Menú

Sin Contador y sin Froome, pero todavía queda mucho Tour de Francia

El italiano es líder y aparece como principal opción. Porte, segundo, y Valverde, tercero, quieren el amarillo. Aún faltan los Alpes y Pirineos.

1
El italiano es líder y aparece como principal opción. Porte, segundo, y Valverde, tercero, quieren el amarillo. Aún faltan los Alpes y Pirineos.
Vincenzo Nibali, el gran favorito para ganar en París. | EFE

Está claro. El Tour de Francia tendrá nuevo campeón. Tras las retiradas de tres los últimos ganadores, Andy Schleck, Chris Froome y Alberto Contador, todos por caídas, la ronda gala conocerá a un nuevo ciclista que llegue a Paris vestido de amarillo.

Siguiendo la tradición de las 6 últimas ediciones, donde se han visto 6 campeones del Tour diferentes, este año, el séptimo consecutivo, habrá uno nuevo. Carlos Sastre (2008), Contador (2009), Andy Schleck (2010, por sanción al propio Contador), Cadel Evans (2011), Bradley Wiggins (2012) y Froome (2013) han sido los últimos nombres inscritos en el libro de oro de la carrera ciclista más prestigiosa del mundo.

Nibali, principal favorito

Ahora, Vincenzo Nibali aparece en todas las quinielas para ser el nuevo ganador del Tour. Desde 1998 no gana un italiano en la ronda gala, entonces con Marco Pantani. Sin embargo, aunque parece que lo tendrá más fácil que nunca tras las retiradas de Froome y Contador, el Tiburón del Estrecho tiene todavía un largo recorrido por delante. Ganador de la Vuelta a España de 2010 y del Giro de 2013, tiene también un segundo puesto en el Giro (2011) y en la Vuelta del año pasado, así como un tercero en el Tour del año 2012. Hombre de carrera de tres semanas, de gran regularidad, mejor escalador que contrarrelojista, el siciliano apunta a ser el patrón de lo que queda de carrera.

Lleva dos victorias y porta el maillot amarillo. Pero el Tour, en cierto, modo, no ha hecho más que empezar. Le quedan los Alpes y los Pirineos por delante, además de la crono de 54 kilómetros del penúltimo día. Y muchos rivales que ahora ven las opciones de subir a lo más alto del podio de París más abiertas que nunca. No está ese gran dominador, por lo que eso es un sinónimo para poder poner la carrera patas arriba.

Richie Porte y Valverde, al acecho

Por cómo está la clasificación ahora mismo, sus dos grandes rivales son el australiano Richie Porte, del conjunto Sky y que venía a proteger las opciones de Froome. Iba a ser el líder de su equipo en el Giro, pero desde la dirección deportiva decidieron llevarlo mejor de segundo al Tour. Ahora le ha llegado su gran oportunidad. Es el mejor croner de los tres del podio, y en montaña es un hombre-diésel, con lo que bajarle de ahí será complicado. Ahora está a 2.23 del primer puesto, pero tras un inicio de temporada bastante flojo, parece que irá a más.

Y en el tercer escalón encontramos a la que ahora es la gran esperanza española, Alejandro Valverde. A 2.47 del siciliano, no es ese ciclista de gran rush final que remontaba tiempo en duras subidas. Ahora ha aprendido a regularse y a controlar los esfuerzos. Está lejos, pero durante la temporada ha conseguido grandes victorias que le han dado ánimos, a la vez que ha evitado cruzarse con los favoritos. Queda la gran montaña, donde debería ir a más. Y queda la crono final, un terreno en el que ha mejorado mucho. No obstante, es el actual campeón de España de la especialidad.

Alpes, pero sobre todo Pirineos, decidirán

Pero no son los únicos: los frances Bardet o Pinot, o el estadounidense Van Garderen, así como el portugués Rui Costa, el holandés Mollema o el belga Van den Broeck, lucharán por el podio. Y todos se ven con opciones. Sobre todo, porque todavía quedan otros cuatros finales en alto, empezando por este mismo fin de semana, con las llegadas alpinas a Chamrousse (18 kilómetros a 7'3% de desnivel medio) y Risoul (12'6 al 6'9%) , éste último tras coronar el Izoard (19 al 6%). Además de que en prácticamente cualquiera de los días que queda de aquí al final del Tour, una de las llamadas escapada bidón puede provocar que se filtre algún segunda espada y se meta en la pelea.

Y cuando acaben los Alpes, turno para los Pirineros, que tienen mayor interés por cuánto que acumulan mayor dureza. Será un duro tríptico con finales en Bagnères de Luchon, tras subir al Port de Balès (11'7 al 7'7%). Pero sobre todo, las dos siguientes, con final en Sant Lary, previo paso por el Portillon, Peyresourde y Val Louron -una auténtica etapa reina-; y la que muchos tendrán señalada en rojo, ya que además es la última oportunidad para los grandes escaladores, la 18ª etapa, con subida al Tourmalet y llegada en Hautacam.

Queda mucho Tour de Francia. Aunque domina Nibali, el Tiburón, los demás querrán pescar en un río más revuelto que nunca. Sin un hombre que pueda repetir triunfo, el Tour busca nuevo heredero.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation