Menú

'El Fandi' advierte del error de haber "descuidado" al espectador de las corridas de toros

El matador de toros David Fandila el Fandi contó en esRadio cómo vivió los meses de confinamiento y habló de la incierta temporada de 2021.

0
Es Toros: Con El Fandi, Daniel Luque y el ganadero de Montalvo Es Toros

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El matador de toros David Fandila el Fandi contó en esRadio cómo vivió los meses de confinamiento y habló de la incierta temporada de 2021.
'El Fandi' poniendo banderillas en Las Ventas. | Cordon Press

La temporada taurina de 2021 sigue siendo una incógnita. En situaciones normales a estas alturas del año ya se habrían celebrado los primeros festejos y estarían anunciados los carteles de las ferias más madrugadoras como Olivenza, Castellón y Valencia. Sin embargo, la incertidumbre en la que vivimos desde hace un año por la crisis del coronavirus no termina de despejar el camino hacia la normalidad. Las CCAA tienen en su mano la posibilidad de permitir los festejos dependiendo de la situación sanitaria. Una auténtica incógnita cuando estamos terminando el mes de febrero.

el-fandi-brindando-toros.jpg
'El Fandi' brindando un toro

Mientras tanto, los profesionales del sector siguen preparando la temporada como si se fueran a anunciar en un festejo el próximo domingo. Algunos de ellos llevan así desde octubre de 2019 ya que no han podido ejercer su profesión en los pocos festejos que se celebraron durante 2020. Uno de los toreros que pudo torear la pasada temporada es David Fandila el Fandi. El torero granadino estuvo en el programa Es Toros de esRadio y comentó cómo afronta esta incierta temporada que no termina de arrancar.

El Fandi recordó que el confinamiento "vino todo en un momento muy malo porque estábamos en pie de guerra" a punto de iniciar las primeras grandes ferias. Cree que en estas "circunstancias" hay que "agarrarse a lo positivo y lo bueno". En su caso había que "pensar en lo que tenemos a nuestro alrededor fuera del toro" y en estos meses encerrados en casa y sin posibilidad de desplazamiento a él le vino "bien". Fandila contó que, además de casarse el verano pasado, durante 2020 pudo estar "en casa y en el campo" donde "hacía tiempo que no pasaba tanto tiempo".

El torero granadino es más optimista de cara a esta temporada. Dijo que "todo pinta mejor aunque no todo lo bien que nos gustaría". Él la afronta "con más ilusión, más ganas y deseando que las cosas se enderecen un poquito". Como muchos toreros no quiere "preguntar demasiado" hasta que "las cosas no estén cerradas" porque "te llevas muchos chascos y no compensa". David Fandila sabe que el sector "se está moviendo" y que "se quieren hacer cosas" y fija el comienzo de la normalidad "de junio para adelante" por la vacunación "más masiva a partir de marzo según el Gobierno". El matador de toros espera que toda esta situación "pase", que "todo empiece a navegar y que nos dejen vivir". "Tampoco pedimos tanto", apuntó.

Cuidar al espectador de las corridas de toros

El Fandi es uno de los toreros más conocidos y es muy consciente de cómo hay que dar al público de las corridas de toros lo que pide. Contó que uno de sus lemas es que "con el trabajo que cuesta que vengan a la plaza por lo menos que se queden con ganas de volver".

En este sentido, el torero granadino argumentó que "el taurino siempre va a ser taurino, más aficionado a un torero o a un encaste u otro. El problema es que tenemos un poquito descuidado a ese punto intermedio de los que no saben que son". El Fandi explicó que "hay mucha gente que se aficiona, que no va a ser un gran aficionado de ver treinta corridas al año, pero, a lo mejor, ve diez y lleva a su hijo. Esa gente es la que deberíamos de trabajarnos un poquito más. No al aficionado o al antitaurino, que son misión perdida, sino a la inmensa mayoría que hay en medio".

Sobre la importancia de contar lo que sucede en un mundo ya de por sí hermético señaló que "en los últimos diez años nos hemos abierto un poco más a la comunicación y a enseñar el toreo desde dentro". Cree que "tenía que haber sido desde hace veinte. Se empezó tarde pero se ha empezado, se están haciendo cosas y lo que hace falta es que todos seamos conscientes de donde estamos para que el camino que queramos recorrer de aquí en adelante sea en ascenso".

La exigencia de la de Madrid

David Fandila el Fandi también contó lo que para él es "la necesidad de cortar orejas". Explicó que "en muchas ocasiones lo que me ha mantenido dentro de un circuito ha sido mantener mi posición día a día". "Creo que siempre he ido picoteando orejas muy muy importantes para mí porque no han sido fáciles", indicó.

El torero sacó pecho por sus actuaciones, especialmente en "el circuito de segunda y tercera" que ha "defendido todos los años" y que "ahí están los números y las estadísticas". David Fandila remarcó que siempre ha tenido "claro" cuál era su "misión, lo que tenía que hacer y, sobre todo dar a la gente lo que esperaba".

Sobre su relación con Madrid y su afición recordó: "Madrid siempre me ha tratado bien. Nunca me he sentido maltratado por la afición de Madrid". "Lógicamente, la exigencia de esa plaza y esa afición se nota y hay tardes que consiguen sacarte de tu misión y de tu sitio. Todos somos personas y hay veces que te pueden muchas circunstancias", dijo.

el-fandi-banderillas-madrid.jpg
'El Fandi' poniendo banderillas en Las Ventas

Cree que "lo único es que me ha faltado es cuajar a ese toro rotundo que me encantaría y que todavía tengo en mente". El Fandi recordó su última actuación en Las Ventas en la Corrida de la Prensa de 2019 con el toro Zahareño de Santiago Domecq. Dijo que "la tarde del año pasado sin cortar orejas fue muy importante para mi tanto moral como profesionalmente". El torero señaló: "Para el aficionado fue una tarde bonita. Se puso al toro tres veces al caballo y se le hicieron tres quites… la pena es que el toro no hubiera aguantado dos tanditas más pero ya hubiera sido demasiado pedirle. Se quedó en el recuerdo".

Contó que "hace tres años me quitaron una oreja que pidió toda la plaza con rotundidad". El Fandi dijo: "Sé como es Madrid, sé que me quedan muchas cosas por hacer en Madrid pero bueno, hay otras plazas de primera como Valencia, que es en una en las que me siento más a gusto, o Sevilla, donde llevo unos años en los que me siento súper respaldado por una afición que me trata con un cariño increíble". "No me gustaría decir que en las plazas de primera me siento maltratado sino todo lo contrario. Cada una con su personalidad. Lo importante es que queremos seguir mejorando y seguir ofreciendo lo que esperan que podemos dar y ojalá que sigamos así unos cuantos años", añadió.

Para rematar esta cuestión El Fandi explicó que "por suerte o por desgracia a ciertos toreros que dependen mucho de las orejas, y más de ciertas orejas en ciertas plazas, hay presidentes que no le dan importancia y se creen que no pasa nada por quitarte una oreja o no dártela habiendo mayoría". Para el matador de toros "de cara a una trayectoria, a una estadística o para defender una temporada y entrar en ciertos carteles, como puede ser mi caso, pues una oreja arriba o abajo en estos sitios es importante".

El genio Matilla

David Fandila cuenta con unos apoderados de excepción, la Casa Matilla. En el mundo del toro son reconocidos por tocar todos los palos: empresarios, ganaderos, apoderados y por su influencia a la hora de poder confeccionar los carteles y las ferias. "Eso es lo que piensa todo el mundo" dijo el torero sobre esa capacidad que tienen sus apoderados con los toreros que tienen en cartera.

fandi-afarolado-toros.jpg
Una larga cambiada de 'El Fandi'

"Estoy encantado porque he encontrado a la persona que más rentabilidad le puede sacar a las orejas que cortan sus toreros", señaló El Fandi que cree que "la misión de un apoderado es dar menos lecciones y defender más la postura de sus toreros". En este sentido remarcó que lo que importa es "el sitio, el cartel y la ganadería" y no tanto "el dinero" y que para ese tipo de negocios "Toño Matilla es un genio". Es "una persona que vive veinticuatro horas para el toro y que lo único que me dice es: tú sigue cortando orejas que yo me encargo de esto", dijo el torero.

La reapertura del Coliseo Balear

El 9 de agosto de 2019 volvieron los toros a Palma de Mallorca después del intento de prohibición de la izquierda que gobierna actualmente en Baleares. La corrida de Virgen María y Juan Pedro Domecq, cuatro toros cada ganadería, contó con Morante de la Puebla, el Juli, el Fandi, que sustituyó a Roca Rey, y José María Manzanares.

El Fandi fue el triunfador de esta jornada y recordó "la importancia de volver, la cantidad de gente que fue y las ganas de toros que tenían". Para el torero granadino "fue algo increíble" porque "el ambiente y las ganas de toros fueron buenísimos". Cree que esa corrida sirvió para "defender una vez más una de las partes que nos querían arrancar".

En Cultura

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD