Menú

Alemania pasa el rodillo sobre Grecia

El subcampeón de Europa, muy superior a su rival en el morboso partido de Gdansk, se medirá en semifinales al vencedor del Inglaterra-Italia.

0
El subcampeón de Europa, muy superior a su rival en el morboso partido de Gdansk, se medirá en semifinales al vencedor del Inglaterra-Italia.
Philip Lahm (d) celebra su gol a Grecia. | EFE

La selección alemana es la segunda semifinalista de la Eurocopa 2012 tras pasar por encima de una floja Grecia. En un partido que trascendió lo meramente futbolístico y ha sido fiel reflejo de la lucha entre la gran potencia económica europea frente a un país ahogado por las deudas, el equipo teutón fue superior en todo momento. Philip Lahm adelantó a la Mannschaft en la primera parte. Aunque Samaras puso el empate provisional tras el descanso, el cuadro heleno acabó hincando la rodilla ante los goles de Khedira, Klose y Marco Reus. Salpingidis, en el último minuto, establecía el definitivo 4-2 al transformar un claro penalti cometido por Boateng.

Ahora Alemania, subcampeona continental tras perder hace cuatro años la final de Viena ante España, se medirá en semifinales al vencedor del duelo que Inglaterra e Italia jugarán el domingo en Kiev. Eso serán palabras mayores, porque la selección griega dio muchas facilidades a los alemanes en el maltrecho césped del Arena Gdansk.

El partido comenzó con el morbo de la presencia en el palco de la canciller Angela Merkel, vista en Grecia como la bruja mala de Europa. La jefa del Gobierno alemán no había visto hasta ahora en directo a su selección, que ha disputado la primera fase en Ucrania, en señal de protesta por el encarcelamiento de la opositora Yulia Timoshenko.

Pero eso eran otras batallas a las que tanto Joachim Löw como Fernando Santos se mantenían ajenos. El seleccionador alemán revolucionó su once al dejar en el banquillo al goleador Mario Gómez, Thomas Müller y Poldolski para dar entrada a Klose, Reus y André Schürrle. En el cuadro heleno, su técnico portugués dejó fuera a Gekas y dio la oportundidad a la joven promesa Sotiris Ninis. Acabó pesando en Grecia, y mucho, la ausencia del capitán Giorgios Karagounis por sanción, lo que aprovechó Alemania para pasar el rodillo desde el primer minuto.

Movidos al ritmo que imprimió Sami Khedira, los tricampeones del mundo empezaban a asediar la portería defendida por Sifakis. Marco Reus empezó a hacer mucho daño por la banda derecha, por la que Jerome Boateng también se incorporaba en ataque. Mesut Özil, cómo no, bajó al centro del campo para pedir la pelota e iniciar muchas de las jugadas de la Mannschaft, que encerraba al rival en su área y no paraba de crear ocasiones. La primera llegó a los cuatro minutos, cuando Schürrle batió al guardameta de AEK con un remate de cabeza, aunque el árbitro Damir Skomina invalidó el gol por fuera de juego. Lo intentaron después el propio Schürrle, Özil y Khedira, mientras que Miroslav Klose, el eterno goleador nacido en Polonia, también rozó el primero, aunque no llegó por muy poco en el segundo palo al servicio de Reus.

Parecía que el gol iba a llegar en cuestión de minutos, pero se hizo esperar. Después de un tímido aviso de Ninis, que puso a prueba al hasta entones inédito Manuel Neuer, el 1-0 terminaría por subir al marcador al borde del descanso. El tanto, además, tuvo un inesperado protagonista porque lo firmó un defensa. Philip Lahm recibió la pelota en la frontal del área y conectó un formidable zapatazo para colarla junto al palo, sorprendiendo a un Sifakis que tal vez pudo hacer algo más. Era el merecido premio al dominio y asedio alemán frente a una Grecia muy flojita.

La alegría dura poco en casa del pobre

Lo cierto es que los cambios introducidos por Santos tras el descanso –Gekas y Fotakis por Ninis y Tzavellas, respectivamente– dieron bríos renovados a una Grecia que salió con otro talante al césped del Arena Gdansk. De hecho, los helenos empataron el partido en su primera llegada clara a la portería. Salpingidis protagonizó una buena cabalgada por el flanco derecho y puso la pelota rasa al corazón del área, donde apareció Samaras para meter el pie y batir a Neuer. Saltaba la sorpresa.

Pero ya se sabe que la alegría dura poco en casa del pobre. Exactamente seis minutos, que fue el tiempo que tardó Khedira, posiblemente el mejor de los suyos, en volver a poner por delante a Alemania. Fue tras un envío desde la derecha de Boateng. El balón lo cazó el madridista en el área y no se lo pensó para rematar de primeras y sorprender a Sifakis. Fue entonces casi coser y cantar para la Mannschaft, que acto seguido aumentaba su ventaja con los goles de Klose, al rematar de cabeza un córner botado por Özil y aprovecharse de la salida a por uvas del cancerbero, y de Marco Reus, que conectó una formidable volea desde el pico del área tras una gran jugada personal de Mesut.

Grecia estaba completamente entregada y con pie y medio fuera de la Eurocopa. Sin embargo, en una llegada sin aparente peligro y a punto de alcanzarse el final del tiempo reglamentario, sacó petróleo de unas inocentes manos de Boateng dentro del área. Skomina no dudó en señalar el penalti, que Salpingidis transformó tras engañar a la perfección a Neuer. Se cerraba así un partido sin historia, de claro color alemán y con el morbo de que ha trascendido a lo meramente futbolístico.


Ficha técnica

Alemania, 4: Neuer; Boateng, Hummels, Badstuber, Lahm; Khedira, Schweinsteiger; Reus (Götze, m.79), Özil, Schürrle (Müller, m.67); y Klose (Gomez, m.79)
Grecia, 2: Sifakis; Torosidis, Papadopoulos, Papastathopoulos, Tzavellas (Fotakis, m.46), Makos (Liberopoulus, m.71); Katsouranis, Maniatis, Ninis (Gekas, m.46), Salpingidis; y Samaras

Goles: 1-0, m.38: Lahm; 1-1, m.55: Samaras; 2-1, m.61: Khedira; 3-1, m.68: Klose; 4-1, m.73: Reus; 4-2, m.88: Salpingidis, de penalti
Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia). Mostró cartulina amarilla a los griegos Samaras (m.14) y Papasthopoulos (m.75)
Incidencias: Segundo partido de cuartos de final de la Eurocopa 2012 disputado en el Arena Gdansk (Polonia) ante cerca de 39.000 espectadores
. En el palco estuvo la canciller alemana, Angela Merkel

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios