Menú

La casa natal de Velázquez será museo pese a la desidia de la Junta de Andalucía

Un grupo privado ha adquirido este céntrico edificio del siglo XVI, que ha sobrevivido milagrosamente a la oleada de demoliciones del siglo pasado

0
Diego Velázquez | Wikipedia

Diego Rodríguez de Silva Velázquez nació en Sevilla un 6 de junio de 1599, no se sabe bien dónde. Pero se considera casa natal de Velázquez a la ubicada en la calle padre Luis María Llop, número 4, (antigua calle de la Gorgoja donde vivió al menos desde los dos hasta los diez años.) Dice uno de sus biógrafos, Jacinto Octavio Picón: "Don Diego Rodríguez de Silva y Velázquez nació en Sevilla, según tradición falta de pruebas, en la calle de Gorgoja: fue su padre Juan Rodríguez de Silva, oriundo de Portugal, pero nacido y avecindado en Sevilla, y su madre D.ª Jerónima Velázquez; se le bautizó en la parroquia de San Pedro el 6 de Junio de 1599."

La calle de la Gorgoja, nombre consignado en el plano de Pablo de Olavide de 1776, se llamó Coxcoja y luego Coscoja, nombre de un árbol parecido a la encina. Estaba situada en al antiguo barrio de la Morería en pleno centro de la ciudad. En 1940 se le puso por nombre Padre Luis María Llop que es el nombre que sigue teniendo en recuerdo del fundador castellonense carmelita de la Revista Escapulario del Carmen.

Ante la indiferencia del Ayuntamiento y de la Junta, ambos en manos socialistas y subrayada incluso por El País, el inmueble de más de 500 metros cuadrados de solar y varias plantas ha sido adquirido por un grupo privado de inversores con la intención de construir una casa museo del pintor, al estilo de las que tienen otros renombrados autores como Rembrandt en Ámsterdam, Delacroix en París, Borges en Buenos Aires, Rubens en Amberes, James Joyce en Dublín o El Greco, en Toledo.

Las casas de los personajes históricos tienen un destino incierto por influyentes que hubieran sido sus propietarios o habitantes. Por ejemplo, ¿hay alguien más ungido por la Sevilla poética y romántica que Gustavo Adolfo Bécquer? Pues la casa en la que nació y vivió se convirtió en un edificio de apartamentos por donde merodea sin descanso el fantasma de Maese Pérez. Otros tienen más suerte. Como Mariano Bellver, cuyas colecciones de arte van a ser expuestas en la casa Fabiola, que sí ha sido del interés del Ayuntamiento de Sevilla. Como la casa de Cernuda.

El Ayuntamiento de Sevilla anunció hace tiempo que no estaba entre sus prioridades la compra y reconversión de la casa natal de Velázquez, pero no por ello se ha privado de hacerse la foto —alcalde Juan Espadas y concejal de Cultura—, con los promotores privados de los que sólo se conocen dos nombres, Enrique Bocanegra, sevillano, historiador y novelista y el ingeniero Enrique Piñeyro así como la marca de la sociedad Casa Natal de Velázquez.

En pleno año de la conmemoración del cuarto centenario del nacimiento de Murillo, pintor con el que el Ayuntamiento de Sevilla se ha volcado con cinco millones de euros como presupuesto aproximado y el intento de una nueva interpretación de su pintura, puede sorprender el escaso interés manifestado por el Consistorio sevillano y la Junta de Andalucía con la casa natal del pintor considerado por muchos el más importante de todos los tiempos. Por ejemplo, los gastos en el caso Lorca, desde la búsqueda de la tumba al centro granadino, son incontables.

Lo cierto es que, tras una serie de vicisitudes impropias y de estar a punto de ser derribada, finalmente la casa natal de Velázquez se ha salvado. En una web especializada en turismo sevillano, se dice: "Es casi un milagro que se salvara de la tremenda demolición del siglo pasado y tras ser sede del Centro de Arte M-11, fue adquirida por los diseñadores Victorio & Lucchino, que la usaron como taller. En el año 1999 hubo un acuerdo para que se visitara pero actualmente ya no es posible. Dejamos aquí un enlace del programa de televisión Callejeros donde hicieron un interesante reportaje."

El intento de recuperación y restauración con proyecto de futuro de la casa natal de Velázquez fue uno de los objetivos vitales del historiador sevillano conocido como Quisco de la Peña, (José Francisco de la Peña), que participó en los proyectos del hispanista John Elliot en el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton y con el que escribió Memoriales y Cartas del Conde Duque de Olivares, I y II, editada en 1978 y 1981y reeditada en 2014. Su pronta muerte a los 50 años impidió la culminación de sus planes.

La quiebra de la sociedad de los diseñadores sevillanos condujo a que la casa natal de Velázquez pasara a formar parte de los bienes con que se procedió al pago a los acreedores que la pusieron en venta finalmente en 2017. Aunque la casa natal del genio sevillano ya había sido vendida a principios de este mes de julio, ha mantenido en uno de sus balcones el cartel de "Se vende» hasta ayer mismo y, como hemos anticipado, ninguna Administración ha mostrado interés por hacerse con ella.

Los trasiegos judiciales han mantenido seis años cerrada y descuidada esta casa del siglo XVI que conserva la arquitectura original. Era una situación peligrosa porque el Ayuntamiento de Sevilla lo había catalogado como Edificio de Protección Parcial en Grado 1 (letra C), lo que implica que sólo es necesario proteger la fachada, algún diseño interior, los muros originales y el patio. O sea, podía haberse convertido en recinto para apartamentos.

Pero en esto llegó el grupo inversor que la ha comprado, Sociedad Casa Natal de Velázquez, y la quiere convertir en la casa museo Velázquez, para añadirla al patrimonio cultural sevillano y, claro está, a su patrimonio e itinerarios turísticos. Ayer se celebró el acto de presentación del proyecto con presencia de las primeras autoridades municipales que ensalzaron la labor de la iniciativa privada en el ámbito cultural e incluso reclamaron una nueva Ley de Mecenazgo.

La casa natal del pintor Velázquez se convertirá, seguramente en marzo de 2019, dicen sus compradores, en un centro de interpretación y divulgación de la vida y obra del artista sevillano en base a los objetivos de preservar, restaurar y abrir al público este espacio con un uso cultural.

La excepcionalidad de esta recuperación histórica para la ciudad de Sevilla reside en que el edificio es la única vivienda que habitó el pintor barroco en España que continúa en pie, así como "uno de los escasísimos rastros que pueden seguirse en Sevilla de arquitectura popular de la época, tan retratada ahora en productos audiovisuales que son ya fenómenos de masas, con el claro exponente de la serie La Peste, de Movistar Plus", según ha expuesto la sociedad Casa Natal Velázquez.

En sus explicaciones a los periodistas, la sociedad Casa Natal Velázquez confirmó haber adquirido el inmueble a principios de este mes aunque ya lo había señalado en mayo. Durante los próximos meses se llevará a cabo un proceso de restauración del edificio respetando todos los elementos. Una vez abierta al público, la casa no contará con pertenencias del artista ya que el legado de Velázquez se perdió al no dejar testamento, y ninguna de sus obras se encuentra actualmente en el mercado.

«Será una experiencia inmersiva en la vida de Velázquez y en su obra», explicó el periodista y escritor Enrique Bocanegra. Según resaltó, «este proyecto es como elaborar una biografía. Tenemos el personaje, Velázquez, uno de los mayores artistas de la historia, el paisaje, Sevilla, y la pasión que hemos puesto para hacer realidad esta iniciativa». Tras la adquisición de la casa y la restauración, se le dará posteriormente contenido con paneles explicativos y proyecciones.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco