Menú

Ginóbili tumba a los Jazz y pone a los Spurs a un triunfo de las Finales

El alero Tim Duncan puede ser la estrella y el jugador franquicia de los San Antonio Spurs, pero el escolta argentino Manu Ginóbili ha vuelto a ser el sexto hombre perfecto que surgió en el cuarto partido de la finales de la Conferencia Oeste para llevar a la victoria a su equipo por 91-79 sobre los Utah Jazz. Este triunfo permite a los Spurs ponerse con la ventaja de 3-1 en la serie al mejor de siete y regresan a su campo del AT&T Center de San Antonio, donde el miércoles, tendrán la oportunidad de conseguir el pase las terceras Finales de la NBA en las últimas cinco temporadas.

El alero Tim Duncan puede ser la estrella y el jugador franquicia de los San Antonio Spurs, pero el escolta argentino Manu Ginóbili ha vuelto a ser el sexto hombre perfecto que surgió en el cuarto partido de la finales de la Conferencia Oeste para llevar a la victoria a su equipo por 91-79 sobre los Utah Jazz. Este triunfo permite a los Spurs ponerse con la ventaja de 3-1 en la serie al mejor de siete y regresan a su campo del AT&T Center de San Antonio, donde el miércoles, tendrán la oportunidad de conseguir el pase las terceras Finales de la NBA en las últimas cinco temporadas.
L D (EFE) Ginóbili con 22 puntos, incluidos 15 en el cuarto periodo, seis rebotes y tres recuperaciones de balón, encabezó el ataque de los Spurs que tuvieron a cinco jugadores en doble dígitos y un 40,6 por ciento de acierto en los tiros de campo y el 73,2 (30-41) desde la línea de personal. El jugador internacional argentino jugó 34 minutos para anotar 4 de 10 tiros de campo, incluidos 2 de 4 triples, y 12 de 15 desde la línea de personal, que iba a ser el factor desequilibrante en el marcador.
 
La defensa de los Jazz no pudieron parar nunca el juego agresivo y de garra de Ginóbili que forzó las personales y abrió el camino del triunfo de los Spurs. Su compatriota el pívot Fabricio Oberto también iba a ser el jugador sorpresa y decisivo en el apartado defensivo al conseguir su primer doble-doble en la fase final con 11 puntos (4 de 8 tiros de campo y 3 de 4 desde la línea de personal) y 11 rebotes. Luego iban a estar Duncan, que aportó 19 puntos con nueve rebotes y cinco tapones, mientras que el base francés logró 17 tantos y el escolta Michael Finley firmó 13 anotaciones, siendo el quinto jugador que anotó en doble dígitos.
 
Pero el triunfo de los Spurs volvió a quedar empañado por el polémico trabajo de los árbitros que le pitaron todo a los Jazz cuando defendían a Ginóbili y Duncan, especialmente en el cuarto periodo cuando se decidió el partido, y menos a los defensores de los Spurs. El resultado fue la expulsión del entrenador de los Jazz, Jerry Sloan, que recibió dos faltas técnicas, y el base Derek Fisher, que también cargó con dos, siendo uno de los jugadores más educados y tranquilos que hay en la NBA. La imagen de los Spurs como el equipo más provocador y más "sucio" de la NBA volvió a quedar en evidencia, ante lo que los aficionados de los Jazz respondieron con lanzamientos de objetos al campo, y uno de ellos alcanzó al alero de los Spurs Bruce Bowen.
 
La derrota, que fue la primera que han tenido los Jazz en los ocho partidos que han disputado en su campo en lo que va de la fase final, los dejó al borde de la eliminación y con la necesidad de ganar el quinto partido en San Antonio si quieren volver a Salt Lake City. Después de haber ganado el tercer partido por una ventaja de 26 puntos, los Jazz volvieron a mostrar hasta el cuarto periodo que podían empatar la serie, pero esta vez la estrategia del entrenador de los Spurs, Gregg Popovich, de forzar el juego agresivo de Ginóbili, un maestro en la provocación de faltas, dio el resultado perfecto. Los Jazz perdieron el control, los árbitros cayeron en la trampa, y el parcial de 28-17 no dejó ninguna duda de lo que sucedió en el campo.
 
Tampoco lo dejaron las estadísticas con 41 tiros de personal de los Spurs con 30 puntos anotados por 20 de los Jazz con sólo 14 tantos que subieron al marcador. Los Jazz recibieron 27 faltas personales por 17 de los Spurs. Las perdidas de balón también fue en factor que ayudó a los Spurs al tener solo 11 por 17 de los Jazz y los triples con 5 de 15 intentos para el equipo tejano y 1 de 7 de sus rivales, mientras que en resto de los apartados estuvo igualado.
 
De nuevo el base Deron Williams, que había sido duda hasta antes que comenzase el partido al haber estado con una pequeña infección estomacal que necesitó de tratamiento médico, volvió a ser el máximo encestador de los Jazz al conseguir 27 puntos con 10 asistencias y tres rebotes, mientras que el alero Carlos Boozer aportó 18 tantos y capturó nueve rebotes.
 
Sin embargo, a diferencia de lo que sucedió en el tercer partido, al final ningún otro jugador de los Jazz hizo acto de presencia para ayudar a sus dos compañeros, especialmente los hombres altos europeos, el pívot turco Mehmet Okur, que sucumbió ante el buen trabajo de Oberto, y lo mismo sucedió con el ruso Andrei Kirilenko frente al marcaje de Bowen. Ahora los Jazz tendrán que llegar a San Antonio para conseguir una victoria que no han logrado desde la temporada de 1999 con 18 derrotas consecutivas.
 
 

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro