Menú

Liga

El Atlético exhibe pegada antes del derbi (3-0)

Partido plácido del Atleti con tres goles en la primera parte obra de Griezmann, Thomas y Koke. Lesión de Giménez. El Huesca, sobrepasado.  

0
El Atlético llega fresco y con confianza al gran derbi | EFE

Por fin se vio en el Wanda Metropolitano al Atlético de Madrid ofensivo, agresivo y ambicioso en ataque que esta temporada demandaba la afición del conjunto rojiblanco viendo todo lo que tiene a su disposición el Cholo Simeone. Además, no sólo se observó esa actitud antes del 1-0 sino que también se mantuvo en el tiempo hasta que fueron cayendo uno a uno el resto de goles que se pudieron ver en el coliseo madrileño. No fue una actuación intermitente como en Getafe. Ante el Huesca, exceptuando la segunda parte ya condicionada por la goleada, el Atlético quiso dar un paso más y las sensaciones fueron muy positivas.

Ante el Real Madrid será muy diferente, pero Diego Pablo Simeone, sin olvidar que jugaban antes frente al Huesca, rotó pensando en el derbi del próximo sábado. Pese a ello, apenas se notó la diferencia porque las novedades que puso el Cholo en el once entraron con la mentalidad de ganarse un hueco, no sólo ocuparlo. Si Simeone mantiene así a su segunda línea las aspiraciones nacionales y europeas tendrán una buena base en la que sostenerse.

Hubo novedades en las tres líneas. Destacó Carlos Isaac, que ocupó el lateral derecho con Juanfran descansando y Arias aún sin tener el alta médica. El canterano estuvo más que bien en una papeleta a priori cómoda por el rival, pero envenenada si los nervios afloraban en las piernas del joven jugador de la cantera rojiblanca. Lejos de ver miedo, se vieron atrevimiento y ganas de balón por parte de Carlos y a ese buen hacer del chico se unieron las ganas de complicar la vida a Simeone que pusieron sobre la mesa Thomas y Correa. Ambos fueron de lo mejor del Atlético en la primera parte y los dos generaron los dos primeros goles que abrieron la goleada. Aviso a titulares.

El Atlético ha logrado tres victorias consecutivas en Mónaco, Getafe y Metropolitano que le permiten llegar al Bernabéu con la moral estabilizada tras el mal inicio liguero, sin embargo, de nada servirá si no se gana en casa del eterno rival. Ir a por todo obliga a ganar cualquier partido independientemente del escenario y de las alturas del campeonato. Se viene un derbi de nivel. Ninguno puede fallar.

Correa dio la razón al Cholo

El Atlético saltó al césped del Metropolitano con ganas de imponerse por KO técnico al Huesca y ya desde el primer minuto las intenciones locales quedaron patentes ante un Huesca que apenas vio venir el rodillo colchonero de la primera parte. Sin Rodrigo en el once, Thomas fue el encargado de dar equilibrio en la sala de máquinas mientras que el papel de rompelíneas lo asumió Correa. Simeone dijo en la previa que el argentino es de los pocos capaces de "con un movimiento" superar la presión y originar sensación de peligro en área rival. Es cierto que Correa peca muchas veces de decidir mal, pero no fue así ante el Huesca.

Con Ángel Correa rompiendo líneas y decidiendo bien, el Atlético fue cada vez más vertical y en una jugada rápida con el argentino como punta de lanza, Diego Costa sirvió en bandeja el primer tanto de la noche a Antoine Griezmann. Correa abrió el hueco, dejó sólo a Costa y el delantero, olvidándose de que aún no ha marcado en Liga, decidió buscar el bien del equipo. Griezmann agradeció el gesto y abrió la lata a los 16 minutos.

El Huesca apenas tuvo tiempo para reaccionar porque Melero y compañía no tuvieron el balón en ningún momento. Thomas y Koke movieron el esférico a su antojo apoyándose en Lemar, Griezmann, Correa y Costa. El Atlético dominó en todo momento y con ese sentimiento positivo de protagonismo cayeron el segundo y el tercer gol de la noche. Thomas fue el autor del 2-0 con un disparo ajustado desde la frontal y Koke, VAR mediante, cerró el marcador con un pase-gol que no tocó Correa y despistó a Werner. Partido clausurado y un único pero: la lesión muscular de Giménez.

Luces y sombras de los fichajes

Simeone sacó la calculadora a pasear en la segunda parte y la pareja Diego Costa-Griezmann apenas duró un cuarto de hora más sobre el terreno de juego. Kalinic y Gelson Martins ocuparon el frente de ataque rojiblanco y por primera vez en toda la temporada se pudo ver un tridente formado Lemar y los dos recién ingresados en el terreno de juego. Hubo destellos de lo que cada uno puede ofrecer, pero Kalinic apenas se entendió con sus compañeros, Lemar fue desapareciendo con el paso de los minutos y Gelson sólo pudo correr y correr para mostrar al Metropolitano que merece más minutos. De momento, sólo el francés tiene posibilidades de arrancar desde el inicio por lo que será un camino largo para Kalinic y Martins.

En el Huesca, más balón, pero idéntica suerte. Leo Franco, si es que eso sirve de algo, logró ver algo más de sus hombres en la segunda parte aunque todo estaba condicionado por el bajón mental del rival que tenían enfrente. Chimy Avila tuvo alguna opción frente a Oblak, pero el esloveno ni siquiera tuvo que emplearse al 50%.

El Atlético llegará al Bernabéu con Saúl y Rodrigo sin minutos entre semana y con Griezmann y Diego Costa dosificados. Giménez parece la única incógnita, pero Lucas volvió a dar un buen rendimiento saliendo desde el banquillo y no preocupa en exceso la posible baja del uruguayo. El Atlético ha subido la nota media con los parciales. Ahora toca un examen final.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
España Baila Flamenco