Menú

Liga

El Real Madrid se acostumbra a golear contra un valiente Rayo

Con Bale en lugar de Isco, el Real Madrid pierde control pero sigue con la misma contundencia. Kroos se estrena como goleador en su mejor partido.

Con Bale en lugar de Isco, el Real Madrid pierde control pero sigue con la misma contundencia. Kroos se estrena como goleador en su mejor partido.
Los jugadores del Real Madrid celebran un gol ante el Rayo. | EFE

El Rayo Vallecano en el Santiago Bernabéu, es el Atlético de Madrid de hace unos años. Da igual lo que haga, que sea valiente, que juegue bien, que por momentos sea superior al Real Madrid, que al final, por errores propios y la contundencia del equipo blanco, todas sus visitas se saldan con el mismo bagaje, cero puntos.

Como informamos hace una semana en Libertad Digital y esRadio, Carlo Ancelotti sacrificó a Isco para dar entrada a Gareth Bale. La presencia del galés, modificó la posición de James, perdido en la banda derecha, pero afortunadamente no varió el sistema. El técnico italiano le ha explicado a Bale que el equipo es más consistente con un centrocampista más, y aunque el jugador ha asumido que le toca perder presencia en el área rival, el equipo cambia con su entrada. Es normal. Isco y Bale son dos jugadores totalmente distintos. Ni mejor ni peor. Son diferentes y en la variedad está la grandeza. Con el galés, el Madrid perdió control, posesión, algo hasta previsible si está el Rayo Vallecano enfrente, pero gana velocidad y verticalidad.

Ahí está el primer tanto del partido. Tras un gran robo del Real Madrid, Bale sale como una flecha y es capaz de adelantarse a los defensas y rematar un pase de la muerte tras un excelente pase de Toni Kroos, el mejor jugador del partido. Es Toni Boss, el jefe. Fue el dueño del centro del campo, el primero en sacar el balón desde atrás, pero apareciendo también en el área rival. El cuarto gol del Real Madrid fue un pase a portería. Un gol a lo Kroos. Con la precisión de un francotirador y el efecto de un banana shot de Rafa Nadal. Una maravilla de gol, y el primer del alemán con la camiseta del Real Madrid.

Si hubo un jugador que no estuvo cómodo fue James Rodríguez. Ya está adaptándose a jugar en banda pero ahora le piden que juegue en la izquierda, cuando a él le gusta tirarse más a la derecha. No participó demasiado y, cuando lo hizo, estuvo desacertado. Tanto que regaló el tanto del Rayo Vallecano en un error incomprensible del colombiano que le da el balón a Bueno en el área pequeña del Real Madrid. Keylor Navas estaba vendido. Sí, jugó Keylor. Pero esto no debe sorprender demasiado. No hay debate. Ya lo avisó Ancelotti. De vez en cuando, su portero de Copa del Rey jugará algún partido de liga. El costarricense tuvo un partido sencillo como ante el Elche o el Cornellá. Todavía no se puede hacer ni una valoración sobre su rendimiento.

Nacho fue la otra novedad en el once titular. El canterano jugó en el lateral derecho en lugar de Arbeloa y aunque la defensa, por momentos parecía desbordada, siempre salía al rescate un fenomenal Sergio Ramos. Atento al cruce, con criterio por debajo, tuvo incluso el premio del gol. El segundo del partido. En un corner, metió el balón por la misma escuadra. La cuestión es que lo hizo con el muslo y sin querer. Todos valen y este encima es el gol número 50 de Ramos en el Real Madrid.

La segunda mitad ya no estuvo tan igualada. El gol de Kroos fue el preludio de la goleada que casi siempre se lleva el Rayo del Bernabéu. Lo marcó Benzema. El francés lleva 9 goles y 5 asistencias en los últimos 6 partidos que ha disputado. Está de dulce pero todo hay que decirlo. Este tanto llega en un fuera de juego imperdonable para el linier.

Paco Jémez se enfadó más por el fallo del colegiado que con sus jugadores que hasta entonces lo estaban haciendo bien. A destacar las maneras de Kakuka. Con el partido roto, sólo faltaba el gol de un desacertado Cristiano Ronaldo. Después de fallar varias ocasiones, lo consiguió tras un fallo clamoroso de Cristian Álvarez. Marcó el pichichi, el bota de oro, pero su partido fue negativo. Últimamente anda algo más errático de lo normal. No acaba de decidir bien. Cuando tiene que tirar, pasa, cuando tiene que pasar, tira. Y cuando tiene que tirar, tira pero falla más de lo habitual. Y aún así, Ronaldo suma 18 goles. Una burrada.

El Rayo Vallecano perdió como los anteriores 13 equipos que se enfrentaron al Real Madrid, pero ellos al menos plantaron cara. Tienen algo que les diferencia, un plan. Han dado una buena imagen pero para ganar a este Real Madrid necesitas algo más. El equipo de Ancelotti se ha acostumbrado a ganar y a golear ya juegue Isco o Bale. Cambia la forma de jugar pero no los resultados.

Ficha técnica

Real Madrid, 5: Keylor Navas; Nacho, Pepe, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Modric, James (Isco, m.68); Bale (Chicharito, m.84), Cristiano Ronaldo y Benzema (Medrán, m.84).
Rayo Vallecano, 1: Cristian Álvarez; Tito, Zé Castro, Abdoulaye, Insua (Quini, m.26); Licá, Fatau, Trashorras (Jozabed, m.62), Kakuta; Bueno y Baptistao (Manucho, m.72).

Goles: 1-0, m.9: Bale. 2-0, m.40: Sergio Ramos. 2-1, m.44: Bueno. 3-1, m.55: Kroos. 4-1, m.59: Benzema. 5-1, m.83: Cristiano Ronaldo.
Árbitro: Pérez Montero (comité andaluz). Amonestó a Fatau (45) y Quini (91).
Incidencias: encuentro correspondiente a la undécima jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 79.000 espectadores.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Reloj España
  • Radarbot
  • Hipoteca
  • Cesta de navidad