Menú

Los restos de Fandiño serán trasladados al tanatorio de Amurrio (Álava)

Posteriormente será incinerado en su localidad natal, Orduña (Vizcaya).

0
Posteriormente será incinerado en su localidad natal, Orduña (Vizcaya).
Imagen de archivo de Iván Fandiño | EFE

Los restos mortales del torero Iván Fandiño van a ser trasladados a lo largo del día de hoy al tanatorio de Amurrio (Álava), donde será velado, para posteriormente ser incinerado en su localidad natal, Orduña (Vizcaya), han informado hoy a Efe fuentes de la familia.

Sus compañeros de cuadrilla y su apoderado, Néstor García, han pasado toda la noche en una salita que les han habilitado en el Hospital Layné de Mont de Marsan.

De madrugada llegaron los padres del torero, Paco y Txaro, y a primera hora de esta mañana lo hizo su esposa, la ecuatoriana Cayetana García Barona, con quien Fandiño se casó en 2014. Ambos eran padres de una niña llamada Mara, y que aún no ha cumplido los dos años. Cayetana es la hija del ganadero de reses bravas Luis Fernando García, dueño del hierro de Campo Bravo.

Desde esta mañana la familia está arreglando los papeles para hacer traslado del cuerpo sin vida de Fandiño al tanatorio de Amurrio, donde se instalará el velatorio, y será incinerado, "posiblemente mañana", en su Orduña natal.

Iván Fandiño, de 36 años, falleció ayer en la ciudad francesa de Aire Sur L'Adour a consecuencia de una gravísima cornada inferida por un toro de Baltasar Ibán, de nombre Provechito, número 53, negro de capa y nacido en marzo de 2013, que lo corneó en el costado derecho después de perder pie a la hora de instrumentar un quite por chicuelinas.

El torero ya entró "crítico" a la enfermería de la plaza, donde lo estabilizaron en un primer momento aunque acabaría falleciendo en el trayecto de 33 kilómetros en ambulancia al Hospital Layné de Mont de Marsan de un segundo paro cardiaco tras presentar "destrozos irreparables" en órganos vitales como hígado, riñón y pulmones.

La muerte de Iván Fandiño es la segunda de un torero español en lo que va de siglo después de la de Víctor Barrio, justo ahora que se va cumplir un año del trágico suceso en la plaza de toros de Teruel.

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios