Menú

Preguntas y respuestas sobre la nueva era del 'blockchain'

Claves para entender estos productos que están muy de moda en los círculos de inversión online.

Javier Vázquez Soldevilla
0
Preguntas y respuestas sobre la nueva era del 'blockchain'
El 'blockchain' es una nueva forma de intercambio en internet. | Depositphotos

Hasta este momento, cuando se habla de blockchain, cadenas de bloques, bitcoin y tecnologías descentralizadas, la mayoría de nosotros pasa a pensar en el trading con criptomonedas, la inversión en divisas electrónicas como el propio BTC u otras como Litecoin, Ripple, Dash, etc. Principalmente por la alta volatilidad con la que cuentan las criptomonedas y los rápidos beneficios (y pérdidas) que pueden ofrecer, éstas se han convertido en un producto muy de moda en los círculos de inversión online. Y, de paso, han copado portadas y noticias de los más diferentes medios.

Sin embargo, pese a su potencial disruptivo, poco se ha hablado todavía de la tecnología blockchain como, quizás, el elemento más importante en este nuevo universo de las criptomonedas. Esta estructura, soporte del bitcoin y cientos de otras criptomonedas, puede ser el elemento más importante de aquí al futuro. A continuación te explicamos por qué.

¿Qué es realmente?

El blockchain es una nueva forma de intercambio en internet, una revolución en los procesos de pago. En español, se traduciría como cadena de bloques, en referencia a la forma que tiene de descentralizar las transacciones. En resumen, cada nodo o participante en el blockchain cuenta con una copia de cada transacción en la que se guardan los datos del nodo, los detalles de la operación y la fecha y hora. Cada uno de los bloques de cada operación se va enlazando con el siguiente, por lo que siempre se guarda un registro total de todas las operaciones del nodo. Además, si se produce algún cambio en dichos registros por parte de un usuario, el resto de participantes deben aceptar dicha modificación.

Este último detalle es el que convierte al blockchain en un sistema descentralizado que no necesita de ninguna institución u organismo central para aprobar o denegar las transacciones. He ahí su principal rasgo.

¿Quién lo creó?

Precisamente buscando un sistema con el que dejar a un lado a bancos, grandes instituciones financieras y organismos públicos, un tal Satoshi Nakamoto en enero del 2009 crea la primera criptomoneda de la historia, el bitcoin, basada en el sistema blockchain.

A partir de ahí, poco más se sabe sobre el supuesto Nakamoto, que desapareció de la faz de la tierra con miles y miles de bitcoins en su posesión. Aunque por aquel entonces no llegaban a valer ni un dólar, cuando el precio del BTC llegó a sus cotas más altas, se estima que la fortuna del creador de la primera criptomoneda llegó hasta casi los 20.000 millones de dólares.

Prestigiosos medios de comunicación como Forbes, Newsweek, The New Yorker o Wired han intentado revelar la verdadera identidad del personaje que se esconde tras el pseudónimo de Satoshi Nakamoto. Sin embargo, por ahora, todos los intentos han sido en vano.

¿Con qué aplicaciones puede contar?

Las aplicaciones con las que puede contar el sistema de bloques creado por Satoshi Nakamoto es de lo más variado, desde el ya mencionado como sistema de pagos, hasta los más impensados, como la distribución de contenidos creativos o el reconocimiento de los derechos intelectuales.

Al fin y al cabo, aunque inicialmente estuviese pensado como un sistema descentralizado de pagos, el blockchain no se ciñe únicamente a este ámbito. La cadena de bloques puede descentralizar cualquier otro tipo de procesos, ejerciendo de almacenamiento en la nube y creando un sistema mucho más seguro de gestión de identidades o datos, como plataforma para contratos inteligentes, servicios de notaría, o plataformas de votación, con multitud de aplicaciones en el sector de los seguros, y un largo etcétera.

¿Cuál es su futuro?

En este punto, hay opiniones expertas de lo más variado, aunque las más repetidas son aquellas que señalan al blockchain como el futuro de numerosos procesos de pago, así como de cualquier otro campo. Tanto es así que ya son muchas las compañías de gran reputación y de los más variados sectores que están utilizando o, al menos, experimentando con el blockchain. Entre ellas, podemos encontrar a The New York Times, JPMorgan, IBM, Invesco, ExxonMobil, Chevron, BBVA, o Mercedes-Benz, por mencionar algunas.

Habrá que esperar unos años para conocer el alcance real de esta nueva tecnología. Igual que ocurrió en su momento con la aparición de internet, la televisión, o el teléfono, cualquier predicción que se haga en esta fase inicial está destinada a fallar. Por ahora, de lo poco que se puede afirmar es que, parece, que la irrupción del bitcoin como moneda puede quedar en nada ante la importancia del blockchain en nuestra sociedad futura.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation