Menú

La agencia medioambiental holandesa encuentra un nuevo error del IPCC

Uno de los grandes errores del IPCC, la exageración en la superficie de Holanda susceptible de ser invadida por el mar, ha provocado un profundo estudio de la Agencia de Evaluación Medioambiental holandesa que ha desvela otro fallo y señala grandes generalizaciones en el trabajo Pachauri.

0

El informe del IPCC incluía algunos errores de bulto que ya han sido desvelados e incluso aceptados por los propios "calentólogos": desde el fin de los glaciares asiáticos en el 2035 hasta la destrucción del Amazonas o el declive de la agricultura norteafricana.

Otro de los grandes errores afectaba especialmente a Holanda: según el IPCC la presunta subida del nivel del mar por los deshielos iba a inundar gran parte de Holanda, un país que, efectivamente, tiene una significativa cantidad de tierras por debajo del nivel del mar. Pero a los calentólogos nos les bastaba con la parte de los Países Bajos que puede verse anegada por las aguas marinas e incluyeron también en su informe las tierras que puede sufrir desbordamientos de los ríos Rin y Mosa.

Ante este despropósito el gobierno holandés requirió a su Agencia de Evaluación Medioambiental (PBL sus siglas en neerlandés) que revisase en profundidad el informe de síntesis del IPCC, algo que se supone debería haber hecho antes.

El resultado de este estudio (PDF) se ha ofrecido como favorable al trabajo liderado por Pachauri, pero bajo la superficie de su titular exculpatorio se encuentra una realidad bastante menos positiva: señalan ocho grandes errores del IPCC, uno de ellos hasta ahora desconocido, y una tendencia clara a acentuar los aspectos negativos y a generalizar. Los ejemplos de esto son, cuanto menos, sorprendentes.

Ocho grandes errores, uno de ellos nuevo

Entre los errores que señala el informe holandés están algunos que ya se han hechos públicos y han sido reseñados por los medios: el famoso sobre el final de los glaciares en Asia, el que afecta a la propia Holanda o el de las granjas en África que comentábamos antes.

Pero además ha descubierto un nuevo fallo del IPCC que hasta ahora había pasado desapercibido: un informe sobre las turbulencias en las pesquerías sudafricanas se ha convertido, en virtud de la "ciencia vudú" de los calentólogos, en una declaración oficial sobre la productividad de la pesca a nivel global.

Esta tendencia a convertir lo particular en global, y siempre del lado del alarmismo calentológico, está presente en muchas partes del informe del IPCC. Por ejemplo, una investigación que muestra que los rendimientos del cultivos como el mijo o el maní están disminuyendo en Níger se convierte por arte de calentología en la afirmación de que las cosechas están disminuyendo en todo el Sahel.

Del mismo modo, los resultados de un estudio sobre el ganado vacuno en Argentina se aplican a cualquier tipo de ganadería y en toda Sudamérica. Es decir, lo que vale para las vacas argentinas se hace valer también para cerdos, ovejas, llamas o pollos del Perú y Colombia.

Un tercer ejemplo de la escasa sutileza de estas manipulaciones: el número de muertes por calor en Australia se cita como una evidencia del calentamiento... sin ponerlo en relación con el aumento de población.

Acentuando los elementos negativos sobre los positivos

Otro aspecto que reconoce la PBL holandesa es que de forma sistemática el informe del IPCC acentúa los impactos negativos del calentamiento global sobre los positivos, que también los hay en determinadas partes del mundo.

Esto ocurre especialmente en el resumen para responsables políticos (probablemente el documento individual más importante emitido por el IPCC), que exclusivamente recoge las "malas noticias" mientras que los distintos capítulos en los que se basa resultan mucho más equilibrados.

Así, tal y como recoge The Economist en una completa información al respecto, aunque los responsables de la revisión de la PBL evitan recalcarlo en sus conclusiones, la realidad es que la persona que lea el informe del IPCC quedará mucho más alarmada que lo que quedaría alguien que leyese los estudios en los que aparentemente se basa.

Un estudio ignorado por los medios españoles

Otro aspecto curioso de este asunto es que el estudio realizado por la PLB se publicó hace unos días y desde entonces ha merecido la atención de los principales medios internacionales, desde el Wall Street Journal hasta la BBC, pero no se ha reflejado en la prensa española.

Por otro lado, cabe destacar que la institución que realiza el estudio y que lo ha presentado relativizando sus propias conclusiones es una agencia destinada (tomamos de su propia página web) "al análisis de políticas estratégicas en materia de medio ambiente" y cuya financiación, por tanto, sería muy diferente si el gran problema del cambio climático quedase finalmente desacreditado.

Es decir, en realidad la PBL no está en absoluto interesada en desmentir al IPCC, pese a lo cual la evidencia de los errores y las manipulaciones hace que no haya forma de ocultarlos.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios