Menú

El Real Madrid despide 2018 ganando al Baskonia

Con esta victoria, el equipo de Pablo Laso rompió el empate a diez triunfos que mantenía con su rival en la segunda plaza.

LD / Efe
0
Pablo Laso, técnico blanco. | EFE

El Real Madrid impuso su ley ante el Kirolbet Baskonia, al que superó por 74-91, en un partido en el que fue muy superior desde los primeros minutos de un choque y no dio opción a un rival que no encontró la inspiración necesaria para competir.

Con esta victoria, el equipo de Pablo Laso rompió el empate a diez triunfos que mantenía con su rival en la segunda plaza de la tabla clasificatoria y que deja ahora al conjunto blanco como principal perseguidor al liderato que ostenta el Barcelona.

Los blancos marcaron distancias en un primer cuarto arrollador en el que rozaron la perfección y consiguieron una distancia superior a los diez puntos, insalvable para los locales que tuvieron un día aciago desde el lanzamiento exterior.

Además de la mala noticia de la derrota, los azulgranas perdieron al georgiano Tornike Shengelia por una lesión en la rodilla, tras un encontronazo con el argentino Facundo Campazzo.

El base brasileño Marcelinho Huertas, con 21 puntos de valoración, no encontró compañeros en este partido en el que siete jugadores del Real Madrid sumaron más de diez puntos de valoración, con el liderazgo de Facundo Campazzo, que firmó 26.

Las solitarias siete asistencias del Baskonia y los seis triples anotados de veinte intentos, fueron una losa demasiado pesada para los vascos.

El choque comenzó con un ritmo alto de anotación para los dos conjuntos en los que destacaron en este aspecto el francés Fabian Causeur y el brasileño Marcelinho Huertas.

El Real Madrid abrió la primera brecha importante de ocho puntos, 12-20, porque fue el equipo que antes logró ajustar la defensa, gracias a la intimidación que ejercía el caboverdiano Walter Tavares.

Los blancos superaban a los azulgranas en el uno contra uno, lograban tiros liberados y aumentaron el parcial hasta el 2-13 para colocar un 12-26 al finalizar el primer acto.

El Baskonia no encontraba el antídoto para superar la defensa del equipo de Pablo Laso que continuaba ampliando el hueco en el marcador en el arranque de un segundo capítulo que no varió mucho del final del primero y la distancia se fue hasta el 13-31 (min. 13).

Los locales comenzaron a crecer a partir del acierto del argentino Luca Vildoza, uno de los pocos inspirados en ataque, y consiguieron bajar la distancia hasta los ocho puntos, 25-33 (min. 15) con un parcial de 12-2.

Siete puntos seguidos de Rudy y el regreso a la pista del argentino Facundo Campazzo espolearon a los madridistas, que aguantaron las embestidas de los vascos, quienes sumaron desde el tiro libre para situar la desventaja en doce puntos al descanso, 35-47.

El Real Madrid comenzó la segunda parte con las ideas más claras, hasta que un falta antideportiva de Facundo Campazzo sobre Tornike Shengelia, que acabó con el georgiano en el vestuario por un golpe en la rodilla, dio paso a un parcial de 7-0 que abrió un claro en la oscuridad ofensiva de los azulgranas.

Pero los blancos sacaron la cabeza con la inspiración de un casi inmaculado Santi Yusta desde el triple y un imparable Walter Tavares, que mandó al banco al francés Vincent Poirier, cargado de faltas personales.

La diferencia marcó un nuevo máximo con un 46-70 (min. 29), con un Baskonia sobre la lona, que no lograba circular el balón y era incapaz de anotar con fluidez, mientras el Real Madrid sumaba con comodidad en sus ataques para propinar un 2-18 a su rival.

La brecha era insalvable para el Baskonia al finalizar el tercer cuarto, con un amplio 48-74, que abría el camino de la victoria al Real Madrid.

El Kirolbet tiró de orgullo en el capítulo final y con un 8-0 situó la diferencia por debajo de los 20 puntos, pero los madrileños no se deshicieron y acabaron el duelo con un cómoda victoria, 74-91.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco