Menú

Champions League

El Real Madrid destroza al Galatasaray con un enorme Rodrygo (6-0)

Espectacular actuación del brasileño anotando su primer hat-trick. El Madrid ya ganaba por 3-0 a los 13 minutos.

0
Espectacular actuación del brasileño anotando su primer hat-trick. El Madrid ya ganaba por 3-0 a los 13 minutos.
Rodrygo celebra uno de sus tres goles al Galatasaray en el Bernabéu. | EFE

Raúl y luego Rodrygo. Son los dos jugadores más jóvenes en haber marcado en la Champions League en toda la historia del Real Madrid. Un dato, quizá premonitorio, del futuro que puede tener el más yogurín de los dos brasileños por los que ha apostado el Madrid en el último año. Rodrygo tiene muchas cualidades pero, sobre todo, genera ilusión, algo que escasea en el Bernabéu desde hace tiempo. Hay un motivo más para ver al Real Madrid.

Quizá hagamos mal al comparar a Rodrygo con Vinicius pero es inevitable. Mientras el segundo sigue en la grada, el primero ya se ha llevado un balón a casa al marcar su primer hat-trick. No importa la edad, porque tiene 18 años, ni tiene que practicar la definición. Rodrygo tiene claridad en los últimos metros, algo muy cotizado. Tiene gol. A su variedad de recursos, al manejar muy bien las dos piernas, hay que sumarle los movimientos interiorizados que tiene tanto de extremo como de delantero. Cada gol es distinto. En el primero se abre hacia fuera para marcar con la izquierda. En el segundo, como un ariete, atacando el espacio para entrar con fuerza para marcar de cabeza. Y el tercero, tras hacer una pared en carrera con Benzema. Es explosivo e imprevisible. Tiene la pausa justa, la definición precisa y la frialdad de un veterano.

Hazard le miraba como pidiendo entre risas que le dejara alguno a los demás. Ahora es tarea del Madrid que siga progresando y no vea las portadas que se va a llevar estos días. El tiempo dirá, pero ahora todo aficionado pagaría más de 45 millones por Rodrygo y alguno dudaría de pagar ese dinero por Vinicius.

El Galatasaray, fulminado en 13 minutos

El partido, como tal, duró 13 minutos. El Galatasaray no opuso resistencia. Ninguna. Menos de un cuarto de hora y ya había marcado dos Rodrygo y otro Ramos de penalti a lo Panenka tras la revisión del VAR en una acción sobre Kroos. Algunos aficionados pedían que lo tirase Hazard, necesitado de confianza, pero no tiene sentido pedirle al mejor lanzador de penaltis de la plantilla que no tire una pena máxima con un 2-0.

Está claro que Zidane ha encontrado el once con el que siente que son más fiables. Es normal que siga apostando por Valverde porque su nivel es tan alto que hasta le quitaría el puesto a su deseado Pogba. Quizá no por preferencia, pero en un mundo justo ahora Valverde es indiscutible. Por la televisión no se ve todo lo que corre sin balón. Es una bestialidad. Se ofrece siempre y cubre las posiciones de Casemiro, Varane y hasta de Courtois si hiciera falta. Hasta quizá haya influido en que haya vuelto el Kroos de las tres Champions. Entre Valverde, Casemiro y, por supuesto, el propio Kroos, pero lo cierto es que el alemán está en un momento ideal. Es el que mueve al equipo.

Por si no fuera suficiente, el cuarto llegó tras un robo y asistencia de Rodrygo para Benzema tras un garrafal error de un Galatasaray que fue una feria en defensa. Mal atrás y peor en ataque. Todavía no han marcado en la Champions y ponen así su granito de arena para que Courtois siga acumulando minutos imbatido. Ya van 440.

Cambios en el banquillo

Zidane, a diferencia del partido ante el Leganés, sí movió más rápido el banquillo. El primer cambio fue obligado. Mendy entró por Marcelo, que sumó dos asistencias antes de irse con su tercera lesión muscular. Casemiro obtendría el ansiado descanso por Modric y Hazard dejaría su sitio a Isco. No marcó el belga, pero pudo ser su mejor partido porque, por fin, se sintió el líder en ataque por mucho que se lleve los titulares Rodrygo. Quizá esté en este cambio la única pega a Zidane. En una fiesta donde todos se están divirtiendo, Hazard quería seguir bailando. Quizá Benzema o Kroos podrían haber dejado la pista que ya acumulan muchos conciertos estelares con la camiseta del Madrid.

El quinto tanto llegó tras un jugada larguísima. Los turcos ni mordían. Isco filtró para la incorporación de Carvajal y el pase de la muerte lo metió Benzema, que luego devolvería el favor a Rodrygo en el descuento para que el brasileño redondease su primera gran noche. Marcó ante Osasuna, también ante el Leganés, pero este partido va a ser especial. Tiene un ángel. Veremos si le dura mucho. De momento sirve para que nadie se acuerde de James o Bale.


Ficha técnica

Real Madrid, 6: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo (Mendy, m.43); Casemiro (Modric, m.60), Kroos, Valverde; Rodrygo, Hazard (Isco, m.68) y Benzema
Galatasaray, 0: Muslera; Mariano Ferreira, Luyindama, Marcao, Nagatomo (Buyuk, m.88); N'Zonzi (Donk, m.46), Seri, Lemina; Feghouli, Babel y Andone (Bayram, m.46)

Goles: 1-0, m.4: Rodrygo; 2-0, m.7: Rodrygo; 3-0, m.14: Ramos, de penalti; 4-0, m.45: Benzema; 5-0, m.81: Benzema; 6-0, m.92: Rodrygo
Árbitro: Felix Zwayer (Alemania). Amonestó a Valverde (m.42), del Real Madrid; y a N'Zonzi (m.13) y Babel (m.57), del Galatasaray
Incidencias: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga de Campeones, grupo A, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 65.492 espectadores

Lo más popular

0
comentarios

Servicios