Menú

La Copa África da el pistoletazo de salida con Gabón y los "sospechosos habituales" Ghana y Camerún como grandes favoritos

Gabón, como anfitrión, y Ghana y Camerún, parten como favoritos en un torneo muy abierto e igualado. Nigeria, gran ausente. 

LD/ Efe
0
Aubameyang y Madinda, dos de los puntales de Gabón | EFE

Ausente Nigeria, Gabón, anfitriona del torneo, y los "sospechosos habituales" –Ghana y Camerún– aspiran a ganar la XXXI edición de la Copa África de Naciones que comienza este sábado, en la que la sorpresa puede proceder del norte.

Argelia –con el mejor jugador africano del año, Ryad Mehrez (Leicester), como estilete–, el Egipto de Héctor Cúper y Mohamad Salah (Roma) y la renovada selección de Marruecos se suman al grupo de seis equipos que lucharán porque la vigente campeona, Costa de Marfil, no revalide el título.

Gran expectativa con Marruecos

Los argumentos de los leones del Atlas para erigirse en la eventual sorpresa del torneo son de peso y están amarrados al banquillo. Tras una primera experiencia fallida, la federación marroquí ha depositado sus esperanzas en el francés Hervé Renard, único técnico que ha alzado dos veces el trofeo continental: en 2012 con Zambia y la pasada edición con los elefantes.

Elegido mejor entrenador de África en 2016, el francés lucha por quitar los focos de una selección joven y técnicamente aseada a la que, desde su llegada, le ha dado, sobre todo, gran solidez defensiva.

Desde que debutara en marzo de 2016, los magrebíes encadenan diez partidos invictos, con seis victorias y cuatro empates, 14 goles a favor y apenas dos en contra. Entre los empates destacan los arrancados en la fase de clasificación para el Mundial 2018 contra dos rivales directos: 0-0 con la Gabón de José Antonio Camacho en Franceville y 0-0 con Costa de Marfil en casa.

Ghana es una de las favoritas

Renard, hombre de reputada experiencia en África, insiste en que la favorita es aún la selección de Ghana, pese a que las estrellas negras no parecen atravesar uno de sus mejores momentos futbolísticos.

Semifinalista en las cinco últimas ediciones y cuatro veces campeona, Ghana lleva un recorrido errático en las eliminatorias del Mundial, donde ha quedado encuadrado en un "grupo de la muerte" con Egipto y Uganda, el mismo al que tendrá que hacer frente en Gabón.

Los de Avraham Grant no han ganado ninguno de los últimos cinco partidos oficiales y han puesto en serio riesgo la clasificación con un empate en casa con las grullas ugandesas y un derrota en El Cairo (2-0).

Las buenas noticias para el técnico israelí, ex del Chelsea y del West Ham, son el regreso de su capitán y más destacado jugador, el veterano delantero Asamoah Gyam (Al-Ahli Dubai F.C.) que retorna tras una lesión.

Y el buen estado de forma en el que llegan los hermanos André Ayew (West Ham) y Jordan Ayew (Aston Villa) al subcampeón, que conserva la base que le condujo a la final perdida de la pasada edición.

Argelia y Egipto

Argelia y Egipto son las otras dos amenazas del norte a la dictadura que han impuesto los equipos del África Subsahariana, que han copado las semifinales desde que en 2010 los faraones se adjudicaran su tercera corona consecutiva.

Los argelinos, un equipo irregular que llega a Gabón envuelto en una crisis de resultados fruto de la mala gestión federativa, tiene un potencial avasallador en ataque que se diluye por la falta de sustancia en el centro del campo y su enorme debilidad en tareas defensivas.

El brillo de Mehrez, Islam Slimani (Leicester), Yacine Brahimi (Porto) y Hillel al Soudani (Dínamo de Zagreb) contrasta con la escasa luz de una retaguardia que, ante la ausencia de Carl Medjani (Leganés) por decisión técnica, quedará al mando del jugador del Betis Aïssa Mandi.

Los faraones se presentan en Port Gentil plenos de moral tras sus fácil victoria en El Cairo frente a Ghana pero con la duda sobre el estado de forma de su estrella, Mohamad Salah, que acaba de salir de una lesión.

Cúper, que confía en un bloque con una de las "legiones extranjeras" más raquíticas del torneo, ha devuelto la confianza a un equipo que volverá a estar guardado por el mítico Esam E-Hadary, hombre récord con 43 años, 143 internacionalidades y cuatro títulos continentales en sus guantes.

Camerún en proceso de renovación

El ramillete de favoritos lo completa Camerún, una selección que está en proceso renovador y que, pese a acudir lastrada por una larga e importante lista de ausencias, siempre es un equipo a tener en cuenta.

El belga Hugo Bross no podrá contar con la dupla de delanteros del Schalke 04 Joel Matip y Eric Maxim Choupo Moting, que han preferido quedarse en Alemania, ni con Allan Nyom, defensa derecho del West Bromwich Albion, y André Onana (Ajax), al que se considera heredero de Thomas N'Kono.

Pero todas las miradas estarán puestas en la anfitriona, la Gabon de Camacho, que ha hecho un esfuerzo titánico para intentar colocar por vez primera el trofeo a sus vitrinas.

Cuenta a su favor con el estruendoso apoyo de su afición -en 11 ocasiones el equipo de casa se ha adjudicado el torneo- pero también con poderosas razones futbolísticas.

La principal, el estado de forma que despliega su figura, el atacante del Borussia de Dortmund Pierre Emerick Aubameyang, por el que suspiran los grandes de Europa.

Además de un plus de motivación y confianza pese a los últimos resultados: dos empates sin goles en la fase de clasificación del Mundial con Malí y Egipto, y las tablas (1-1) con Comoros en el último amistoso.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios