Menú

Champions League

Bellingham salva el debut del Real Madrid en Champions ante el Union Berlín (1-0)

El debutante Union Berlín, con una gran defensa y un soberbio partido de su portero, estuvo a un tris de dar la sorpresa en el Bernabéu.

El debutante Union Berlín, con una gran defensa y un soberbio partido de su portero, estuvo a un tris de dar la sorpresa en el Bernabéu.
Jude Bellingham celebra su gol al Union Berlín en el Santiago Bernabéu. | EFE

Permítanme ustedes el enésimo guiño -y los que te rondaré, morena- a los Beatles cuando toda hablar de Bellingham: Jude nunca está afraid. No le tiene miedo a nada, ha nacido para jugar en el Real Madrid. Pese a su juventud (20 años), el inglés es un auténtico líder sobre el verde. Pintaban bastos en el Santiago Bernabéu, con la afición temiendo que el equipo sufriera el primer pinchazo de la temporada, cuando Bellingham salió al rescate de los blancos en el minuto 94 para salvar un estreno gris en esta Champions, frente al debutante Union Berlín (1-0).

El tiempo de descuento es la zona Bellingham. Se mueve el británico como pez en el agua cuando los partidos agonizan. A otros les pueden pesar las piernas, pero a Jude no. No fue el debut soñado, desde luego, pero lo importante es que se ha salvado el estreno con los tres primeros puntos en el Grupo C, donde también figuran el Nápoles —el rival más potente— y el Sporting Braga.

Bellingham al margen, el Madrid ofreció dos caras esta noche en el Bernabéu, adonde el equipo llegaba con pleno en Liga (cinco victorias en cinco partidos, con remontadas ante el Getafe y la Real Sociedad incluidas) pero también con la sensación de que la plantilla puede quedarse corta a la hora de pelear los títulos, especialmente teniendo en cuenta las lesiones de larga duración de Courtois y Eder Militao. En la primera parte los de Ancelotti se mostraron muy espesos, sin velocidad y sin encontrar fluidez ante un rocoso Union Berlín, donde su entrenador, Urs Fischer, montó el autobús con un dibujo 5-4-1 y una defensa liderada por Leonardo Bonucci, perro viejo donde los haya curtido en mil batallas.

No aparecían ni Bellingham, ni Joselu, ni Rodrygo, ni Modric, hoy titular en el centro del campo junto a Tchouaméni y Camavinga, relegando al banquillo a Fede Valverde y Toni Kroos —el uruguayo y el alemán entraron en la segunda parte— con vistas al derbi del próximo domingo ante el Atlético en el Cívitas Metropolitano. El conjunto berlinés tenía claro que necesitaba defender el 0-0 con uñas y dientes ante un Madrid que, después de protagonizar un inicio eléctrico, se mostraba cada vez más espeso.

Pero la cosa cambió en la segunda parte y el Madrid empezó a acumular ocasiones nada más volver de vestuarios, como una triple ocasión en menos de un minuto con dos remates de Rodrygo —uno de ellos al palo— y otro de Camavinga desde la frontal. A Modric, que perdía bastantes más balones de lo normal, se le veía fundido y Ancelotti lo acabó sustituyendo.

Joselu también fue protagonista. El delantero internacional sigue empeñado en cerrar la boca a quienes dicen que no sirve para el Real Madrid, acumulando no pocas ocasiones. La más clara, un remate de cabeza que se estrelló en el palo tras desviar lo justo Rönnow. Espectacular partido del meta alemán, que se encargó de frenar al 14 veces campeón de Europa en varias ocasiones, entre ellas en un disparo lejano de Modric que llevaba marchamo de gol.

El partido pedía a gritos la entrada de Fede Valverde y la presencia del uruguayo dio más verticalidad al Madrid. Después de una contra liderada por Becker que no supo culminar, los blancos volvieron a cercar a los alemanes y gozaron de un par de buenas ocasiones, aunque ni Rodrygo ni Bellingham estuvieron finos.

El equipo de Ancelotti fió sus opciones a centros laterales —para ello entró en el campo Fran García— y contragolpes, pero la cosa seguía sin funcionar. Hasta que apareció un Bellingham que, pese al poco tiempo que lleva en España, ya se está echando el equipo a la espalda. Un líder en el campo con sólo 20 años. Incluso cuando no está bien, el inglés parece tocado por la varita: Valverde disparó con dureza desde la frontal, la pelota tocó en dos defensas y Jude, atentísimo, cazó el rechace para mandar la pelota a la red sin oposición, pudiendo derribar así el muro de Berlín en el 94’.

Ganó el Madrid, sí, pero la pregunta es: ¿le da a Ancelotti y los suyos con esta plantilla para pelear por los títulos?


Ficha técnica

Real Madrid, 1: Kepa; Lucas Vázquez, Rüdiger, Nacho (Fran García, m.73), Alaba; Tchouaméni (Fede Valverde, m.66), Camavinga (Kroos, m.66), Modric (Brahim, m.80), Bellingham; Rodrygo y Joselu
Union Berlín, 0: Rönnow; Juranovic, Bonucci (Jaeckel, m.80), Danilho Doekhi, Diogo Leite, Gosens; Tousart (Kemlein, m.83), Kral, Laidouni (Aaronson, m.66); Becker (Fofana, m.80) y Behrens (Volland, m.66)

Gol: 1-0, m.94: Bellingham
Árbitro: Espen Eskas (Noruega). Amonestó a Tchouaméni (m.36), del Real Madrid; y a Tousart (m.1), del Unión Berlín
Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la Liga de Campeones, Grupo C, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 65.207 espectadores

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Hipoteca
  • Libro