Menú

Hungría acaba con el sueño de España

La selección española de balonmano femenino cayó eliminada en el Mundial de Serbia tras perder por 28-21.

0

La selección española de balonmano femenino cayó eliminada en el Mundial de Serbia 2013, tras perder por 28-21 ante Hungría en los octavos de final, en un encuentro en el que España no pudo superar los numerosos problemas, tanto ofensivos como defensivos, que sufrió en la primera mitad.

Una primera parte que el conjunto español cerró con una contundente desventaja de cinco goles (17-12), que pese a la reacción de las guerreras en la segunda mitad, comandadas por una irreductible Macarena Aguilar, no pudo evitar la derrota (28-21) y eliminación del conjunto español.

Obsesionada por controlar el poderío anotador de la primera línea magiar, personificado en Zsuzsanna Tomori, la defensa española se olvidó de vigilar a las exteriores húngaras, la zona por la que comenzó a escapársele el partido.

Tomori, empeñada en estrellar una y otra vez el balón contra los palos, cerró el primer tiempo con tan sólo un tanto, pero las extremos Bernadett Bognar-Bodi y Orsolya Verten sumaron casi la mitad -siete- de los goles húngaros a la llegada del descanso.

La selección española, sin embargo, no pudo empezar mejor el partido, sólida como siempre en defensa y con las ideas claras en ataque para hacer llegar el balón a las jugadoras de segunda línea o generar los espacios necesarios para las penetraciones.

Pérdidas de balón decisivas

Pero las constantes pérdidas de balón acabaron por oscurecer el juego ofensivo del equipo español, que pasó en apenas cuatro minutos de vencer por 5-7 a perder por dos tantos (7-9) de diferencia, tras encajar un parcial de 4-0.

Un parcial que acabó por hundir al conjunto español, que se vio completamente desbordado, tanto en ataque como en defensa, por las magiares, como demostraron los cinco goles de desventaja (17-12) con los que las de Jorge Dueñas llegaron al descanso.

Ese marcador hubiera hundido a cualquier selección, pero no a España, que volvió a hacer gala de su carácter en un arranque de la segunda mitad en el que la central Macarena Aguilar hizo soñar con la remontada con sus eléctricas penetraciones.

Cuatro goles de la jugadora del Randers danés, que forzó además dos penaltis, permitieron a la selección española dejar en tan solo dos tantos (19-17) una desventaja que había llegado a alcanzar los seis (18-12) en el primer minuto de la reanudación.

Pero cuando parecía que el conjunto español estaba en disposición de dar definitivamente la vuelta al marcador, de nuevo los fallos y la precipitación le condenaron. No supo darle la pausa necesaria a su juego cuando había logrado lo más difícil, meterse de nuevo en la pugna por el triunfo.

Empeñadas en anotar los goles de dos en dos, las guerreras volvieron a caer en la sucesión de pérdidas que marcó la primera mitad, lo que permitió respirar a una Hungría que, con oficio, aprovechó la ansiedad del conjunto español para volver a distanciarse en el marcador, hasta llegar a los siete goles que reflejó el 28-21 final.

Ficha técnica

Hungría: Kiss; Bognar-Bodi (4), Bulath (-), Szekeres (-), Tomori (2), Szucsanszki (2) y Verten (3) -equipo inicial- Herr (ps), Zacsik (5), Triscsuk (1), Kovacsics (-), Görbicz (6, 4p), Szamoransky (1), Redei-Soos (3), Cifra (-) y Kovacsicz (1)

España: Silvia Navarro; Marta López (7), Mangué (1), Aguilar (4), Barbosa (4, 2p), Eli Pinedo (-) y Begoña Fernández (3) -equipo inicial- Beatriz Fernández (-), Chávez (-), Pena (2) y Elorza (-)

Marcador cada cinco minutos: 2-3, 5-7, 9-8, 12-9, 14-10 y 17-12 (Descanso); 19-16, 19-17, 21-18, 23-20, 24-20 y 28-21 (Final)

Árbitros: Birch y Stenrand (DEN). Excluyeron por dos minutos a Triscsuk y Tomori por Hungría; y a Begoña Fernández y Mangué por España.

Incidencias: Encuentro correspondiente a los octavos de final del Campeonato del Mundo femenino de Serbia 2013 disputado en el Spens Arena de Novi Sad ante unos 1.500 espectadores.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios