Menú

"¿Correr de cobardes? Para esto hay que ser muy valiente"

El escritor y atleta Javier Serrano explica a Libertad Digital las ventajas de correr, recogidas en su libro El manual del buen corredor.

0
El escritor y atleta Javier Serrano explica a Libertad Digital las ventajas de correr, recogidas en su libro El manual del buen corredor.

Aun sin habernos comido el turrón, puede que vaya siendo hora de empezar a pensar cómo quitarnos de encima todos los kilos que, sí o sí, vamos a ganar estas navidades. Y la fórmula es sencilla, dura pero sencilla: dieta y ejercicio físico. No hay otra. Gimnasio, fútbol, baloncesto, tenis... tenemos un amplio abanico de actividades que podemos practicar. ¿Y salir a correr?

A muchos nos invade la pereza sólo con escucharlo, pero las ventajas son máximas por un sacrificio mínimo. Lo cuenta Javier Serrano en su libro El manual del buen corredor (La Esfera de los Libros, 2012). Este periodista y escritor –va por su séptima obra y la segunda dedicada a este tema concreto– lleva prácticamente toda la vida dedicado al atletismo. Y es que de casta le viene al galgo, pues desciende de una familia de atletas.

Corredor popular, entrenador y autor de bastantes artículos en revistas especializadas, entre ellas Runners, Javier Serrano explica a Libertad Digital por qué empezar a correr: "Tiene una serie de ventajas y no sólo deportivas. En dos o tres semanas empiezas a apreciar muchas mejoras: aguantas más la jornada laboral, estás de mejor humor... correr te da mucha vida. Quienes corremos sonreímos más que la media".

Despacito y buena letra

Claro está, una de las claves es evitar hacer el burro, pues luego fácilmente se nos quitarían las ganas. "Lo más importante es acabar muy entero, con la sensación de que has sudado y hecho ejercicio, pero sin hacer el bestia. Siempre terminar con sensación de entereza pero nunca congestionado", relata Javier, bilbaíno de 40 años, a quien hemos querido preguntar si esto de correr no puede resultar un tanto aburrido. "Puede que sí, sobre todo cuando empiezas, porque no se puede comparar a un deporte en el que hay un componente de por medio (pelota, red, portería, canasta....), pero cuando le coges el gusto es otra cosa. Vas trotando por el mundo, viendo paisaje... puede que no tengas la sensación de marcar un gol o dar un pase en profundidad, pero tienes otros muchos beneficios. Además, ¡para aburrido ya está el yoga!", reconoce.

Otro de los tópicos que rodea a esta actividad –lo habrán oído, y mucho– es que "correr es de cobardes". "Afortunadamente le hemos dado la vuelta el tópico. Para correr hay que ser un valiente porque tiene sus dosis de sacrificio, de trabajo, de disciplina... para correr hay que tener una cierta fuerza de voluntad. ¡Imagina el que corre un maratón! Eso de que correr es de cobardes ha sido una broma durante muchos años, pero los que corremos tampoco huimos de nada", dice.

¿Y si me lesiono?

Con el escepticismo aún por bandera, uno se plantea inmediatamente el riesgo de las lesiones, en que pueda dañarse articulaciones como las rodillas, los tobillos o la fascia. Pero Javier recuerda que "el cuerpo no se rompe de golpe, sino que te va avisando". "Hay que ir muy poco a poco. Más vale el defecto que el exceso. El defecto tiene arreglo pero el exceso no". ¿Y por dónde pueden venir las lesiones? El desgaste del calzado, el tipo de superficie... hay muchos motivos, aunque nuestro corredor de cabecera apela al "sentido común" para evitar lesionarnos.

Lo que, ante todo, desaconseja Javier a los principiantes es iniciarse en la cinta del gimnasio porque "no entran en juego los tipos de suelo, las inclinaciones o el viento", y sí recomienda, por contra, "salir al aire libre". "Evitaría el asfalto porque puede ser muy agresivo para las articulaciones. Lo mejor es salir al parque, un bosque..." son los consejos que nos brinda.

¿Me apunto a la San Silvestre?

A medida que avanza la entrevista con Javier, a este redactor le invade el optimismo y se va planteando la opción, remota hasta hace sólo unos minutos, de vestirse de corto, calzarse las zapatillas y salir a trotar. Aunque sea a un ritmo cochinero. Obviamente no da tiempo de llegar a la próxima San Silvestre –básicamente porque el plazo de inscripciones ya se ha agotado–, pero sí a la del año que viene. ¿Llegaría a tiempo? "Sí, sin duda", responde Javier, que en el libro relata el caso de dos amigas suyas que el año pasado empezaron a prepararse en septiembre para esta carrera popular, "sin haber corrido en su vida", y lograron acabar la prueba, de diez kilómetros, en un tiempo de una hora y seis minutos. "Con un mínimo de constancia y de sentido común, en tres meses te puedes preparar de sobra para una carrera de esta distancia", cuenta.

Tiene muy claro Javier –y así lo relata en El manual del buen corredor– lo importantes que son las rutinas, "entrenar siempre por el mismo sitio y a la misma hora en la mayor medida posible". "Te facilita todo y lo tienes automatizado. La rutina es importante por los dos sentidos: por costumbre y por eficiencia", afirma el atleta y escritor, que confiesa que "jamás" ha corrido con música, aunque "ésta es una cuestión muy personal". "Lo que sí intento siempre es correr con amigos de niveles similares. Aunque vayas en silencio la compañía es muy importante. Pero, ¡para qué te voy a engañar! Siempre que salgo con algún amigo vamos charlando como cotorras. Valoro más la compañía de un amigo que un MP3, aunque comprendo perfectamente a quienes lo llevan", señala.

¿Cristiano o Messi? ¡Arbeloa!

Además de atleta, Javier es un futbolero empedernido. Reconocido seguidor del Athletic de Bilbao –"para mi desgracia", dice entre risas, consciente de la mala marcha de los leones esta temporada– y de la selección española, tiene un blog en Marca.com (¡A por ellos!).

Y la pregunta a Javier es obligada: ¿cómo son los estilos de Messi y Cristiano Ronaldo corriendo? "Desde el punto de vista atlético me quedo con Cristiano, que tiene una forma de correr muy explosiva, muy parecida a la de un velocista. Corre excesivamente crispado para mi gusto, pero tiene una punta de velocidad descomunal. Es lo más parecido a un atleta, sólo le falta que le pongan unos tacos...", señala sobre la estrella del Real Madrid.

En cuanto al delantero argentino del Barcelona, define su estilo como "irreal". "Como tiene el centro de gravedad en los tobillos, parece un tentempié y no entiendes cómo sigue de pie con todo lo que le zurran. Es rapidísimo", añade.

Pero Javier nos apunta el nombre de otro futbolista de elite: Álvaro Arbeloa. "Me gusta mucho su estilo, corre con mucha naturalidad y soltura. Me encanta cómo corren los laterales, que son puros fondistas".

Como indica Javier, "correr no es sólo una afición, sino una forma de vida". Una forma de vida desde luego bastante saludable en la que, por lo que hemos podido comprobar, tenemos mucho que ganar y poco que perder.


Puede seguir a Javier Serrano en Twitter.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios