Menú

Una campaña feminista critica los asistentes virtuales por "perpetuar un estereotipo de género" al tener voz de mujer

Han empapelado algunas calles de la capital con carteles en los que cuestionan que las voces de los asistentes virtuales sean de mujeres.

Libertad Digital
0
Campaña contra los asistentes de voz. | AHIGE

La mayoría de las grandes tecnológicas y otro tipo de compañías como Renfe o Correos han desarrollado asistentes virtuales que hacen más fácil la búsqueda en la red tanto de información y noticias como la solución de problemas. Es una tendencia que va a más y que con la plena implantación de internet de las cosas nos permitirá en unos años controlar todas las funciones de nuestra casa con la voz.

Sin embargo, en plena ola de nuevo feminismo y corrección política hay asociaciones a las que no les ha gustado que las voces por defecto y los nombres de los principales asistentes virtuales sean de mujeres y han puesto el grito en el cielo.

La Asociación de Hombres por la Igualdad de Género (AHIGE), junto a la Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad y la colaboración de la agencia Tango han lanzado una campaña para "reivindicar la igualdad de género en los asistentes virtuales" empapelando alguna de las calles de Madrid. Con esta idea pretenden iniciar una "conversación pública" sobre esta cuestión. Para ello han creado un hashtag para utilizarlo en las redes sociales: #VocesEnIgualdad.

Desde la Confederación Nacional de Mujeres en Igualdad asegura que las tecnológicas se basan en "el resultado de diversos estudios" que afirman que "preferimos interactuar con mujeres porque las voces femeninas son percibidas como más serviciales y amables" en contraposición de la "autoridad" que desprenden las voces masculinas. Para esta asociación "esto no hace sino perpetuar estereotipos de género y dificultar el cambio social".

Han señalado públicamente a Siri de Apple, a Cortana de Microsoft, a Alexa de Amazon, a Aura de Movistar, a Byxby de Samsung y a Irene y Sara de Renfe y Correos respectivamente. Consideran que como "son femeninas o proyectan una imagen de mujer" se puede llegar a pensar que "los hombres mandan y las mujeres obedecen". Aunque algunos asistentes virtuales tengan nombres y voces de mujeres el usuario puede cambiárselos por la voz de un hombre, como el caso de Siri o Google Assistant, o referirse a ellos con un nombre masculino como Alexa.

¿Por qué tienen voz de mujer?

El hecho de que todos los creadores de este tipo de asistentes hayan optado por disponer de una voz de mujer puede ser interpretado como una suerte de conspiración machista o, tratándose de inversiones millonarias, que realmente se hayan preocupado por probar distintas opciones y escoger la que más parece gustar a los clientes. Naturalmente, tanto los portavoces de empresas como Amazon o Microsoft como diversos estudios indican que la verdadera razón es la segunda.

"Hemos probado muchas voces en nuestros programas de pruebas tanto internas como con consumidores y esta voz es la que ha funcionado mejor", explica un portavoz de Amazon a PCMag. En Microsoft explican que aunque Cortana podría técnicamente no tener sexo, la compañía hizo sus investigaciones a la hora de elegir la voz, y "para nuestros objetivos —construir un asistente atento, de confianza y que sirva de apoyo— la voz femenina era la mejor opción". En cambio, para otros usos podría ser al revés. El sistema de inteligencia artificial Watson, de IBM, que tras ganar el concurso televisivo Jeopardy actualmente se emplea como herramienta para diagnosticar enfermedades, habla con voz masculina.

Al hilo de una polémica similar en Estados Unidos, porque nuestras feministas rara vez inventan nada propio, The Wall Street Journal ha citado recientemente dos estudios que han concluido que "tanto hombres como mujeres encuentran la voz femenina más cálida y amable". El primero, de la Universidad de Indiana, hizo escuchar a hombres y mujeres voces sintetizadas tanto masculinas como femeninas, y ambos grupos concluyeron que las femeninas sonaban "más cálidas". El segundo, de Stanford, usó ambos tipos de voces en diferentes contextos y concluyó que la gente prefiere voces de hombre cuando se usan para enseñarles informática. En cambio, las femeninas eran las elegidas para dar consejos sobre amor y relaciones.

"Es mucho más fácil encontrar una voz feminenia que le guste a todo el mundo que encontrar una masculina", según el profesor de comunicaciones de Stanford Clifford Nass. "Es un fenómeno bien establecido que el cerebro humano está desarrollado para que le gusten las voces femeninas."

Pero podría haber otra razón. Tim Bajarin, analista en Silicon Valley, cree que habría más voces sintetizadas masculinas si no fuera porque se podrían asociar con HAL 9000, la computadora de la película 2001 que aparte de convertirse en homicida tenía un tono de voz sumamente inquietante: "Un montón de compañías tecnológicas se han alejado de las voces masculinas debido a HAL. He escuchado esta teoría un montón de veces".

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios