Menú

España golea a Luxemburgo y cierre su billete para la Eurocopa (4-0)

Cazorla y Alcácer marcaron a pares en un aburrido partido que dejó las lesiones de Silva y Morata en la primera parte.

0
Cazorla y Alcácer marcaron a pares en un aburrido partido que dejó las lesiones de Silva y Morata en la primera parte.
Santi Cazorla (2i) celebra con Busquets (i) y Pedro su primer gol a Luxemburgo. | EFE

Objetivo cumplido. Con más eficacia que brillo, cierto, pero se ha logrado la misión de puntuar ante Luxemburgo. La selección española ha goleado (4-0) a un débil rival, situado en el puesto 142 del ranking FIFA, para certificar su presencia en la Eurocopa 2016. Fue, en líneas generales, un partido aburrido en su mayor parte, que además dejó las lesiones de David Silva y Álvaro Morata, ambas en la primera mitad.

Y también estuvo marcado por los pitos a Gerard Piqué, como cabía esperar. Pese a las iniciativas puestas en marcha en las redes sociales para tratar de animarle, el jugador fue abucheado prácticamente cada vez que tocaba el balón, como ya le ocurriera en los dos últimos compromisos que jugó con la selección en nuestro país (ante Costa Rica en León y frente a Eslovaquia en el Carlos Tartiere de Oviedo). Piqué sólo fue aplaudido en alguna que otra acción aislada, pero lo cierto es que los pitos siempre se dejaban notar.

España salió al césped de Las Gaunas con el once esperado -salvo la presencia de Cazorla por Thiago- y enseguida se encontró con el juego duro de Luxemburgo, como Silva y Morata acabarían comprobando en sus carnes. A falta de calidad, los pupilos de Luc Holtz se dedicaron a repartir mucha leña y encima se encontraron con la complicidad del colegiado belga Sébastien Delferiere, que debió haber amonestado antes a varios futbolistas visitantes.

Sólo habían transcurrido siete minutos cuando llegó la primera lesión, la de Silva. El canario sufrió una fuerte entrada de Gerson que le dañó el tobillo derecho, y en su lugar tuvo que entrar Juan Mata. Pese a todo, España siguió a lo suyo y poco a poco fue llegando al área de Joubert para tratar de conseguir el primer gol. Lo tuvo Cazorla en el ecuador de la primera parte (m.21), tras una buena acción de Morata, pero el disparo del jugador del Arsenal se estrelló en el larguero.

Álvaro Morata se mostraba muy activo en busca del gol, pero lo que acabaría llevándose fue un duro palo con la lesión. A la media hora, el delantero de la Juventus sufrió un golpe en la rodilla derecha, tuvo que ser retirado del campo en camilla y en su lugar entró Paco Alcácer. Más problemas para Del Bosque, que en poco más de media hora ya se había visto obligado a realizar dos cambios.

La selección española se atascaba. No veía la luz al final del túnel y, cuando parecía que la primera parte se iba a cerrar sin goles, llegaba el primer tanto de la noche, obra de Santi Cazorla. El 1-0 nació tras una buena acción de Juanfran -notable partido del lateral del Atlético de Madrid-, que puso la pelota hacia atrás para que la rematara Pedro. El disparo del canario lo rechazó Joubert y el balón se lo encontró Cazorla, que no perdonó. Un gol balsámico para no irse de vacío al intermedio.

Nolito anima el cotarro

A la vuelta de vestuarios llegó el sopor. España tenía la pelota, pero quiso dormir el partido y también a más de un espectador. No había ni velocidad ni profundidad ante un rival que apenas inquietaba a Casillas, salvo un peligroso disparo de Bensi con rosca que salió desviado. Nada. Muy poca chicha para tratar de inquietar a los actuales campeones de Europa.

Lo que sí permanecía sobre el terreno de juego era el juego duro de Luxemburgo. Y también los pitos a Piqué. Era la tónica general de este aburrido compromiso de la selección. Y en el momento menos esperado llegaría el 2-0, obra de Paco Alcácer. El delantero valencianista se aprovechó de un gran pase en profundidad de Cesc -partido número 100 con la selección del jugador del Chelsea- para plantarse solo ante Joubert y hacer subir el segundo al marcador.

Fue el tanto que lo acabaría cambiando todo. Y la entrada de Nolito al campo -en sustitución de un Pedro poco participativo esta noche- terminaría por animar el cotarro. En ausencia de jugadores como Silva, Iniesta o Isco, fue el gaditano quien se encargaría de poner la calidad, participando en las jugadas de los dos últimos goles de la noche. Primero habilitó un buen balón a Jordi Alba, que centró cuando la pelota ya había salido por la línea de fondo -no lo vio así el árbitro- y le puso el balón a Alcácer, que no perdonó (3-0, m.79). Seis minutos después, le pasó el cuero a Cazorla, que fusiló a Joubert desde fuera del área.

Se cerraba así un partido soporífero en líneas generales y que le ha dejado una factura muy cara a España con estas dos nuevas lesiones. Al menos se ha amarrado el billete a la Eurocopa, sin tener que dejarse los deberes para el último día en Kiev.


Ficha técnica

España, 4: Casillas; Juanfran, Bartra, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Cazorla, Cesc Fábregas; Silva (Mata, m.10), Pedro (Nolito, m.77) y Morata (Paco Alcácer, m.33)
Luxemburgo, 0: Joubert; Delgado, Malget, Chanot, Gerson, Jans; Bensi (Deville, m.64), Payal, Mutsch, Martins (Da Mota, m.78); y Joachim (Turpel, m.89)

Goles: 1-0, m.41: Cazorla; 2-0, m.66: Alcácer; 3-0, m.79: Alcácer; 4-0, m.85: Cazorla
Árbitro: Sébastien Delferiere (Bélgica). Mostró tarjeta amarilla a los luxemburgueses Bensi (m.20), Malget (m.54) y Da Mota (m.87), así como al español Pedro (m.54)
Incidencias: Partido de la fase de clasificación para la Eurocopa 2016, grupo C, disputado en el estadio de Las Gaunas de Logroño ante la presencia de 16.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del ex internacional español y ex jugador del Real Madrid y Osasuna Ignacio Zoco, recientemente fallecido

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios