Menú

Liga

El Barcelona pagó 1,4 millones a uno de los jefes del arbitraje español por "asesoramiento verbal"

José María Enríquez Negreira, exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, cobró a través de su empresa por asesoramiento.

José María Enríquez Negreira, exvicepresidente del Comité Técnico de Árbitros, cobró a través de su empresa por asesoramiento.
José María Enríquez Negreira fue vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros de la Real Federación Española de Fútbol desde 1994 hasta 2018 | Captura

La fiscalía de Barcelona investiga por corrupción entre particulares a DASNIL 95 SL, una empresa de José María Enríquez Negreira, exárbitro y vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros entre 1994 y 2018. La investigación se destapó al comprobar cómo el Fútbol Club Barcelona pagó 1,4 millones de euros a la empresa de Negreira entre los años 2016 y 2018, de acuerdo con la información que ha destapado el programa Qué t'hi jugues de SER Catalunya.

El escándalo podría ser mayor al asegurar Josep Maria Bartomeu que los informes de asesoramiento arbitral -sobre como debían comportarse ante los distintos árbitros asignados y en los que el Barcelona quería asegurarse de que no se tomaban decisiones arbitrales en su contra, ya existían al menos desde 2003 cuando él llegó al club, algo que ha confirmado también Sandro Rossell. Bartomeu puso fin a los pagos arbitrales en 2018 por una política de recorte de gastos. 15 años de servicios al conjunto azulgrana mientras ostenta el cargo de Vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros en un evidente, reiterado y nauseabundo conflicto de interés.

Negreira se defiende

Enríquez Negreira y su hijo ya han prestado declaración ante la Fiscalía. El ex vicepresidente del Comité Técnico de Árbitros ha asegurado a la Cadena SER que nunca hubo trato de favor al conjunto azulgrana y que esos pagos, de los que no ha aportado facturas, se debían a un trabajo de asesoría, que consistía en explicar a los jugadores cómo se debían comportar durante los encuentros con los colegiados. También les daba recomendaciones sobre lo qué podían hacer o no en función de quién fuera el colegiado que arbitraba el partido.

Enríquez Negreira era el propietario de DASNIL 95 y su hijo, Javier Enríquez Romero, era su administrador. Así como el padre manifestó a los inspectores de Hacienda que el Barça le pagaba por asesoramiento verbal, el hijo mantiene que sí entregaba informes concretos a los responsables del club.

En sus versiones los ejecutivos sostienen que las facturas corresponderían a informes técnicos que recibían de Javier Enríquez Romero, hijo del exárbitro, y administrador único de DASNIL 95 SL desde 2004 hasta 2019. Estos informes se entregaban a los responsables deportivos del primer equipo y del filial, según la versión de estos ejecutivos.

...y el Barcelona también

El F.C. Barcelona ha sacado un comunicado en el que defiende que ese tipo de servicios de asesoramiento arbitral son habituales en todos los equipos profesionales

Ante la información emitida hoy en el programa Què t'hi jugues de Ser Catalunya, el FC Barcelona, conocedor de los hechos que está investigando Fiscalía relativos a pagos efectuados a empresas externas, quiere dejar claro:

Que el FC Barcelona contrató en el pasado los servicios de un consultor técnico externo, quien suministraba, en formato vídeo, informes técnicos referidos a jugadores de categorías inferiores del Estado español para la secretaría técnica del Club.

Adicionalmente, la relación con el propio proveedor externo se amplió con informes técnicos relacionados con el arbitraje profesional a fin de complementar información requerida por el cuerpo técnico del primer equipo y del filial, una práctica habitual en los clubes de fútbol profesionales.

Actualmente, este tipo de servicios externalizados recae en un profesional adscrito al Área de Fútbol.

El FC Barcelona lamenta que esta información aparezca justamente en el mejor momento deportivo de la presente temporada.

El FC Barcelona emprenderá acciones legales contra quien estropee la imagen del Club con posibles insinuaciones contrarias a la reputación de la entidad que se puedan producir a raíz de estas informaciones.

Durante el periodo que investiga la Fiscalía tras detectar los citados pagos de 1,4 millones de euros del Barça al vicepresidente de los árbitros, Enríquez Negreira, al club catalán no le pitaron un penalti en contra en 78 jornadas de Liga seguidas.

Allá por 1990, el País sacaba un artículo en el que exponía lo siguiente: "Enríquez Negreira, de 44 años, es internacional desde la temporada 1987-88. Suele ser un habitual espectador de los partidos del Barcelona desde las últimas butacas del palco presidencial del Camp Nou".

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro
  • Curso