Menú

Feministas mexicanas pintan una vulva gigante en una glorieta que homenajeaba a Colón

Las activistas colocaron la silueta de una mujer en el pedestal que antes sujetaba a Colón y escribieron nombres de víctimas en las lonas.

Las activistas colocaron la silueta de una mujer en el pedestal que antes sujetaba a Colón y escribieron nombres de víctimas en las lonas.
La glorieta que estuvo dedicada a Colón en Ciudad de México, tomada por las feministas | EFE

La glorieta de Colón en Ciudad de México se convirtió en la "Glorieta de las mujeres que luchan" el pasado domingo, cuando activistas feministas, indígenas y madres de mujeres asesinadas acudieron al lugar por segunda vez para cubrir la plaza de nombres de víctimas. El grupo quiere que el lugar donde antes lucía una gran estatua de Colón, que fue retirada hace un año tras la amenaza de que sería derribada, se convierta en una plaza feminista.

Varias decenas de mujeres escribieron nombres de mujeres fallecidas y también pintaron una vulva alrededor de la glorieta. Además, reclamaron a la jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, que no vuelvan a tocar la plaza después de que el pasado domingo hicieran lo mismo y las pintadas fueran borradas. Sí lograron colocar en el pedestal, ubicado en una rotonda del céntrico Paseo de la Reforma, la figura de una mujer con el puño en alto.

glorieta-colon-feminista2.jpg
La silueta que ha sustituido a Colón | EFE

"Este lugar es desde ahora la 'Glorieta de las mujeres que luchan' y estará dedicada a aquellas que en todo el país han enfrentado las violencias, la represión y la revictimización contra las injusticias", afirmaron las feministas la semana pasada en un comunicado. Declararon que el espacio está dedicado a las mujeres que buscan a sus familiares desaparecidos, a las madres de víctimas de feminicidios y a sus hijas, a las defensoras del territorio, a las afromexicanas, a las indígenas y a "todas las mujeres que con sus luchas han construido nuestra historia".

Colón, retirado hace un año

La ciudad retiró el año pasado la estatua de Colón, un monumento de Charles Cordier erigido el siglo XIX, días antes de celebrarse una manifestación que pretendía derribarla con motivo del 12 de octubre.

La jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, anunció recientemente que la estatua de Colón ya no volvería a su lugar y que sería sustituida por la figura de una mujer indígena elaborada por el artista Pedro Reyes. Sin embargo, esta opción tampoco ha gustado: ante las críticas por encargar la obra a un hombre no indígena, la alcaldesa tuvo que dar marcha atrás y encargar el monumento a un comité.

La noticia llega en plenas conmemoraciones de la conquista de Hernán Cortés hace 500 años, plagada de ataques al papel de España con el presidente mexicano a la cabeza y a los que se sumó hace unos días el Papa.

Temas

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso