Menú

Las curiosas leyendas en torno a la muerte de Houdini

Se cumplen 90 años de la muerte del famoso mago, dicen algunos que por una peritonitis, dicen otros que asesinado.

0
Las curiosas leyendas en torno a la muerte de Houdini
Houdini, preparando uno de sus números de escapismo. | Wikipedia

HarryHoudinien1899..jpg
Harry Houdini, en 1899.

Cada 31 de octubre, coincidiendo con la fiesta de Halloween, muchos seguidores de Harry Houdini tratan de invocar su espíritu para traerlo de vuelta. Curiosamente, el ilusionista fue contrario a estas técnicas que, aunque llegaron a obsesionarle, consideraba simples fraudes. Este aniversario, el interés por su vida y su muerte aumenta por darse una cifra redonda: se cumplen 90 años de su fallecimiento.

Erik Weiszm nació en Bucares en 1874. De origen judío, emigró con cuatro años a Estados Unidos, país donde cambiaría con el paso de los años su nombre por el de Erich Weiss. Aficionado a la magia desde muy joven, decidió adoptar el nombre artístico de Harry Houdini en honor al mago Robert Houdin.

Con 30 años, ya era un reputado ilusionista. Sus trucos tenían una constante: su vida debía estar en riesgo. Logró escapar ante cientos de personas de una caja de acero sellada y lanzada al mar desde un puente y se soltaba de gruesas cuerdas que le impedían mover manos y pies mientras estaba colgado bocabajo.

hqdefault.jpg

Si hubiera muerto en cualquiera de estas arriesgadas acciones, a nadie le hubiera sorprendido –y quizás, quién sabe, el propio mago lo hubiera preferido–. Sin embargo, oficialmente murió de una peritonitis con 52 años. No hubo autopsia, circunstancia que dio cuerda a sus más fervientes seguidores para alimentar las leyendas negras en torno a su fallecimiento.

Las otras versiones

Los periódicos de la época publicaron que falleció a consecuencia de un mal golpe. Un admirador y joven promesa del boxeo le propinó unos cuantos puñetazos en el estómago para poner a prueba su resistencia al dolor. Los golpes le provocaron un cuadro de apendicitis que derivó en peritonitis aguda.

La teoría del asesinato cobró fuerza tras la publicación del libro La vida secreta de Houdini, escrito por William Kalush y Larry Sloman. Los autores extendieron la hipótesis de que, estando internado en el hospital, se le inyectó un suero experimental.

Algunos familiares del escapista apuntaron a un complot por parte de los médium. Los espiritistas de la época, contra los que Houdini había emprendido una férrea campaña opositora, le envenenaron para evitar que desmontase sus lucrativos negocios.

También está la versión hollywoodiense, como la que narra la película El gran Houdini (1953), protagonizada por Tony Curtis. Houdini habría muerto ahogado tratando de escapar de una cámara china de tortura, una especie de acuario en el que se sumergía colgado bocabajo por los pies y en el que solía escapar justo cuando sus pulmones se quedaban sin oxígeno. Ese día, dicen, no lo logró.

hqdefault.jpg

Último testamento

Houdini tenía muy presente que un día la muerte podía visitarle en cualquier truco de magia, por eso dejó atados algunos asuntos. El más curioso está relacionado con las comunicaciones de ultratumbas. El mago acordó con su mujer una clave para que, en caso de poder contactar con ella desde el más allá, no tuviera dudas de que era él y no un burdo engaño. Muchos espiritistas aseguraron haber contactado con Houdini. Sin embargo, ninguno dijo el código de diez palabras.

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios