Menú

Barcelona y Real Madrid jugarán la final de la Supercopa Endesa

El conjunto azulgrana llega a la final tras eliminar al Baskonia mientras que los de Laso se impusieron al Iberostar Tenerife por 79-92.

0
El conjunto azulgrana llega a la final tras eliminar al Baskonia mientras que los de Laso se impusieron al Iberostar Tenerife por 79-92.
Abrines dinamita el partido entre Barça y Baskonia. | Europa Press

El Barça jugará la final de la Supercopa Endesa después de haber derrotado este sábado al TD Systems Baskonia (68-72) gracias a la magnífica reacción de Álex Abrines cuando el duelo estaba más igualado, apoyado por los puntos de Nikola Mirotic, también decisivo en este nuevo equipo de Saras Jasikevicius.

El conjunto culé no tuvo el mejor comienzo del curso, pero fue entonándose con el paso de los minutos en la puesta de largo para el basket nacional tras la pandemia. Al final consiguió una victoria que servirá de aprendizaje para el futuro del equipo de la Ciudad Condal.

Los catalanes ajustaron su capacidad defensiva, mejoraron en el rebote y pronto generaron sus primeras ventajas en el electrónico. Los blaugranas llegaron a conseguir 15 puntos de renta en el tercer cuarto gracias a la inspiración de un Abrines imparable (48-62).

El ex de la NBA anotó 19 puntos y capturó cinco rebotes, aunque el Baskonia no se rindió y volvió a enchufarse al partido con un parcial sensacional liderado por Vildoza. El 66-71 devolvió la igualdad y obligó al Barça a retomar la concentración para no complicarse la vida en los últimos minutos del encuentro.

Los de Dusko Ivanovic no fueron constantes porque su gran reacción se esfumó en el momento más importante del partido. Henry les acercó, pero también desperdició la última oportunidad para acariciar la prórroga. Un gran tapón de Brandon Davies cerró el envite y dejó sin historia la primera semifinal de la Supercopa. El Barça volverá a pelear por un título que no levanta desde 2015.

Habrá Clásico en la final

El Real Madrid disputará la final de la Supercopa Endesa frente al Barça después de haber derrotado al Iberostar Tenerife (79-92) en la segunda semifinal de la competición que abre la temporada en el basket nacional, gracias a una sobresaliente segunda mitad en la que apareció la inspiración de un soberbio Rudy Fernández (18 puntos).

El actual campeón del torneo no dio pie al error en un partido irregular, pero con la esencia del conjunto dirigido por Pablo Laso. Rápidas transiciones, juego fluido y lanzamientos desde el perímetro sin pasar por el coladero. Este sábado, Rudy Fernández estampó su firma en cinco de ellos para dar el estirón definitivo en el marcador y evitar sustos en el último cuarto.

Las ventajas siempre fueron de los merengues, aunque el cuadro dirigido por Txus Vidorreta no se fue del choque gracias al empeño de Huertas y Fitipaldo, con 17 y 15 unidades, respectivamente. Del 18-23, al 29-37, pero nunca con la sensación de que el Real Madrid tenía ganado el envite y ya sólo pensaba en el Barça, ganador de la primera semifinal ante el Baskonia.

El Real Madrid tuvo que ponerse el mono de trabajo para apartar del todo a los canarios, anfitriones de la Supercopa Endesa. Apareció Rudy, pero también un Randolph sensacional por el que no pasan los años, y un Tavares intimidatorio bajo los aros. Alocén puso la guinda al triunfo de un Madrid que, según su entrenador, cometió "multitud" de fallos, algo comprensible por ser la primera empresa de la temporada.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios