Menú

Agónico triunfo del Real Madrid ante el Asvel en la Euroliga (71-74)

Los blancos se enchufan a tiempo gracias a la garra de Garuba y los triples salvadores de Abalde. Quedan tres partidos vitales por delante.

0
Los blancos se enchufan a tiempo gracias a la garra de Garuba y los triples salvadores de Abalde. Quedan tres partidos vitales por delante.
Trey Thompkins, en acción ante el Asvel. | Cordon Press

El Real Madrid ha superado (71-74) al Asvel Villerbaune en la jornada 31 de la Euroliga, un choque vital para los blancos, sufrido hasta el último segundo, sacado adelante con la garra de Garuba y los triples salvadores de Abalde, para acercar el pase blanco a los playoffs con tres partidos por delante (Anadolu Efes y Olympiacos en casa y Fenerbahce a domicilio).

Los de Pablo Laso dieron un paso adelante en el tercer cuarto con esa lucha de Garuba y se quedaron un final de suspense, donde Kahudi y Cole tuvieron el triple para forzar al menos la prórroga. Después de tres derrotas en cuatro partidos, el Madrid da un paso de gigante en el objetivo de asegurar el Top 8 (18-13), pasando la presión por detrás a Zenit, Baskonia y Zalgiris, ya que el Valencia Basket (17-14) también cumplió este jueves ante el Bayern.

Como no podía ser de otra manera, al Madrid le tocó sufrir. El Asvel, un equipo sin opciones pero que da guerra cada semana sin importar el rival, vendió muy cara su piel. Los de Laso empezaron bien pero su ritmo y alegría en ataque se paró en la transición del primer al segundo cuarto (26-20). Ahí tomó los mandos el cuadro galo y el Madrid se mantuvo con los chispazos de Abalde.

Eso necesitaba el cuadro blanco, arreones de orgullo y calidad para mantener la fe en el encuentro. El Asvel penalizó los errores, muchos en ambos equipos, hasta un 32-25 que encendió a Laso. Las armas locales funcionaron mejor en un primer tiempo de bajo acierto, donde Laprovittola y Garuba cumplían para los blancos. Fall y Yabusele eclipsaron a Tavares y Diot y Lighty anotaron.

El gigante de Cabo Verde estuvo condicionado por las faltas pero lo cierto es que Garuba valió por los dos. El joven canterano se multiplicó en el tercer cuarto, el que enseñó el camino al Madrid. Los de Laso recuperaron ese ritmo inicial y, con la chispa esta vez de Carroll, volvieron a creer. El de Wyoming, como viene siendo habitual, apareció en el parqué a 15 minutos del final.

Los cinco puntos seguidos del artillero desmelenaron a un Garuba intenso en cada acción y también Laprovittola y Deck se enchufaron (48-53). El diez veces campeón de Europa agarró la sartén por el mango, pero faltaban cabos sueltos. El más largo era el de Cole, un anotador compulsivo que pasó a pedir todos los balones.

El efecto Carroll perdió fuelle pero de nuevo la llama la encendía Abalde con dos triples decisivos. A un minuto del final (63-69) el Asvel aún demostró ser ese equipo peleón hasta el último segundo y Diot y Yabusele llevaron el desenlace a un largo goteo de tiros libres y un gran susto final, donde el Madrid aseguró billete y medio a los cuartos de final que dan acceso a la Final Four.

En Deportes

    0
    comentarios