Menú

El Panathinaikos seca a Llull y tumba a un impreciso Real Madrid (88-82)

Los de Laso pagaron caro las numerosas pérdidas de balón. 

0
Los de Laso pagaron caro las numerosas pérdidas de balón. 
Llull no brillo como de costumbre | EFE

Las dieciséis pérdidas que acumuló en su visita al Panathinaikos y los errores finales le costaron al Real Madrid la séptima derrota (88-82) de la fase regular de la Euroliga y le impidieron certificar, de momento, su clasificación entre los cuatro primeros que otorga la ventaja de campo en cuartos de final.

A pesar del buen partido de Anthony Randolph y Othello Hunter, que aportaron puntos y rebotes a un intermitente equipo visitante, los hombres de Pablo Laso acabaron pagando caros sus errores y sucumbiendo ante un rival más necesitado, que tuvo en Chris Singleton a su mejor hombre, con 21 puntos, 9 rebotes y 23 de valoración.

Tras un comienzo marcado por varias pérdidas en ataque consecutivas y dos minutos de sequía anotadora, el mexicano Gustavo Ayón empezó a aportar los primeros puntos de un Real Madrid al que le costó entrar en juego y que se vio rápidamente seis abajo gracias a la conexión ofensiva entre Nick Calathes y James Gist.

El partido transcurría bajo el dominio heleno hasta que cinco puntos seguidos de Sergio Llull pusieron por delante por primera vez a los de Pablo Laso a los siete minutos (13-14), aunque el primer cuarto llegó a su fin con ligera ventaja para los locales y el protagonismo de Anthony Randolph en el ataque blanco (21-19).

La entrada de Mike James aportó puntos y velocidad a los hombres de Xavi Pascual, que empezaron a abrir brecha en el marcador hasta que un parcial de 7-0 a favor del Real Madrid devolvió la igualdad al choque en el minuto 13.

El Panathinaikos intentaba despegarse por mediación de KC Rivers, pero el campeón español volvía a la carga y otro 7-0 en unos buenos minutos de Othello Hunter y su mayor dominio en el rebote le volvió a poner por delante a 2.40 para el descanso, lo que obligó a Xavi Pascual a pedir tiempo muerto para reactivar a sus hombres, que lograron irse a los vestuarios con una ligera ventaja (43-41).

De nuevo salieron mejor a la pista los griegos, liderados en ataque por Rivers, aunque no lograban despegarse ante un rival que seguía haciendo la goma en el marcador y se mantenía al acecho gracias a su dominio en el rebote ofensivo, que compensaba sus errores en el tiro en esa fase del partido.

Con un Randolph enorme, que anotaba y dominaba bajo los aros, el Real Madrid volvía a la carga en cuanto se lo proponía y logró terminar el tercer cuarto mejor que un Panathinaikos falto de ideas que, no obstante, logró igualar a 58 sobre la bocina gracias a un triple de James Feldeine.

Los últimos diez minutos mantuvieron las alternativas en el marcador durante muchos minutos, con ambos equipos lanzados a por la victoria y sin un dominador claro sobre el parqué, hasta que la acumulación de pérdidas en las filas blancas empezó a dar alas a los locales.

A tres minutos del final, Mike James logró la máxima diferencia de la noche (75-69). El Real Madrid volvió a la carga y Doncic tuvo un tiro para empatar a 76 segundos, aunque lo falló y el base estadounidense volvió a castigar en la siguiente jugada con un triple que dejó sentenciado el choque.

Aunque lo intentó hasta el final, el Real Madrid sumó su séptima derrota en la máxima continental y dio alas a un rival que venía de perder sus dos últimos compromisos y se mantiene entre los ocho primeros, con bastantes opciones de clasificarse para cuartos de final.

Ficha técnica:

Panathinaikos, 88 (21+22+15+30):Calathes (5), Rivers (13), Nichols (2), Gist (11) y Singleton (21) -cinco inicial- Fotsis (-), Pappas (4), Bourousis (2), James (14), Feldeine (14) y Gabriel (2)

Real Madrid, 82 (19+22+17+24): Llull (10), Maciulis (-), Taylor (7), Randolph (13) y Ayón (12) -quinteto titular-, Doncic (10), Hunter (10), Rudy Fernández (8), Reyes (2), Carroll (6) y Thompkins (4).

Árbitros: Ilija Belosevic (SER), Matej Boltauzer (SLO) y Amit Balak (ISR). Sin eliminados.

Incidencias:partido de la vigésima sexta jornada de la fase regular de la Euroliga disputado en el Olympic Sports Center de Atenas ante unos 16.800 espectadores.

En Deportes

    0
    comentarios