Menú

Andersson regresa a Suecia por "cuestiones familiares"

El defensa sueco Patrik Andersson, de 32 años, está a punto de cerrar un acuerdo con el Barcelona para finiquitar su compromiso con la entidad azulgrana y firmar por el Malmoe de su país. El paso de Andersson por el Barcelona no ha sido tan positivo como él mismo y el propio club esperaban.

L D (EFE) Llegó en el verano de 2001 y en esas dos temporadas y media, apenas ha podido demostrar nada en el club catalán, a causa de las continuas lesiones sufridas.

El retorno de Andersson a su país se debe a una cuestión familiar. Allí se encuentran sus dos hijos (Alexandra y Jasper). "Me voy por ellos, son lo único que me importa", ha dicho el defensa tras medirse con el Celta, un partido que sirvió de homenaje a un "gran jugador", según explicaba Frank Rijkaard. "Sabía que era mi último día. Me llevo este club en el corazón y le estoy muy agradecido a la directiva. Lástima que no ganáramos", ha dicho.

El presidente del Barcelona, Joan Laporta, también elogiaba al defensa. "Es un jugador que ha demostrado la identificación enorme con el club, pero los técnicos nos comentaron que, dentro de la dinámica del equipo, tenía un futuro complicado aquí", explicaba. A Laporta le gustaría que Andersson fuera un ejemplo para los futbolistas del equipo. "Vio que en el Barcelona no iba a tener la progresión que quería y con independencia de cuestiones económicas, ha decidido volver a su país y educar allí personalmente a sus hijos", comenta.

El dirigente del Barcelona asegura que se ha alcanzado un acuerdo verbal y que todo debería resolverse esta misma semana. "Le agradezco públicamente los comentarios elogiosos que ha lanzado. Tendremos un buen recuerdo suyo porque se trata de una persona con gran categoría, tanto humana como futbolísticamente", afirma Laporta.

Trayectoria de Andersson en el Barcelona

Andersson llegó a Barcelona en junio de 2001. Llegó poco después de conquistar la Liga de Campeones con el Bayern de Múnich a costa del Valencia, pero a partir de entonces las cosas se le torcieron. Jugó esa temporada doce encuentros ligueros, su mejor serie con el Barcelona, y se lesionó en febrero de 2002. Andersson, que en sus doce años como profesional no había sufrido lesión alguna, sufrió una rotura del ligamento lateral interno de la rodilla izquierda que le mantuvo de baja durante más de dos meses.

Una vez recuperado y ya entrenando con la selección sueca para competir en el Mundial de Japón y Corea del Sur, Andersson volvió a lesionarse. Esta vez fue una rotura completa del tendón del recto anterior de la pierna izquierda, que le mantuvo inactivo hasta octubre de 2002. Volvió a vestirse la camiseta del Barcelona en febrero de 2003. Fue en un amistoso ante el Cádiz. Desde entonces, apenas ha tenido presencia en las alineaciones. Esta temporada había sido alineado en seis partidos (4 de Liga, 1 de UEFA y 1 de Copa), el último ante el Celta.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios