Menú

Copa del Rey

La normativa impide a Ramos jugar el primer clásico contra el Barça

Al defensa sevillano aún le queda por cumplir, obligatoriamente en la Copa, uno de los cinco partidos de sanción que le fueron impuestos.

0
Al defensa sevillano aún le queda por cumplir, obligatoriamente en la Copa, uno de los cinco partidos de sanción que le fueron impuestos.
Sergio Ramos, expulsado por Ayza Gámez durante el Real Madrid-Celta. | Cordon Press/Archivo

El partido del próximo miércoles contra el Barcelona en el Santiago Bernabeú, de ida de semifinales de la Copa del Rey, se le complica aún más al Real Madrid. A las bajas de Iker Casillas, Pepe, Ángel Di María y Fabio Coentrao, estos dos últimos expulsados el pasado miércoles en Mestalla ante el Valencia (1-1), se suma la de Sergio Ramos.

El sevillano aún debe cumplir uno de los cinco partidos de castigo que el Comité de Competición le impuso en su día tras la eliminatoria copera frente al Celta de Vigo y posteriormente ratificada por Apelación: cuatro por llamar "sinvergüenza" al árbitro Ayza Gámez y uno por la doble amarilla en el choque de vuelta en el Bernabéu (4-0).

Se trata de un caso cuando menos peculiar el de Ramos, que sí podrá jugar el domingo ante el Getafe en Liga, también en coliseo madridista, pero no tres días después frente a los culés. Y es que, con el reglamento en la mano, el jugador debe cumplir el partido de sanción que le resta, por la doble amarilla ante los vigueses, en la misma competición en la que fue sancionado; es decir, en la Copa del Rey.

"Un caso insólito"

Así lo ha confirmado Gabriel Rodríguez de la Paz, experto en derecho deportivo y coautor del blog Deporte de Ley, en declaraciones a Libertad Digital. Este abogado ha explicado que se trata de "un caso insólito". "No habíamos encontrado una circunstancia igual", añade el letrado para destacar que el "nuevo Comité de Competición está siendo súper estricto con las sanciones de los árbitros porque el año pasado llamar 'sinvergüenza' no era una falta grave: te podían caer dos partidos pero no cuatro".

En el caso concreto de Ramos, "que ha generado bastante duda", Gabriel Rodríguez recuerda que el jugador "tiene dos sanciones y no una sola". "Antes siempre se contaban los partidos seguidos, pero al tener dos sanciones cambia la cosa", destaca el abogado para añadir que "los clubes tampoco pueden elegir cuándo cumplir las sanciones. Los artículos son muy claros en este sentido".

También recuerda este experto en derecho deportivo que primero se aplica la sanción grave, en este caso la de los cuatro partidos, a partir del siguiente encuentro, sea de la competición que sea, y luego la leve, conforme a lo establecido en el artículo 94 del Código Disciplinario de la Federación Española de Fútbol (RFEF). "Debe cumplirse de manera cronológica", dice, "y eso es lo que hace que cambie".

Y añade que en el blog Deporte de Ley venían advirtiendo desde el pasado 10 de enero que Ramos podría jugar ante el Getafe, "aunque hasta ahora no nos han hecho caso".

¿Alineación indebida?

Cabe recordar, por tanto, que el concurso de Ramos en la ida de semifinales de Copa podría ser tipificado como alineación indebida y acarrearía con la eliminación directa del Real Madrid de la competición y, según reza el artículo 76 del Código Disciplinario, con la "indemnización al otro club en base a la taquilla del partido de vuelta en campo rival, como es este caso".

"Es un tema de una relevancia alta", recuerda Gabriel Rodríguez, que añade que no sólo el Barça podría recurrir una supuesta alineación indebida de Sergio Ramos porque también podrían hacerlo los otros dos clubes participantes en semifinales, en este caso el Atlético de Madrid y el Sevilla.

0
comentarios

Servicios