Menú

Andrés Amorós invita a los lectores a dar 'La vuelta al mundo en 80 músicas'

El crítico literario ha presentado su nuevo libro en Es la mañana de Federico, con Federico Jiménez Losantos

0

A las once y media de la mañana el programa de Federico Jiménez Losantos se ha convertido en un concierto improvisado. La razón: la presentación del nuevo libro de Andrés Amorós, La vuelta al mundo en 80 músicas, en el que el autor repasa géneros y estilos característicos de multitud de épocas y lugares diferentes.

"Lo primero que tengo que decir es que el libro será lo que sea, pero las músicas están muy bien", ha comenzado diciendo Amorós, mientras sonaba de fondo el primer ejemplo llegado para justificar su afirmación: Primavera, de Vivaldi. "Mucha gente dice que la música clásica le aburre. Pero a esa gente hay que ponerles canciones como esta, que contagian alegría y que son tan necesarias en esta vida, muchas veces", ha mencionado.

Jiménez Losantos, por su parte, ha querido ensalzar el valor del libro, del que destaca que "de las 80 entradas que tiene, siempre habrá 20 que el lector medio no conocerá. Es un libro estupendo para aprender". "Y no está escrito por un experto, ni utiliza un lenguaje especializado. No es aburrido, en definitiva", ha puntualizado Amorós, antes de dar paso a la segunda gran pieza de la mañana: el Adagio de Albinoni. "Tiene un mérito tremendo. Unir el órgano a la orquesta de cuerda… Eso le da una solemnidad suave, sosegada, que va creciendo", ha explicado.

De esa manera, con el tono de un entendido apasionado, pero no el de un experto puntillista, Amorós ha ido oscilando, en un vaivén musical contagioso, y presentando su libro de la mejor manera posible. Distintas piezas han desfilado por los oídos de los oyentes, de la misma forma que, con mayor profundidad, desfilan también ante los ojos de los lectores de su libro: la enorme María Callas interpretando una ópera excelsa; la gracia y el arte de "nuestro verdadero género grande, que es el chico", perfectamente encerrado en La Menegilda, ese fragmento de la famosa zarzuela La Gran Vía, que escandalizó al mismísimo Nietzsche; esa extraña "jota delicada", tan poco común como Bien se ve; o el Adagio de la quinta sinfonía de Mahler, "tan bien utilizado en esa espléndida película que es Muerte en Venecia, adaptación de la novela de Thomas Mann", son algunos de los ejemplos, salteados de anécdotas, que están encerrados en un libro "hecho para disfrutar".

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD