Menú

Ambrosio Spinola, el héroe de Flandes

El libro Capitán general de los Tercios, de Benavides, reivindica a uno de los personajes que sirvieron "con lealtad y bravura a la Corona española".

0
Ambrosio Spinola, el héroe de Flandes
'La rendición de Breda' (1635), de Velázquez | Museo del Prado

A José Ignacio Benavides (Madrid, 1941), diplomático y embajador de España, le "estremece" el desconocimiento que existe de la historia de España en nuestro país, por eso ha cometido la "osadía" de escribir la biografía de Ambrosio Spinola, uno de los personajes más fascinantes que sirvieron, con lealtad y bravura a la Corona española en las guerras de Flandes y que ha sido "injustamente olvidado". El resultado ha sido Spinola. Capitán general de los Tercios (Esfera de los libros). "Es hora de que los españoles escriban sobre su propia historia. Como decía Otto von Bismarck, para conocer la historia de un país hay que leer la biografía de la gente que lo construyó y de la gente que lo destruyó", apuntó el autor.

Ambrogio_Spinola.jpg
Ambrogio Spinola, del Studio of Peter Paul Rubens

"La gente no sabe quién es, como mucho le ven en el cuadro de Velázquez en el Museo del Prado pero no conocen su vida", lamentó. Ambrosio Spinola fue un banquero genovés reconvertido en militar que demostró "sobradas dotes bélicas, políticas y diplomáticas" durante uno de los periodos más conflictivos y delicados de la Monarquía Hispánica. "Fue un hombre de tanta confianza del rey que fue la persona que recibió las famosas instrucciones secretas de 1606", apuntó Benavides en referencia a los pasos a seguir en caso de fallecimiento del archiduque Alberto de Austria o de su esposa la infanta Isabel Clara Eugenia para que la soberanía de los Países Bajos volviera a la Corona Española.

Benavides ha tratado de recoger en esta biografía cómo se produjo la transformación de Spinola de confidente de Felipe III a hombre de confianza de Alberto e Isabel. "Tras la muerte del Rey y del Archiduque, Spinola se convierte en el gran defensor de la infanta. La defiende a capa y espada contra Felipe IV y contra Olivares. Es un cambio absoluto".

Finalmente, acabó defenestrado en Milán. "Le mandan como Gobernador general a Milán a la Guerra de Sucesión de Mantua en la que nos había metido Olivares, uno de sus mayores errores. Spinola no solo tuvo que enfrentarse con Francia y con Saboya sino que también contra España y el Imperio. De mala manera, de forma traicionera, le quitaron los plenos poderes que tenía, le dejaron totalmente abandonado y se le cayó el mundo encima. Ya no le quedó más que morirse. Fue tan bueno, tan ilustre y tan buen militar que hasta vinieron los franceses, sus enemigos, a consolarle y a estar con él en sus últimos días porque España le deja tirado", afirmó Benavides.

Esta biografía trata de esclarecer otros aspectos de su vida como cuál fue exactamente su papel en los procesos de toma de decisiones durante el periodo de gobierno general de Isabel, como, por ejemplo, respecto al asedio de Breda en 1624-1625. "Cuando Spinola sitió Breda, en Madrid se echaron las manos en la cabeza. Sitiar esa ciudad donde los holandeses podían llegar por los canales fácilmente, una ciudad inexpugnable, que iba a costar meses de asedio y que no había dinero para pagar esas tropas... Era complicadísimo. Lo consiguió".

Precisamente, Benavides trató de explicar el origen de la "fama" de los Tercios de Flandes, un ejército formado por italianos, flamencos, alemanes, suizos y hasta croatas en el que los soldados españoles eran una minoría. "Los españoles de los Tercios eran los que iban en vanguardia y los últimos en retirarse. Cuando se asediaba una ciudad, si ésta se rendía se respeta sino, si había que entrar a bayoneta calada, entonces estaba permitido el saqueo. Si los españoles entraban los primeros, eran los primeros en saquear, entre otras cosas porque llevaban sin cobrar no se sabe cuanto y había que seguir viviendo. Esa puede ser una razón".

"Aún sin pagar los soldados españoles iban a la batalla, no lo dudaban", apunta Benavides. "La pobreza en el siglo XVII fue increíble. La Guardia de Palacio mendiga de uniforme por las calles. Hay una falta grandísima de medios. No había dinero para pagar y lo poco que llegaba era para pagar a las tropas extranjeras que estaban a veces sí y a veces no, mientras que los soldados españoles lo pasaban fatal".

Sobre la leyenda negra que pesa sobre España, Benavides recomienda encarecidamente leer Imperiofobia de María Elvira Roca "un libro que debería ser de lectura obligatoria para todos los españoles".

Spinola. Capitán general de los Tercios ha supuesto la consulta detallada de la documentación conservada, sobre todo, en el Archivo General de Simancas y en los Archives Générales du Royaume de Bruselas. De aquel siglo XVII a nuestros días, pocas similitudes encuentra. "Hoy el único imperio que tenemos que defender es el idioma español, no nos queda otro".

Benavides, residente en Bruselas desde 1990, ha publicado anteriormente Las relaciones España-Inglaterra en los reinados de Felipe III y Felipe IV (2011), Milicia y diplomacia en el reinado de Felipe IV. El marqués de Caracena (2012) y El archiduque Alberto y Felipe III. Una soberanía bajo tutela (2014).

José I. Benavides. Spinola. Capitán general de los Tercios (De Ostende a Casal). Esfera de los libros, 2018. Páginas: 320 + 16 ilustraciones. Precio: 21,90€

En Cultura

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios