Menú

Muere 'la Susi', la artista gitana que admiraron Paco de Lucía y Camarón

Fue una extraordinaria artista en el baile y en el cante, que comenzó a muy temprana edad en los tablaos.

0
Fue una extraordinaria artista en el baile y en el cante, que comenzó a muy temprana edad en los tablaos.
La Susi, artista flamenca, durante una actuación en televisión | Youtube

El flamenco está de luto porque ha muerto una gran artista calé, bailaora y cantaora, la Susi. Tenía 65 años, nació en Alicante, con ascendientes almerienses y se se dio a conocer en Madrid apoyada por Paco de Lucía y Camarón de la Isla. Terminó viviendo en Sevilla, donde ha encontrado la muerte tras serle detectado un cáncer hace sólo una semana.

No se ponen de acuerdo sus biógrafos y redactores de antologías flamencas, pues unos dicen que se llamaba Encarnación y otros Susana (de ahí lo de su apocopado nombre artístico), que parece el más probable. Acaso la registraron de una manera en la pila bautismal, si es que la cristianaron como se supone, o de otra en el Registro Civil. Puede que tuviera nombre compuesto. Sea como sea, la Susi fue una extraordinaria artista en el baile y en el cante, que comenzó a muy temprana edad en los tablaos.

Apellidada Amador Santiago, procedía de una familia de ancestros flamencos, con un hermano, Joaquín, buen guitarrista, casado por cierto con otra importante bailaora, Manuela Carrasco. Tenía doce años cuando se plantó en los Madriles y llamó la atención de los cabales cuando actuaba en las Cuevas de Nemesio, Villa Rosa, Torres Bermejas, Las Brujas, Los Canasteros, templos del mejor flamenco, allá por los años 60 y parte de los 70. Manolo Caracol se fijó en ella y la llevó a su feudo. Y es que la Susi fue admirada desde sus inicios por los grandes profesionales de su arte. Siempre quiso bailar más que nada, pero cantando impresionaba: por bulerías, tangos, granaínas, seguiriyas… Para el gran público, menos exigente, pasa a la historia del flamenco gracias a sus cantes festeros.

Paco de Lucía se fijó en ella y la animó a grabar su primer disco, "La primavera", que produjo el padre de Paco. También Pepe de Lucía, hermano del inolvidable guitarrista, le proporcionó unas bulerías de gran impacto popular, El alba, que asimismo grabó Camarón de la Isla. Éste, influyó decisivamente en la carrera de La Susi, que la admiraba. Tanto es así que acabaron por motejarla como La Camaronera. Juntos, actuaron en muchas veladas flamencas y espectáculos varios. "Agua de mayo", grabación de 2001, es uno de sus últimos discos, de lo mejor de su repertorio. El grupo Ketama, antes de su despegue hacia el éxito, acompañaron a La Susi en otro disco fechado en 1985. Justo es citar también el nombre de Gonzalo García Pelayo, director de cine, productor discográfico, que al frente de su sello dirigió a la Susi en varias grabaciones, en una época en la que asimismo patrocinaba las canciones sensuales de María Jiménez.

Un mujer tímida con poderosa voz

La Susi fue siempre una mujer retraída, tímida y quienes la conocían comentaban que pudo llegar mucho más lejos en su arte en caso de haber encabezado alguna compañía flamenca, pero no se atrevía, prefiriendo enrolarse como una más. Lo que no fue obstáculo para que se reconociera su gran categoría, la fuerza que emanaba de su voz y de su baile.

Con ese carácter discreto se comprende que no se supiera nada de su vida íntima. Lo único que hemos averiguado es que era madre de una hija. Ni siquiera, con la urgencia de escribir estas líneas tras conocer su óbito, pudimos obtener más detalles familiares. En los escritos a la hora de la muerte de La Susi en distintos medios precisamente no aparecen datos acerca de si estuvo o no casada y con quién. Descubrimos por nuestra cuenta un nombre Diego, pero sin que, como decimos, pudiéramos asegurar que llegaran a celebrar una boda gitana, y contrastarlo para completar este rápido bosquejo sobre la gran figura flamenca que nos ha dejado.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios