Menú

El Real Madrid gana la Copa del Rey juvenil: así es la generación de oro que ha encumbrado a Arbeloa

Nico Paz y Pol Fortuny lideran a un equipo que sigue invicto este curso: de los 35 partidos oficiales que ha jugado, ha ganado 31.

Nico Paz y Pol Fortuny lideran a un equipo que sigue invicto este curso: de los 35 partidos oficiales que ha jugado, ha ganado 31.
El Juvenil A del Real Madrid, dirigido por Álvaro Arbeloa, conquista la Copa del Rey en León. | RFEF

El Juvenil A del Real Madrid se ha proclamado este sábado campeón de la Copa del Rey después de imponerse por 2-1 al Almería, en la final disputada en el estadio Reino de León, tras un gran partido del conjunto que dirige Álvaro Arbeloa, que ha conquistado el título por decimoquinta vez gracias a los goles de Pol Fortuny y Manuel Ángel.

Se trata del primer título para el exjugador salmantino como entrenador del Juvenil A del conjunto madridista, del que se hizo cargo en julio de 2022 en sustitución de Hernán Pérez, tras su paso por el Infantil A y el Cadete A.

Este sábado, en León, el tercer conjunto madridista se ha hecho con una victoria más este curso, la número 31 en los 35 encuentros que ha disputado: los otros cuatro se han saldado en empate, por lo que los de Arbeloa todavía no conocen la derrota este temporada, con un saldo total de 123 goles a favor y sólo 20 en contra.

El conjunto blanco no necesitó apretar el acelerador para lograr una nueva victoria y demuestra que también sabe sufrir: al comienzo del partido fue un rodillo y a los 15 minutos ya ganaba por 2-0 al Almería, pero sus desconexiones defensivas en la segunda mitad estuvieron a punto de costarle el empate. Sin embargo, los blancos resistieron y repiten título en la Copa del Rey Juvenil, el primero de Álvaro Arbeloa al frente de esta nueva generación dorada en la que destacan futbolistas como el argentino Nico Paz, Pol Fortuny, David Jiménez o Manuel Ángel.

No hay tiempo para las celebraciones porque a partir del miércoles tienen un nuevo título en juego. El AZ Alkmaar les recibe en Holanda para luchar por un puesto en las semifinales de la Youth League (la Champions juvenil), ronda que el Real Madrid no alcanza desde 2020, cuando se proclamó campeón de la competición con jugadores como Antonio Blanco, Víctor Chust o Miguel Gutiérrez.

Los cuatro títulos de la temporada son más que posibles, y el primero ya está en el bolsillo con la conquista de la Copa del Rey. Desde que se creó la Champions juvenil en 2013, nadie ha podido conseguir ese póker. José María Gutiérrez Guti estuvo cerca de hacerlo en 2017 con jugadores que ahora son una realidad como Achraf Hakimi, Fede Valverde o Fran García. Aquel elenco de actuales estrellas se llevaron las dos Copas (la de Campeones y la del Rey) y la Liga, pero el Benfica de Joao Félix les eliminó en semifinales.

Este año, en la Youth League se ha clasificado como el mejor equipo de la competición, siendo el que más puntos ha sumado en la fase de grupos (16), por lo que sus aspiraciones son máximas de cara a la final que se disputará el próximo 24 de abril en Nyon.

En la Liga (División de Honor) es donde viene el plato fuerte: el Juvenil A de Arbeloa se ha mantenido en lo más alto de la clasificación desde la primera jornada, pero el último tropiezo ante el Alcorcón le ha hecho empatar a puntos con el Atlético de Madrid. Merengues y colchoneros se enfrentarán en la jornada 28 del campeonato doméstico, en un duelo que puede marcar el devenir de la competición.

La confianza del Real Madrid en Arbeloa, que también ejerce funciones de embajador en el club, es máxima. Los que conocen al salmantino aseguran que es un enfermo del trabajo y de los vídeos. De hecho, según el diario Relevo en su momento, incluso pidió la instalación de cámaras tácticas en Valdebebas, que de momento no han podido ser colocadas.

Más allá de lo estrictamente futbolístico, todos insisten en su fortaleza como gestor de grupos, destacándole como un entrenador cercano pero exigente, que no se casa con nadie. El preparador físico aragonés Juli Carmona es su mano derecha en el vestuario del conjunto madridista, donde Álvaro Arbeloa, que ya demostró su máximo compromiso como jugador a la hora de defender el escudo dentro y fuera de los terrenos de juego, está demostrando el sello que le dejó uno de los entrenadores que más le han marcado en su carrera como fue el portugués José Mourinho.

Temas

0
comentarios