Menú

El Real Madrid gana la Supercopa de España a costa de un Barcelona sin alma (2-0)

Gran primera parte de los blancos, con Asensio asumiendo sin problemas los galones y marcando un golazo. 5-1 en el global de la eliminatoria.

0

Hacía muchos años que no se veía al Real Madrid tan superior al Barcelona. Tal vez desde mediados de los 90, cuando el equipo blanco, con Zamorano, Laudrup y Amavisca en sus filas, goleaba por 5-0 al Barça de Johan Cruyff. Desde entonces, la mayoría de los clásicos han tenido claro color azulgrana, con exhibiciones del equipo catalán ante el eterno rival, varias de ellas en el mismísimo Santiago Bernabéu (2-6, 0-3, 0-4...).

Pero ahora todo ello pasa a mejor vida. Se masca un cambio de ciclo en el fútbol español. El campeón de Europa tiene un proyecto sólido, asentado, al que sólo le faltan algunos retoques —aunque, la verdad sea dicha, no parece que vaya a haber más refuerzos de aquí al 31 de agosto, que es cuando se cierra el mercado de fichajes—. Por contra, el nuevo proyecto culé está todavía muy verde y Ernesto Valverde va a tener muchísimo trabajo por delante. La marcha de Neymar está causando muchos daños en un equipo que, salvo contadas ocasiones, y cuando ya parecía estar todo el pescado vendido, apenas plantó cara al Madrid en el Bernabéu.

Los blancos salieron malparados de sus amistosos de pretemporada ante los dos equipos de Manchester —United y City— y el propio Barça, pero, a la hora de la verdad, sí han dado la cara en sus tres primeros compromisos oficiales del curso: primero con la Supercopa de Europa frente al Manchester United y ahora, una semana después, con la Supercopa de España ante los azulgranas, después de haber dejado encarrilada la eliminatoria el pasado domingo en el Camp Nou (1-3).

Aquel día, los blancos fueron mejores que los culés en su feudo, y ahora, tres días después, han ratificado esa superioridad en el Santiago Bernabéu. Aquel partido en la Ciudad Condal estuvo marcado por la penosa actuación del colegiado De Burgos Bengoechea y por el empujón que le propinó Cristiano Ronaldo, lo que le acabó costando una sanción de cinco partidos. Los arbitrajes y las decisiones de los comités marcaron las horas previas de este encuentro de vuelta, que, además de CR7, también se perdió Andrés Iniesta, en su caso por lesión.

Lo cierto es que tanto Zinedine Zidane como Valverde sorprendieron de inicio con sus alineaciones: el francés apostó por Asensio, Lucas Vázquez y Kovacic, dejando en el banquillo a jugadores como Isco, Bale y Casemiro, mientras que el Txingurri, que alineó una defensa con tres centrales (3-5-2), sorprendió al meter en el campo a André Gomes y Mascherano, dejando en el banquillo a un Deulofeu que había sido titular en la ida. Arriba, los incuestionables Messi y Luis Suárez, que parecen destinados a jugarlo todo esta temporada, y más ahora que ya no está Neymar.

El 'niño' Asensio está desatado

Llegaba la hora de la verdad. Se respiraba ambiente de Clásico, después de que la primera parte del Camp Nou dejara algo fríos a los aficionados. Y espoleado por su público, el Madrid salió con el cuchillo entre los dientes desde el pitido inicial. Ahí quien se gustó especialmente fue Marco Asensio. Cuatro minutos le bastaron al balear para sacar magia de la chistera y, de paso, dejar a Bale en una situación más que comprometida. De un saque de banda, el 20 blanco inventó un zurdazo espectacular, con una parábola imparable para Ter Stegen, haciendo subir el 1-0 al marcador y el 4-1 en el global de la eliminatoria. El Bernabéu entraba en éxtasis porque el niño había vuelto a hacerlo.

El Madrid se gustaba y gustaba, firmando un primer cuarto de hora espectacular. Al Barça le costó despertar pero lo hizo en cuanto conectó con Messi, llegando con mucho peligro al área de Keylor Navas en cinco minutos —los que fueron del 15 al 20—. Pero todo fue un espejismo. La defensa blanca, con Varane y Kovacic imperiales, logró secar al argentino y los de Zidane volvieron a adueñarse del partido.

El Barcelona estaba obligado a arriesgar, pero el Madrid estuvo cómodo cada vez que tenía la opción de contraatacar. Marcelo lo intentó con un centro-chut y Kroos con un disparo mordido, mientras que Piqué estuvo providencial quitándole en el último suspiro un balón que Benzema, en el segundo palo, se preparaba a rematar a la red con la cabeza. Todo ello, bajo la batuta de un Asensio que desequilibraba a la defensa azulgrana.

Más clara aún fue la ocasión que tuvo Lucas Vázquez, estrellando un balón en el palo. Fue el preludio del 2-0, obra de Benzema. Marcelo desbordaba de nuevo y en el segundo palo, el delantero francés se adelantaba a Umtiti y remataba de zurda a la red, firmando así su primer tanto de la temporada.

La Supercopa de España estaba sentenciada y la segunda parte sólo serviría para que el Barcelona, aprovechando que el Madrid levantó el pie del acelerador, maquillase su imagen. Así llegaron las ocasiones azulgranas, teniendo el equipo de Ernesto Valverde claras oportunidades para haber acortado distancias, como un remate de Messi al larguero o un cabezazo de Luis Suárez en plancha que se estrelló en el palo. Sin embargo, el Madrid también tuvo una clarísima oportunidad en las botas de Benzema, obligando a lucirse a Ter Stegen con una parada de puros reflejos, más propia de un portero de balonmano.

El Real Madrid levantó el pie del acelerador hasta que irrumpieron los debutantes Theo Hernández y Dani Ceballos, que también dejaron unos cuantos detalles que despertó la ilusión del madridismo con las caras nuevas.

El equipo de Zidane dejó correr el reloj viendo que la Supercopa de España estaba ya a tiro de piedra. Miel sobre hojuelas para un Real Madrid que ha conquistado su segundo título en apenas ocho días. Por contra, mucho trabajo por delante para un Barça que ahora mismo es un equipo partido y sin alma. La marcha de Neymar está pesando como una losa y ya veremos si Paulinho, Coutinho y Dembélé —los fichajes de estos dos últimos aún no están cerrados— consiguen arreglar el desaguisado.


Ficha técnica

Real Madrid, 2: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Kovacic (Casemiro, m.62), Kroos (Ceballos, m.79), Modric; Lucas Vázquez, Marco Asensio (Theo, m.74); y Benzema
FC Barcelona, 0: Ter Stegen; Mascherano, Piqué (Semedo, m.50), Umtiti; Sergi Roberto, Busquets, André Gomes (Deulofeu, m.71), Rakitic, Jordi Alba (Digne, m.77); Messi y Luis Suárez

Goles: 1-0, m.4. Marco Asensio; 2-0, m.38: Benzema
Árbitro: José María Sánchez Martínez (Colegio murciano). Mostró tarjeta amarilla a Luis Suárez (m.89) y a Mascherano (m.92), del Barcelona
Incidencias: Partido de vuelta de la Supercopa de España disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 79.400 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios