Menú

Rosario Raro: "En los 60, las vidas humanas se convirtieron en una variable de mercado"

La huella de una carta denuncia la "terrible intrahistoria de España" a través de las víctimas de la talidomida y el consultorio de Elena Francis.

0
La huella de una carta denuncia la "terrible intrahistoria de España" a través de las víctimas de la talidomida y el consultorio de Elena Francis.
Rosario Raro, autora de \'La huella de una carta\' | Planeta

La huella de una carta (Planeta), de Rosario Raro, es la versión novelada de la "terrible intrahistoria de España", dice su autora. Aquella a la que hicimos oídos sordos. Se articula entorno a dos temas que en los años 60 debieron revolver conciencias y no lo hicieron. Sus implicados miraron para otro lado, por desidia, por interés económico o por convencionalismo.

portada_la-huella-de-una-carta_rosario-r

En los años 60, el consultorio radiofónico de Elena Francis se colaba en la mayoría de las casas españolas a través de las ondas. Estaba patrocinado por el laboratorio cosmético del mismo nombre y trataba de resolver las dudas y problemas que, a través de cartas- entre 25.000 y 30.000 mensuales- les hacían llegar sobre todo mujeres. El consultorio radiofónico retrató a una sociedad. Las cartas originales, que se custodian en el Arxiu del Baix Llobregat, de Sant Feliu, evidencian la mentalidad de mujeres "con grandes sentimientos de culpa por no ser cómo se esperaba de ellas". Las respuestas que recibían eran un tentáculo del régimen franquista. El único modelo correcto era el de esposa sumisa, madre abnegada, mujer discreta y entregada al hogar.

"En esas cartas hay casos de abusos, de malos tratos y violaciones. Temas que para el régimen eran muy incómodos como el aborto, el suicidio, la homosexualidad... Asuntos que eran reprimidos", explica Rosario Raro a Libertad Digital. "Lo terrible es que lo que se contaba en esas cartas eran delitos. Tendrían que haber sido declaraciones con denuncias interpuestas en la Policía", añade la autora, que reconoce haberse sentido "abatida" tras leer cientos de misivas reales.

hqdefault.jpg

La protagonista de La huella de una carta, Nuria, encuentra trabajo como asesora en este exitoso consultorio. Un día recibe una carta de una mujer que dice ser la amante de un hombre muy poderoso que está envuelto en un turbio asunto que provoca el nacimiento de bebés desmembrados. Nuria queda tan impresionada que decide hacer por su cuenta averiguaciones al margen del consultorio. Se da de bruces con la talidomida -en la novela telamón-, una sustancia que se suministró en los años 50 y principios de los 60 para combatir las náuseas del embarazo.

"Fue un azar macabro al que estuvimos todos sometidos. Con que nuestras madres hubiesen tomado una sola pastilla en un determinado momento de la gestación, ahora nos podrían faltar los brazos, las piernas o todo", explica Raro. "Era como si esos niños hubieran sufrido un ataque químico pero dentro de sus madres. Los efectos de la talidomida son similares a las de las bombas".

La huella de una carta relata el drama sufrido por estos niños y por sus familias. "Hubo muchos niños abandonados en orfanatos. En la novela, hay una escena en la que una monja dice que si ya es difícil que adopten a los otros que tiene de todo, qué será de estos", adelanta la escritora. España fue el país con más afectados. "Fue un caso de corrupción. No se trató de desviar fondos públicos o cobrar comisiones ilegales como pasa actualmente, sino que las vidas humanas se convirtieron en una variable de mercado".

Según los datos de AVITE (Asociación de Víctimas de la Talidomida en España), la sustancia podría tener su origen en la Alemania nazi. "Se falsearon los datos. Se dijo que las pruebas médicas eran de 1954, cuando eran de 1944. Si pensamos en el contexto de la Alemania en guerra y los experimentos monstruosos de los médicos de Hitler, apunta hacia la experimentación humana que se llevó a cabo en los campos de exterminio".

En la novela aparecen personajes que defienden a toda costa los intereses económicos de un laboratorio farmacéutico por encima de cualquier otra consideración sobre la vida humana. "Hoy hay más control, pero en el primer mundo. He vivido diez años en Perú y he asistido a casos de experimentación con humanos. Me contaban que tomaban medicamentos que aquí no estaban aun a la venta. Es un abuso sobre la población más desprotegida que pensaban que les llevaban medios sanitarios y, en realidad, estaban obteniendo estadísticas antes de lanzarse en Europa".

Rorario Raro donará un porcentaje de los ingresos obtenidos en concepto de derechos de la venta de la novela a AVITE.

Rosario Raro. La huella de una carta. Planeta, 2017. ISBN: 978-84-08-17110-2. 544 páginas.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios