Unsplash

¿Eres de los que toma ibuprofeno, paracetamol o cualquier otro medicamento de venta libre cada vez que tiene un dolor de cabeza o de espalda? ¿Sabías que esta automedicación tiene riesgos importantes? Sí, es muy cómodo tomarse una pastilla y ahorrarse la visita al médico —y la lista de espera—, pero cuando ocurre continuamente, es necesario pararse a pensar. Si lo que buscas es un camino rápido, un seguro médico con especialidades es mucho más interesante, a la larga.

Pero, ¿cuáles son los peligro reales de la automedicación? ¿Por qué no deberíamos abusar de ella?

Los peligros de la automedicación con medicamentos de venta libre

Cada vez es más difícil conseguir medicamentos no recetados, como antibióticos. Sin embargo, todavía hay muchos medicamentos que se pueden obtener sin receta y que tomamos con mucha frecuencia, por ejemplo, para calmar dolores de todo tipo. Pero que ciertos medicamentos se puedan obtener sin receta no quiere decir que se puedan tomar siempre que se quiera, simplemente consultando el prospecto.

Uso indebido de medicamentos

Uno de los riesgos de la automedicación tiene que ver con no seguir las dosis recomendadas. Esto puede conducir a la sobredosis o subdosis de un medicamento, poniendo en peligro su salud e incluso su vida.

Además, al no contar con el diagnóstico de un profesional de la salud, existe la posibilidad de que el medicamento no sea el adecuado para la condición que se pretende tratar, lo que puede provocar complicaciones o empeorar el problema de salud.

Interacciones y efectos secundarios

La automedicación con medicamentos de venta libre también puede ser peligrosa debido a los riesgos de interacciones y efectos secundarios. Los medicamentos de venta libre pueden interactuar con otros medicamentos que la persona esté tomando, así como con problemas de salud preexistentes. Esto puede causar efectos adversos y complicar el tratamiento. Además, los efectos secundarios de estos medicamentos no siempre son bien conocidos por el público, lo que puede ocasionar el agravamiento de otros problemas de salud. Por ejemplo, un medicamento para aliviar el dolor de cabeza puede interactuar con un anticoagulante que una persona esté tomando, aumentando el riesgo de sangrado.

Retraso en el tratamiento adecuado

Este es uno de los riesgos que pueden resultar más graves, porque la automedicación puede enmascarar los síntomas de enfermedades graves, retrasando la búsqueda de atención médica profesional.

De hecho, la confianza excesiva en los medicamentos de venta libre también puede evitar que se realicen exámenes médicos necesarios para un diagnóstico correcto. Y esto es algo vital para garantizar un tratamiento oportuno y eficaz.

La importancia de acudir al médico cuando los síntomas continúan

Es de suma importancia acudir al médico cuando los síntomas de una enfermedad o afección continúan, en lugar de recurrir a la automedicación con medicamentos de venta libre. La automedicación puede ocultar los síntomas reales de una enfermedad, causar efectos secundarios no deseados e incluso enmascarar enfermedades más serias. No hay que perder de vista que la consulta médica es fundamental para recibir un diagnóstico preciso, un tratamiento adecuado y un seguimiento constante de la evolución de la enfermedad. Además, el médico podrá ofrecer recomendaciones y consejos personalizados según las necesidades de cada paciente, evitando así posibles complicaciones o agravamientos de la condición de salud.

Si hacer las listas de espera es lo que te frena, no dudes en contratar un seguro de salud.

En Tecnociencia

    0
    comentarios