Menú

'Smart home': ¿Cómo serán las casas del futuro?

La vivienda del futuro está cada vez más cerca.

0
La vivienda del futuro está cada vez más cerca.
Las casas del futuro, cada vez más cerca | Pixabay

La revolución tecnológica también llega al hogar. La vivienda del futuro está cada vez más cerca y sigue una línea que busca mejoras en todos los aspectos: comodidad, eficiencia, ahorro y solución de problemas. Evitar inundaciones de agua, gastar menos en la factura o encender la luz con una palmada son algunas de las comodidades que nos encontramos ya en algunas casas y que marcarán el camino de desarrollo de un futuro a corto plazo.

La sostenibilidad es un punto clave en el desarrollo de las casas futuras. Es una preocupación cada vez más asentada en la sociedad y los ciudadanos quieren empezar a responder desde casa. Por ello la tecnología y su aplicación en el hogar tiene el reto de cumplir con criterios sostenibles y eficientes. Esto significa un mayor ahorro en el consumo, que tiene consecuencias tanto para el medio ambiente como para el bolsillo. Esta sostenibilidad se aprecia en el uso de luces de consumo mínimo, que se adaptan al ambiente previo en la habitación. En esta línea, la energía solar jugará un papel fundamental. Las casas del futuro están dirigidas, irremediablemente, a la instalación de paneles fotovoltaicos que nutrirán de electricidad al hogar. La reducción de contaminación es considerable y, desde el punto de vista económico, la previsión es que este sector se vaya abaratando y llegue así a una mayoría de los ciudadanos.

La domótica es otro factor que ya está presente en muchos hogares y que se asentará de forma mayoritaria durante la próxima década. Muchas casas ya cuentan con aparatos inteligentes que realizan tareas domésticas y el objetivo ahora es generalizar esta automatización para toda la casa. Con un gesto o una llamada a la acción realizada por la persona, la vivienda entiende lo que tiene que hacer, como encender una luz o cualquier aparato electrónico, así como bajar y subir las persianas; entre multitud de opciones. Esta función de domótica se puede realizar desde el teléfono móvil, sin necesidad de estar en casa. Es el llamado Internet de las cosas, ya presente en numerosos hábitos del día a día que se expandirá por el hogar. Se trata de una idea que mejora notablemente la calidad de vida de los ciudadanos y que también cumple una labor de sostenibilidad, ya que al ser un proceso inteligente y automatizado, el sistema está preparado para optimizar recursos y gastar la mínima energía. El objetivo no es otro que conseguir que la vivienda se gestione por sí misma, sabiendo lo que necesitan sus propietarios en cada momento.

Esta autogestión también desemboca en la solución de problemas. Los sistemas inteligentes aplicados al hogar se adelantan a situaciones desagradables, como es el ejemplo de la acumulación de agua por una fuga, y lo detecta rápidamente para evitar los daños ocasionados por el agua. Asimismo, las ‘smart home’ avisan de problemas ligados a cualquier rotura o incidencia que ocurra dentro de sus paredes. Los materiales constituyen otro factor de cambio en las casas del futuro. La tendencia se encamina hacia construcciones de más calidad, donde el aislamiento térmico y sonoro es mejor. Los avances en el hogar son evidentes y llegarán, tarde o temprano, a una mayoría de la población.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia