Menú

El Gobierno, LaLiga y la UEFA, unidos contra la Supercopa de España en Arabia Saudí

Muestran su oposición al tratarse de un país donde no se respetan los derechos de las mujeres. El torneo se disputará del 8 al 12 de enero.

0
Muestran su oposición al tratarse de un país donde no se respetan los derechos de las mujeres. El torneo se disputará del 8 al 12 de enero.
Críticas a la RFEF por intentar llevar la Supercopa a Arabia Saudí. | Archivo

La Federación Española de Fútbol (RFEF) se mantiene en sus trece y quiere que la Supercopa de España se dispute por segunda vez fuera de nuestras fronteras, después de que la edición de 2018, en la que el FC Barcelona (campeón de Liga) se impuso por 2-1 al Sevilla (subcampeón de Copa del Rey), se jugara en el estadio Ibn Battouta de Tánger (Marruecos).

A finales de abril pasado, la Asamblea Extraordinaria de la RFEF en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas dio luz verde a los nuevos formatos de la Copa del Rey y la Supercopa. En el caso de esta última competición, el nuevo modelo sería el de Final Four, con los cuatro equipos ya definidos: el FC Barcelona, que disputaría el torneo como campeón de LaLiga y finalista de la Copa del Rey; el Real Madrid, que participará como semifinalista copero con mejor historial; el Atlético de Madrid, como subcampeón de Liga; y el Valencia, que logró su plaza al ganar la Copa del Rey, aunque ya lo tenía asegurado desde el momento en el que entró en la final.

1508-rubiales.jpg
Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol. | EFE

Un nuevo formato que ha generado no pocas críticas por parte de la mayoría de los clubes. Sin embargo, lo que más preocupa de esta Supercopa de España 2019/20, en plena temporada al disputarse en el mes de enero (en concreto, entre los días 8 y 12), es la sede. Y entre los escenarios posibles está Arabia Saudí, un país donde no se respetan los derechos de las mujeres.

"La zona preferida para la Supercopa es Oriente Medio y lo de Arabia Saudí es una opción. Además, el horario beneficia", apuntó el pasado 24 de abril —a tres días de la celebración de la Asamblea Extraordinaria de la RFEF— el presidente del organismo federativo, Luis Rubiales, reconociendo que la Federación podría obtener unos ingresos fijos de 30 millones de euros por la celebración de la Supercopa de España en el reino saudita durante los seis próximos años. "Hay más opciones", aclaró, en cualquier caso, Rubiales. Pocos días después se conoció que otra de esas "opciones" es Qatar, un emirato donde, al igual que en Arabia Saudí, tampoco se respetan los derechos de las mujeres.

celaa-20-09-19.jpg
La portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá. | EFE

Lo cierto es que, desde entonces, poco se hablado del asunto de la sede de la Supercopa hasta que el Consejo de Ministros la rescató en su reunión del pasado viernes. Entonces, la ministra de Educación en funciones y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, fue tajante al ser preguntada sobre las posibles sedes de la Supercopa: "Nosotros defendemos la igualdad de las mujeres y de los hombres y la igualdad de género, la llevamos en nuestro programa. Hay cuestiones todavía por resolver socialmente, mundialmente, globalmente, y ésa que usted apunta puede ser una", afirmó Celaá rechazando la posibilidad de que Arabia Saudí acoja la competición.

LaLiga y la UEFA también se oponen a la celebración de la Supercopa de España en Arabia Saudí, aunque en el caso de la patronal de los clubes va más allá de las declaraciones públicas. En este sentido, el organismo que preside Javier Tebas se opondrá por todos los medios e incluso amenaza con acudir a los tribunales si la Supercopa se disputa en Arabia.

LaLiga irá a los tribunales si se juega en Arabia

Así, LaLiga esgrime cuestiones económicas que dificultarían el hecho de poner a cuatro de sus clubes (FC Barcelona, Real Madrid, Atlético y Valencia) al servicio de esta causa. Según publica el diario As, beIN, que es el principal operador audiovisual de LaLiga en Arabia, Oriente Medio y Norte de África —con sede central en Qatar— escribió una dura carta a Javier Tebas en la que denunció que había sido objeto durante dos años del servicio pirata de beoutQ, respaldado por el gobierno de Arabia Saudí, dentro de su estrategia de aislamiento a Qatar. Esta situación, según la misiva, "tiene una escala totalmente diferente a la de los problemas generales de la piratería".

beIN se siente ofendida al entender que varios equipos de LaLiga estén dispuestos a ir a jugar a Arabia Saudí, cuando una plataforma gubernamental está, supuestamente, perjudicando a todos en una situación que "se ha vuelto insostenible". El socio de LaLiga considera que Arabia ha hecho una oferta fuera de mercado a la Federación Española de Fútbol (30 millones) con dinero que, según denuncian, procede de la piratería y que está minando sus ingresos y, por extensión, los de los clubes españoles.

europapress1842885elpresidentedelaligaja
Javier Tebas mantiene su cruzada contra Rubiales. | Cordon Press

La UEFA también se opone de lleno a la celebración de la Supercopa de España en Arabia Saudí. Hace unos días, su presidente, el esloveno Aleksander Ceferin, pidió a las diferentes federaciones que se negasen a jugar partidos donde las mujeres reciben un trato discriminatorio, incluidos los estadios de fútbol. "El Comité Ejecutivo recomendará a las 55 asociaciones nacionales y a todos los clubes europeos que no jueguen partidos en países en los que las mujeres tengan acceso restringido a los estadios", declaró Ceferin.

La dura realidad de la mujer en Arabia Saudí

Cabe destacar en este sentido que, hasta hace poco menos de dos años, las mujeres tenían prohibido acudir a los estadios de fútbol en Arabia Saudí. Pero la cosa cambió el 18 de enero de 2018, cuando decenas de mujeres asistieron por primera vez a un partido en el estadio de la ciudad Deportiva Rey Abdalá en Yedá, pudiendo acceder al recinto solas o junto a sus maridos. Eso sí, fueron acomodadas en una zona del estadio en la que estaban separadas de los hombres. Una medida enmarcada dentro del plan reformista impulsado por el príncipe heredero Mohamed Bin Salmán, que fue anunciado en octubre de 2017 junto a otros decretos, entre ellos permitir a las mujeres que puedan sacarse el carné de conducir en ese país.

Es decir, un avance para las mujeres en Arabia Saudí... pero a medias. Y es que en el reino saudita rige todavía, a día de hoy, una estricta separación de los sexos en lugares públicos, por lo que las mujeres y los hombres no pueden compartir el mismo espacio en restaurantes u otros lugares de ocio.

En Qatar se ha vivido hasta hace poco tiempo una situación parecida a la de Arabia Saudí, en lo que al acceso de las mujeres a los estadios se refiere, pese a que las autoridades deportivas del emirato lo niegan tajantemente. En este sentido, Nasser Al Khater, secretario general adjunto del Comité de Organización del Mundial de Qatar 2022, apunta que "en Qatar no tenemos restricciones sobre el acceso de las mujeres al estadio. Asisten a los partidos desde hace mucho tiempo. (El martes) en el entrenamiento del París Saint-Germain abierto al público había hombres y mujeres, sin restricciones", afirmó Al Khater el pasado mes de enero, coincidiendo con la visita a Doha del PSG y su posterior entrenamiento en el moderno Khalifa Stadium —sede de los Mundiales de atletismo al aire libre que se están celebrando estos días— ante cerca de 15.000 espectadores.

El caso de 'Blue Girl', la iraní que se quemó a lo bonzo

Tras levantarse el veto el año pasado en Arabia Saudí, a día de hoy Irán es el único país del mundo donde las mujeres todavía no tienen permitido el acceso a los estadios. El pasado 11 de septiembre, una joven de 29 años llamada Sahar Jodayari y conocida como Blue Girl, por los colores de su equipo favorito (el Esteghlal), falleció en un hospital de Teherán donde estuvo ingresada durante diez días tras quemarse a lo bonzo frente al Tribunal Revolucionario Islámico al conocer su condena de seis meses de cárcel por haber asistido a un partido de fútbol.

El 90% del cuerpo de Jodayari sufría quemaduras de tercer grado y la joven había sido detenida, y posteriormente condenada, por intentar acceder al estadio Azadi de Teherán para tratar de presenciar el partido entre el equipo del que es seguidora, el Esteghlal iraní, y el Al Ain de Emiratos Árabes Unidos, correspondiente a la Champions asiática.

Piqué, mediador

Mientras tanto, la Federación Española de Fútbol mantiene negociaciones con Arabia Saudí y Qatar para tratar de cerrar la sede de la Supecopa de España, a poco más de tres meses vista del torneo. Según publica este lunes el diario As, el organismo que preside Luis Rubiales ha encontrado un aliado inesperado en la figura de Gerard Piqué: el exinternacional español mantiene muy buenas relaciones en Oriente Medio y está tratando de ayudar a cerrar la sede.

Según el diario deportivo de Prisa, tanto Arabia Saudí como Qatar están dispuestos a pagar 30 millones de euros por albergar los cuatro días de competición, pero la Federación trata además de imponer en el contrato una serie de condiciones relativas al derecho de las mujeres a acudir al estadio sin restricciones. Es en este punto donde se están encontrando con más dificultades, especialmente por parte de Arabia Saudí.

2507-gerard-pique.jpg
Gerard Piqué, inesperado aliado de la RFEF por la sede de la Supercopa. | Archivo

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios