Menú

La "central lechera" se apunta a la cacería contra Mourinho

La presión sobre Florentino es absoluta. No hay un solo periódico, ni de información general ni deportivo, que rompa una lanza a favor de Mourinho.

0
La presión sobre Florentino es absoluta. No hay un solo periódico, ni de información general ni deportivo, que rompa una lanza a favor de Mourinho.

La bronca del final del clásico amenaza con provocar una crisis institucional en el Real Madrid. Hasta la prensa que Josep Guardiola calificó como la "central lechera", sin que semejante calificativo ni otros parecidos hayan mermado su fama de gentleman, censura el comportamiento del técnico portugués. Nada se dice, sin embargo, de los frecuentes cánticos que ha de soportar el entrenador en los campos de fútbol de media España, el "Mourinho muérete" que ayer mismo y sin que viniera a cuento entonó una parte de la afición del Atlético de Madrid en su partido con el Vitoria Guimaraes.

Tampoco se cuenta nada de las expresiones de manifiesta hostilidad que sufre el manager del Real Madrid, a quien un grupo de aficionados que se identificaban con el Deportivo de La Coruña intentó agredir en un aeropuerto. Ni, por supuesto, se tiene en cuenta que en el penúltimo episodio de la guerra entre el Madrid y el Barça, tanto el entrenador del Arsenal, Arsène Wegner, como el del Manchester United, Alex Ferguson, salieron en defensa del portugués hartos, según dijeron, de la prepotencia del Barça y de los frecuentes favores arbitrales que recibe, incluso en Europa. En el caso de Wegner, el mister francés respiraba por la herida de Cesc, quien era constantemente tentado y descentrado por el Barça.

Ahora, las imágenes del 'dedazo' de Mourinho se han erigido en una prueba de la supuesta "maldad intrínseca" del portugués, a quien hasta Piqué (el mismo que se choteó de los jugadores del Real Madrid y los calificó de "españolitos" la temporada pasada) se permite acusar de ser el culpable de todos los males del fútbol nacional. Y es que en el caso de "Mou", tanto da que no hable antes de un partido para evitar sobrecalentamientos como que sí. Todos los palos de la prensa se dirigen contra él, sometido a un escrutinio radical hasta de sus más leves gestos.

La presión mediática sobre Florentino Pérez es absoluta, sin matices. No hay un solo periódico, ni de información general ni deportivo, que rompa una lanza a favor de Mourinho. Al contrario, exigen a Florentino que ponga coto al portugués e incluso que prescinda de sus servicios y recupere el estilo Valdano, en un giro al que no sólo se apuntan los medios de Prisa, tradicionalmente críticos con Mourinho por el peso del ex jugador, ex entrenador y ex directivo argentino del Madrid.

De momento, tanto Mourinho como Pérez guardan silencio, a la espera de que las aguas vuelvan a su cauce y confortados por el apoyo casi masivo de la afición blanca.

En Deportes

    0
    comentarios
    Acceda a los 33 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD