Menú

Champions League

El Real Madrid saca a relucir su ADN ante un Sporting que rozó la sorpresa (2-1)

Bruno César adelantó al Sporting, pero Cristiano empató de falta en el minuto 88 y Morata hizo posible la remontada en el 94.

0
El Real Madrid saca a relucir su ADN ante un Sporting que rozó la sorpresa (2-1)
Cristiano ante sus ex | EFE

Prohibido dar por muerto al Real Madrid. Da igual que haga un mal partido o sencillamente horroroso, como esta noche ante el Sporting de Lisboa en el inicio de la defensa de la corona europea. Porque los blancos jamás se rinden. Nunca tiran la toalla. Hasta el pitido final. Y en esta ocasión volvieron a demostrarlo en un partido, ante un Santiago Bernabéu que registró muy buena entrada (cerca de 77.000 espectadores, entre ellos unos 4.000 animosos seguidores portugueses), que el campeón tuvo siempre muy cuesta arriba.

Tras una primera parte espantosa, sin haber inquietado la portería de Rui Patricio, los de Zinedine Zidane se vieron por detrás en el marcador a la vuelta de vestuarios con el gol de Bruno César. Tuvieron que pasar muchos minutos para que el Madrid despertara. Y lo hizo. Al fin. Los blancos reaccionaron en la recta final para empatar primero el partido, con el gol de Cristiano Ronaldo de falta -no lo celebró el 7 blanco por su pasado en el Sporting, el equipo que le permitió aterrizar en la élite-, y luego hacer posible la remontada, en el 94, al cabecear Morata a la red un centro de James.

Tres puntos al zurrón, que es lo que cuenta. Da igual cómo se hayan logrado porque lo importante es ganar en este grupo F en el que los blancos se jugarán el pase a octavos con el Sporting y un Borussia Dortmund que, en el otro encuentro, ha pasado por encima de la cenicienta Legia Varsovia (0-6).

Volvió la BBC

La noche presentaba todos los ingredientes para que fuera una fiesta: estreno del campeón y regreso de la BBC, después de que Cristiano, Bale y Benzema hubieran jugado juntos por última vez en la pasada final de San Siro ante el Atlético. Los blancos, que venían de golear a Osasuna (5-2), recibían al líder de la Liga portuguesa, un Sporting que hasta ahora lo había ganado todo en este inicio de temporada, incluyendo un triunfo contra el Oporto de Iker Casillas (2-1).

Pero el conjunto de Jorge Jesús dio bastante más guerra de la esperada. Se convirtió en un auténtico dolor de cabeza y en esa faceta destacó el joven caboverdiano Gelson Martins, que no paraba de moverse arriba y en más de una ocasión retrató a la defensa blanca. A los leones no les importó darle la pelota a un Madrid que, además de la BBC, también contó con el regreso al once de Casemiro y Marcelo, después de haberse quedado ambos fuera de la lista ante Osasuna. Muy cómodo el Sporting a la contra ante un equipo, el de Zidane, donde no había fútbol, ni velocidad, ni movilidad. Nada de nada. Como muestra, un botón: a Modric y Kroos apenas se les vio y quien sí aparecía, en labores oscuras de destrucción, fue Casemiro. Una vez más, el brasileño se veía obligado a ir al límite para frenar el juego rival.

Un potente disparo lejano de Cristiano, bien desviado por Rui Patricio, fue el escasísimo bagaje ofensivo del Real Madrid en una primera parte para el olvido. En cambio, las ocasiones fueron portuguesas. Gelson tuvo dos, entre ellas un peligrosísimo centro que se paseó por delante de la portería de Kiko Casilla, mientras que Bruno César lo intentaba al inicio del encuentro con un disparo que llevaba toda la intención del mundo y que salió fuera por centímetros.

Salta la banca en el Bernabéu...

Había que ponerse las pilas tras el descanso. Zidane y el Madrid estaban avisados. Pero nada más lejos de la realidad. Los blancos salieron dormidos y el Sporting lo aprovechó para ponerse por delante en el marcador. Fue precisamente Bruno César quien firmó el 0-1 a los 47 minutos. Tras un error en la zaga blanca, el 11 del Sporting se llevó la pelota a trompicones ante Sergio Ramos y, aprovechándose del despiste defensivo de Marcelo, no perdonó ante Casilla, batiéndole con un disparo raso y ajustado al palo.

Lo que era un runrún en la grada se acabaría convirtiendo en música de viento. El Madrid seguía sin disparar a puerta y su afición se lo hizo saber. No tardarían en escucharse los primeros pitos en el Bernabéu. Arriba, sin noticia alguna de la BBC: a Bale le frenaban constantemente, Benzema no daba pie con bola y Cristiano se desesperaba una y otra vez, como en un posible penalti que reclamó sin éxito. En el otro bando, el holandés Bas Dost, el fichaje estrella del Sporting para esta temporada, poco a poco empezaba a asomar. Pintaban bastos en el Bernabéu.

Zidane movió ficha, dando entrada a Morata y Lucas Vázquez por Benzema y Bale. Cambios previsibles a los que se unió, minutos después, el de James por Kroos. Acertó el técnico galo en las sustituciones mientras su homólogo del Sporting, Jorge Jesús, tenía que ver ya para entonces el partido desde la grada al ser expulsado por sus reiteradas protestas.

... pero hasta el rabo todo es toro

Quedaba un cuarto de hora. Tiempo suficiente para la reacción, pese a que la impresión era de que nada le iba a salir al Madrid. Y más viendo cómo la zaga lusa, liderada por el omnipresente Sebastián Coates, lograba frenar hasta entonces con éxito las escasas y tímidas acometidas blancas. Pero en la recta final se desató el vendaval blanco, que los leones ya no iban a poder contener. Cristiano mandó primero un balón al palo y, acto seguido, Morata vio cómo le anulaban justamente un gol por claro fuera de juego. Carvajal lo intentó después con un gran remate de volea que salió desviado.

Faltaba lo mejor. La remontada. La inició Cristiano en el minuto 88 con un gran gol de falta, colando la pelota por la escuadra pese a que Rui Patricio había llegado a tocarla en su estirada. No celebró el tanto el crack de Madeira. Y ya en el último suspiro, cuando muchos espectadores se habían levantado de sus asientos, llegaba el gol de Morata, rematando de cabeza un centro de James desde la izquierda.

Sufriendo como nunca pero ganando como siempre. Es el ADN del Real Madrid: podrá jugar mejor o peor, pero si hay algo que caracteriza a este equipo es que nunca tira la toalla. No se puede esconder que su partido fue horroroso y que la noche apuntaba a tragedia, pero de lo que no se puede dudar nunca es del pundonor blanco. Otra remontada épica en el Bernabéu. Y las que quedan...


Ficha técnica

Real Madrid, 2: Kiko Casilla; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (James, m.77), Modric; Bale (Lucas Vázquez, m.67), Cristiano Ronaldo y Benzema (Morata, m.67)
Sporting de Gijón, 1: Rui Patricio; Joao Pereira, Coates, Semedo, Marvin Zeegelaar; Gelson (Markovic, m.70), William Carvalho, Adrien Silva (Elías, m.73), Bruno César; Bryan Ruiz (Campbell, m.90) y Bas Dost

Goles: 0-1, m.47: Bruno César; 1-1, m.88: Cristiano Ronaldo; 2-1, m.94: Morata
Árbitro: Paolo Tagliavento (Italia). Mostró tarjeta amarilla a Adrien Silva (m.38), William Carvalho (m.56) y Marvin Zeegelaar (m.65), del Sporting; y a Toni Kroos (m74), del Real Madrid. Expulsó al técnico del Sporting, Jorge Jesús
Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del Grupo F de la Liga de Campeones disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 77.000 espectadores, entre ellos unos 4.000 seguidores del Sporting

Lo más popular

0
comentarios

Servicios