Menú

Liga

La Real Sociedad le hace pagar al Atlético su falta de identidad (2-0)

Los goles de Odegaard y Monreal le dieron al equipo local un más que merecido triunfo. Simeone intentó ser ofensivo y se descontroló sin equilibrio.

0
Los goles de Odegaard y Monreal le dieron al equipo local un más que merecido triunfo. Simeone intentó ser ofensivo y se descontroló sin equilibrio.
Odegaard defendido por Saúl. | EFE

"El Atlético de Madrid aburre". "El Atlético de Madrid no puede jugar siempre a ganar 1-0 o 0-1". "El Atlético de Madrid debe meter más pólvora en el once y dejar a los jugadores ofensivos libertad". "El Atlético juega como un equipo pequeño". Son solo cuatro frases sacadas de un repertorio inmenso de consejos y críticas que Diego Pablo Simeone ha tenido que escuchar desde que llegó al Atlético en 2011 y logró una identidad muy definida para el equipo colchonero. El Cholo las conoce bien y la mayoría de las veces las ignora, pero en otras ocasiones hace caso a estos cantos de sirenas enemigas y acaba buscando ese "Atlético ofensivo" que tanto le piden. ¿Qué ocurre entonces? Un ejemplo presente: Real Sociedad 2 – Atlético de Madrid 0.

En el antiguo Anoeta, ahora bautizado como Reale Arena, el equipo de Imanol se comió de la A a la Z al equipo del Cholo Simeone. Fue un auténtico baño táctico y la cosa no quedó solo en cómo se mueven las piezas en el tablero sino que también se vio una superioridad manifiesta de los locales en la batalla por el trono de la intensidad. El Atlético, cuando pierde esa corona, se convierte en un equipo normal, que te puede ganar por una individualidad o te puede perder cayendo en un descontrol propio de un kamikaze. Odegaard, Oyarzabal, Mikel Merino y la mayoría de jugadores que jugaron de centro del campo en adelante en la Real Sociedad disfrutaron de ese "Atlético ofensivo" que Simeone, equivocadamente, puso en liza en San Sebastián.

Una vuelta de tuerca ofensiva más que no funcionó

En tierras vascas, Koke y Saúl fueron de la partida en el doble pivote rojiblanco, Lemar y Vitolo ocuparon las bandas y la punta de ataque fue para Joao Félix y Diego Costa. ¿Fue el Atlético más ofensivo por tener más jugadores creativos y atacantes? Ni mucho menos. De hecho no tiró a puerta hasta los minutos finales de partido y ya con 2-0 en el marcador, es decir, cuando ya no se podía hacer nada. La razón para ser un conejito inofensivo en tierra de lobos es que por muchos jugadores de ataque que tengas, si no controlas el partido y el centro del campo es de tu rival, la pelota la vas a ver siempre lejos y con la lengua fuera de la boca de tanto correr. Traducción: tus artistas se pierden en el barro.

El equipo txuri-urdin disfrutó de lo lindo con su equipo y no es para menos ya que de primeras debieron irse al descanso con ventaja en el marcador. Esa falta de acierto en la primera parte se compensó de sobra en la segunda mitad. Los tantos de Odegaard en el 57’ y Monreal en el 61’ ajusticiaron al Atlético de Madrid que vio en el noruego a un gigante nórdico rubio que se comió a todos los jugadores que intentaron frenarle durante el partido. Partidazo con mayúsculas de Odegaard. Fueron dos, pero pudieron ser más goles, sobre todo en la recta final cuando Oblak, aturdido en la jugada del 2-0 de Monreal, tuvo que salir del campo por precaución.

El análisis de los hechos ya está finalizado, porque en realidad el partido no tuvo mayor historia. Un equipo fue muy superior al otro y acabó marcando los goles que necesitaba para ganar. No hay más. Donde sí hay que hacer más hincapié es en lo que puede pasar a partir de ahora con el Atlético de Madrid. Simeone se equivocó ante la Real Sociedad y viendo el resultado puede ser ventajista decir que erró en su planteamiento, pero es que tampoco se vio control por parte de su equipo ante el Eibar y ahí sí se llevaron la victoria. Ventajismo o no, el Atlético no encuentra el equilibrio cholista que antes tenía. ¿Aburre cuando lo tiene? Sí, muchas veces sí, pero cuando eso pasa habitualmente también se aburre el rival y eso provoca que no haya una Real Sociedad que se lo pase tan bien jugando con el Atlético de Madrid.

Ante la Juventus en Champions volverán a la lista Morata y Thomas y Simeone tendrá que decidir qué Atlético quiere ser. Visto lo visto mantener a Koke y Saúl en el doble pivote no termina de funcionar y Thomas puede volver al once para poner equilibrio, presencia y músculo. Ante la Real Sociedad, Marcos Llorente entró en la segunda parte para ayudar a Koke y a Saúl, pero la inercia del partido era claramente local y al igual que ocurrió en la primera parte ante el Eibar, los rojiblancos no mejoraron con 3 en el centro del campo. Correr corrieron, pero el balón siempre les dejaba atrás.

Habrá que ver la decisión que toma Simeone con su nuevo Atlético de Madrid porque la Juventus no hará prisioneros. Ojo, los colchoneros están igual de verdes ahora que antes del parón, sin embargo, ya saben que las victorias amplían las virtudes y esconden las carencias. Toca Champions y toca ver qué Atlético se encontrará la afición rojiblanca en el Metropolitano. Si la corona de la intensidad tampoco cae del lado colchonero y la ausencia de identidad se mantiene, lo del Reale Arena no será un accidente aislado. Avisados están, no cabe duda.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation