Menú

Liga

El Sevilla destroza al Real Madrid en un primer tiempo de ensueño (3-0)

Doblete de Silva y gol de Ben Yedder. Los blancos buscaron la reacción, pero no les salió nada: el VAR le anuló un gol a Modric y Marcelo se lesionó.

0
Doblete de Silva y gol de Ben Yedder. Los blancos buscaron la reacción, pero no les salió nada: el VAR le anuló un gol a Modric y Marcelo se lesionó.
Los jugadores del Sevilla celebran uno de los tres goles al Real Madrid en el Sánchez Pizjuán. | EFE

Otra derrota más del Real Madrid en casa del Sevilla. El Sánchez Pizjuán se le vuelve a atragantar a los blancos, que desperdician una ocasión de oro para haberse puesto líderes en solitario y en vísperas del derbi contra el Atlético en el Santiago Bernabéu. Se frotaba las manos el equipo de Julen Lopetegui tras el inesperado pinchazo del Barcelona en Butarque frente al colista Leganés (2-1), pero esta noche se ha llevado una tremenda bofetada y ha vuelto a salir escaldado de la capital andaluza (3-0), donde se ha topado con un rival valiente, rápido y muy serio en todas sus líneas. Lejos, muy lejos, quedan los tiempos en los que los blancos, con Mourinho en el banquillo, asaltaban Nervión y se hinchaban a meter goles.

Y es que este Sevilla es un equipazo. Se le ven fantásticas hechuras al cuadro de Pablo Machín. Muy poco ha tardado el técnico soriano en dejar su impronta en Nervión, haciendo del Sevilla un equipo goleador, muy poderoso en ataque. Nada menos que 14 tantos llevan los andaluces en los tres últimos encuentros, entre los cinco que le hicieron al Standard de Lieja, los seis al Levante y los tres de esta noche al Madrid. Fueron tres, pero pudieron ser unos cuantos más.

Más allá de la entidad del rival, había ciertas dudas en torno al campeón de Europa. Con dos bajas importantes como las de Isco Alarcón y Carvajal, pero con el resto del equipo intacto. Modric, el flamante ganador del premio The Best, estaba llamado a liderar esta noche al Real Madrid en el Sánchez Pizjuán junto a los Bale, Modric, Benzema… y también Marco Asensio, titular por la baja de Isco. La llamada BBA, en escena. Junto a todo ello, el morbo de ver por primera vez a Vinicius en el banquillo, después de que Lopetegui lo hubiera dejado fuera de cada convocatoria un partido tras otro, aunque el brasileño, como cabía esperar, se quedó finalmente sin jugar un solo minuto.

Desde el pitido inicial se vio lo que iba a ser el partido: una pesadilla para el Madrid. Y es que el Sevilla, que finalmente jugó con dos puntas –André Silva y Ben Yedder– tras las dudas surgidas en la víspera, fue un vendaval desde el comienzo, llegando con mucho peligro en los primeros compases. Sólo 15 segundos tardaron los andaluces en crear su primera ocasión clara, en las botas de Silva, aunque Courtois, el portero titular para la Liga, se lució con un paradón.

Sí acertó el portugués, expupilo de Lopetegui en el Oporto, en cinco minutos mágicos, los que fueron del 16 al 20, para empezar a allanar el camino sevillista. El 1-0 nació de un error grave de Marcelo, que se encuentra en uno de los peores momentos de su carrera y, para más inri, acabaría lesionado, teniendo que dejar a su equipo con diez en los últimos minutos. Sarabia condujo la pelota y habilitó para Navas, que le puso la pelota a un André Silva que supo fusilar a Courtois llegando desde atrás. Poco después, el 12 sevillista volvió a ver portería al culminar una contra iniciada para Ben Yedder. Navas disparó sobre el portal blanco, rechazó Courtois y la pelota la cazó Silva, que no perdonó en la frontal.

Con 2-0 en contra, el Madrid buscó el gol con el que tratar de meterse en el partido. Fueron Kroos y sobre todo Bale quienes trataron de echarse el equipo a la espalda, aunque los visitantes se toparon siempre con un conjunto muy ordenado, serio atrás y que presionaba arriba con insistencia en cuanto perdía la pelota. En la otra cara de la moneda estuvo Luka Modric. Al croata, volcado al costado derecho, se le vio desasistido en toda la primera parte pero también demasiado lento.

El Sevilla, mientras, seguía a lo suyo. Con un juego rápido y vertical, se beneficiaba de los numerosos errores del Madrid. La tuvo después Ben Yedder, aunque el franco-tunecino acabó escorado y fue esta vez Varane, muy irregular esta noche, quien pudo salvar los muebles. Mucho más clara aún fue la ocasión que tuvo el Mudo Vázquez, superada la media hora, con un gran zurdazo con rosca que se estrelló en el larguero. Quien también brilló en el primer acto fue Banega. Le ponen los partidos grandes al de Rosario, que dio un recital de pases y también tuvo de disfrazarse de Maradona, marchándose en un par de oportunidades de cuantos rivales le salían a su paso.

La puntilla al Madrid le llegó poco antes del descanso con el gol de Ben Yedder a los 38 minutos. El 9 sevillista, que con 0-0 en el marcador había fallado una clara ocasión, sí logró ver puerta antes del cierre del primer acto para firmar el 3-0, a la postre definitivo. El Mudo Vázquez peinó por arriba con la cabeza y la pelota le cayó dentro del área a un Ben Yedder que se anticipó a un Courtois que salió tarde para fusilar con la derecha. Mal el portero belga y mal también Sergio Ramos, que fue un auténtico coladero atrás. El Madrid estaba muy aturdido, pero es el Madrid y en cualquier momento puede reaccionar. Buscaron los blancos el gol con el que meterse en el partido en los últimos compases de la primera parte, pero Bale la echó fuera con todo a favor tras el fallo de Vaclik en el despeje. 3-0: el Sevilla retrataba a todo un Real Madrid en el Pizjuán.

La reacción blanca se confirmó a la vuelta de vestuarios y, tras una nueva oportunidad de Bale, fue Luka Modric quien vio cómo el VAR le anulaba justamente un gol por fuera de juego. El tanto fue una maravilla, con taconazo de Marco Asensio incluido, pero el croata, que había logrado batir a Vaclik en su salida pese a estar bastante escorado, estaba en fuera de juego… por un pie. Gol de bella factura, pero ilegal al fin y al cabo, que Hernández Hernández acabaría anulando tras consultar con el videoarbitraje.

De nuevo Modric tuvo el 3-1 en sus botas, con un gran remate con el exterior ante el que se lució Vaclik, en lo que fue el preludio de una borrachera de ocasiones para unos y otros: tras una gran parada de Courtois al disparo lejano de Pablo Sarabia, llegó la doble oportunidad de Bale. Especialmente clara fue la primera que tuvo el galés, en un mano a mano resuelto a la perfección por un Vaclik colosal. Si bien es verdad que el Sevilla se quedó corto con esos tres goles, también el meta checo salvó a los suyos en más de una ocasión.

Lopetegui se desesperaba en la banda, viendo cómo el Sevilla llevaba el partido a su terreno mientras a los suyos seguía sin salirles nada, y reaccionó metiendo en el campo a Mariano y Lucas Vázquez por un gris Benzema y Nacho. Más tarde también dio minutos a Ceballos, por un Modric muy cansado, por lo que Vinicius se quedaría sin tener su oportunidad. No era la noche. En el otro bando, Machín dio minutos a Quincy Promes para abrir el campo con su velocidad, aunque al holandés le acabaría faltando acierto en los metros finales.

Al Madrid no le salía nada. No era el día. Y como a perro flaco todo son pulgas, para colmo de males Marcelo se lesionó a 20 minutos del final, teniendo que dejar a su equipo con diez en vistas del derbi del próximo sábado ante un Atlético que llegará crecido al Bernabéu después de golear al Huesca (3-0).

En la recta final, Mariano buscó el gol con ahínco, pero también el Sevilla pudo haber firmado el cuarto, aunque el Mudo Vázquez no pudo fusilar a Courtois tras una buena contra de Promes. En definitiva, batacazo de un Madrid que no sólo no consigue despejar las dudas tras su pírrica victoria del sábado frente al Espanyol (1-0), sino que además las aumenta con el derbi a la vuelta de la esquina y de paso desperdicia una ocasión de oro para asaltar la cima en solitario. Así es el irregular Madrid de Lopetegui, un equipo que consigue enamorar en la Champions para bajar luego a los infiernos en Liga.


Ficha técnica

Sevilla, 3: Vaclik; Jesús Navas, Carriço, Kjaer, Sergi Gómez, Arana (Nolito, m.85); Éver Banega, Franco Vázquez; Sarabia, André Silva y Ben Yedder (Promes, m.69)
Real Madrid, 0: Courtois; Nacho (Lucas Vázquez, m.59), Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos, Casemiro, Modric (Dani Ceballos, m.70); Bale, Benzema (Mariano, m.59) y Asensio.

Goles: 1-0, m.16: André Silva; 2-0, m.20: André Silva; 3-0, m.38: Ben Yedder
Árbitro: Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Amonestó a los locales Franco Vázquez (m.34), Banega (m.74) y Sarabia (m.79), y a los visitantes Bale (m.27), Kroos (m.64), Modric (m.64) y Mariano (m.87)
Incidencias: Partido de la sexta jornada de LaLiga Santander, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 41.000 espectadores. Césped en perfecto estado

0
comentarios

Servicios