Menú

Copa del Rey

El Real Madrid resuelve el trámite ante el Melilla en el estreno de Solari (0-4)

Reanimaron a un enfermo Madrid. Vinicius fue una alegría en ataque. Marcaron Benzema, Asensio, Cristo y Odriozola, que además dio dos asistencias.

0
Reanimaron a un enfermo Madrid. Vinicius fue una alegría en ataque. Marcaron Benzema, Asensio, Cristo y Odriozola, que además dio dos asistencias.
Los jugadores del Real Madrid celebran el primer gol, obra de Benzema. | EFE

Había ganas de ver a este Real Madrid post-Lopetegui. Una pena que el Melilla sea un equipo de Segunda B y las conclusiones tengan que realizarse con precaución, pero lo cierto es que el Madrid estuvo bien, bastante bien, en su estreno en la Copa del Rey y en el de Santiago Solari en el banquillo. En colectivo, la primera diferencia era fácil de apreciar. Fue un equipo más vertical, con velocidad. El juego excesivamente asociativo se marchó con el técnico vasco y se da la bienvenida a otro que suele gustar más a la grada del Bernabéu. Si nos fijamos en jugadores de manera individual, hay dos nombres que volverán a Madrid especialmente contentos por su excelso partido. Vinicius Jr y Odriozola. Es curioso que dos jugadores que no ha utilizado Lopetegui hayan sido los más destacados en el primer partido sin él. Veremos si mantienen el nivel en Primera División pero al menos ya sabemos que son futbolistas del Real Madrid y que no tienen menos nivel que sus compañeros.

¿Qué debe estar pensando Lopetegui si ha visto este partido? ¿O qué debe haber pensado Florentino Pérez al comprobar el nivel de Vinicius y Odriozola? El lateral y el extremo fueron un soplo de aire fresco que le hacía falta al Real Madrid. Es realmente extraño los pocos minutos que han tenido ambos. Nacho y hasta Lucas jugaron antes que Odriozola. ¿Por qué? Pues Lopetegui tendrá que explicar algún día por qué no confió en él. Era de lo poco que estaba medianamente bien y, otra vez, ante el Melilla se le vio con una marcha más que a los demás. O dos. Velocidad, desmarques sin balón, llegar a línea de fondo, centros peligrosos y gol. Eso fue todo lo que hizo el ex de la Real Sociedad que no marcó un tanto en la misma línea de gol (con lo difícil que es ver a un lateral en ese lugar) y dio dos asistencias. El 0-4 con un centro por alto a Cristo en el último minuto de partido y el 0 a 1, con un centro raso a Benzema que sólo tuvo que empujarla. Odriozola iba tan rápido que la defensa del Melilla no tuvo tiempo para organizarse cuando el lateral rompió todos los esquemas con uno de sus múltiples subidas doblando a Lucas Vázquez. Podrá estar más o menos acertado, pero siempre ofrece una alternativo con un pase en profundidad.

Si es extraño el caso de Odriozola, igual o más el de Vinicius. Hasta la fecha no podíamos juzgar a Lopetegui porque apenas habíamos visto al brasileño. Tras 90 minutos, uno se pregunta. ¿Por qué Lopetegui se ha tirado piedras contra su tejado? No fue peor que sus compañeros. Fue mejor. Es verticalidad, velocidad, regate, desparpajo, intensidad e inteligencia. Tiene mucho margen de mejora pero dice bastante que siempre busque a un compañero y que suela tomar buenas decisiones. Regaló el 0-2 a Marco Asensio con un pase entre las piernas de un defensa, estrelló un disparo al poste, rozó en varias ocasiones el gol… Se sentía tan bien que se atrevió con varios taconazos y espuelas que no eran filigranas sino recursos útiles bien empleados. Quizá sea un Robinho y Melilla sea el Cádiz de hace 13 años, pero viendo el nivel del Real Madrid y de la mayoría de sus futbolistas, es increíble que no haya tenido más minutos. Es una alegría verle y precisamente en este Madrid no sobraban los motivos para sentarte a verles jugar.

De no ser porque Lucas Vázquez, sobrado en el regate, estuvo más errático que nunca ante el portero Dani Barrio, el Madrid pudo resolver la eliminatoria en media hora. Javi Muñoz, central del Castilla, debutó sin casi trabajo. Marcos Llorente disfrutó de sus primeros minutos y Reguilón, tras su única aparición en Moscú, recordó las buenas sensaciones que dejó en la pretemporada. Sin Marcelo, lesionado, no hay que probar cosas extrañas como poner a Nacho de lateral y encima en la izquierda.

Solari se estrenó con un 4-2-3-1. Llorente y Ceballos en el doble pivote, el segundo con más libertad. Marco Asensio, de madiapunta, con más libertad aún. Se movió por los tres carriles y aunque está lejos de su nivel, sí estuvo bastante mejor que en anteriores apariciones. Con 0 a 2 al descanso, el técnico argentino dio entrada a Valverde y Nacho por Sergio Ramos y Benzema. No le hacía falta tirar de los veteranos para un partido donde el Melilla tuvo sus ocasiones. Con empate a cero y con 0-2. En esta ocasión, la mala suerte que acompañó a Lopetegui no la tuvo Solari. Veremos si todos estos elogios continúan el sábado ante el Valladolid, uno de los equipos revelación esta temporada.


Ficha técnica

Melilla, 0: Dani Barrio; Sofian, Juanmi Carrión, Richi, Mahanan; Alfonso, Igor Martínez (Amar, m.75), Lolo Garrido (Fran Bueno, m.84), Yacine (Brian Martín, m.70); Otegui y Ruano
Real Madrid; 4: Keylor Navas; Odriozola, Javi Sánchez, Ramos (Nacho, m.46), Reguilón; Ceballos, Marcos Llorente; Asensio (Cristo, m.83), Lucas Vázquez, Vinicius; y Benzema (Valverde, m.46)

Goles: 0-1, m.28: Benzema; 0-2, m.45+1: Asensio; 0-3, m.79: Odriozola; 0-4, m.92: Cristo González
Árbitro: De Burgos Bengoechea (Comité vasco). Amonestó con tarjeta amarilla a Javi Sánchez (m.11) y Lucas Vázquez (m.72), del Real Madrid; y a Sofián (m.12), del Melilla
Incidencias: Partido de ida de dieiciseisavos de final de la Copa del Rey disputado en el Estadio Municipal Álvarez Claro de Melilla

0
comentarios

Servicios