Menú

Cuatro opciones para vender un coche usado

El gran momento que vive el mercado de vehículos de ocasión ha provocado la aparición de nuevas y variadas vías para vender un automóvil usado.

0
El gran momento que vive el mercado de vehículos de ocasión ha provocado la aparición de nuevas y variadas vías para vender un automóvil usado.
Venta de coches. | Archivo

Afortunadamente, hoy en día contamos con numerosas opciones para vender un coche usado. El inmejorable momento que vive el mercado de compraventa de vehículos de segunda mano, en parte debido a la crisis económica; ha propiciado la aparición de nuevos profesionales del sector y nuevas vías para deshacerse de un automóvil de forma más o menos rentable. De acuerdo a los datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), el año pasado se adquirieron en total de 1,78 millones de coches usados, esto supone un aumento del 6% en las ventas de automóviles de ocasión con respecto a 2014. Por cada vehículo nuevo se venden dos usados, por lo que si hemos comenzado el año con la idea de despachar nuestro actual utilitario, nos encontramos en el mejor momento para hacerlo.

El inconveniente es que existen tantas alternativas que es realmente difícil saber por cuál decantarse: venta a particulares, concesionarios de ocasión, subastas, empresas online y, para aquellos vehículos en mal estado, está la opción del desguace o la venta por piezas. ¿Dónde vender nuestro coche? Para responder a esa pregunta, debemos hacernos otras antes: ¿Buscamos el máximo beneficio?, ¿tenemos prisa por vender?, ¿queremos hacerlo de forma cómoda? De acuerdo a nuestras respuestas, las cuatro mejores opciones para vender un coche usado son las siguientes:

La venta a un particular

Siempre ha sido la alternativa preferida por los propietarios ya que se entiende que a través de esta vía se puede obtener un precio más alto, ya que se negocia de tú a tú con el futuro comprador. Podemos usar internet o el tradicional boca a boca para anunciar su puesta en venta. Los inconvenientes de esta opción son varios: requiere tiempo y disposición (hay que quedar con los interesados), hay que negociar el precio, realizar los trámites burocráticos correspondientes y, el último y no menos importante, en caso de avería del vehículo durante los primeros seis meses estás obligado a abonar los costes de la misma.

Concesionarios

Si queremos deshacernos de un vehículo de forma rápida y cómoda, los concesionarios de ocasión son nuestra mejor alternativa. Estos nos ofrecen una mayor fiabilidad y facilidades para vender nuestro coche, pero también es cierto que el precio que podemos obtener puede ser menor de lo esperado. Asimismo, al tratar con profesionales la negociación puede ser más difícil. Pasa lo mismo que cuando nos acercamos a un concesionario de vehículos nuevos y entregamos nuestro automóvil como parte del pago del nuevo, nuestras dotes para regatear poco o nulo resultado obtienen.

Internet

En la actualidad, el número de páginas y empresas online dedicadas o relacionadas con el mercado de la compraventa de vehículos de segunda mano es realmente alto. En internet encontramos desde compañías que compran turismos usados, páginas para anunciar su venta o para subastarlo e incluso hasta webs para intercambiar vehículo. En cuanto a esto último, intercambiar un coche por otro es algo más frecuente de lo que podemos imaginar. Se trata de vehículos cuyos propietarios no terminan de ver con buen ojo su salida al mercado, suelen ser caprichos o cargas, y que prefieren usarlos como moneda de cambio para adquirir el coche que realmente necesitan, así es posible ver cambiar un deportivo por un coche familiar

Más allá del desguace

Por último, si nuestro coche se encuentra en unas pésimas condiciones lo normal es bien entregarlo en dación del pago de un nuevo automóvil o acudir a un desguace. En éste último no obtendremos ninguna rentabilidad, casi con total seguridad, pero al menos nos quitaremos el vehículo de encima de forma rápida y cómoda. Pero si no tenemos prisa por venderlo, gozamos de tiempo y de algunas nociones de mecánica, podemos venderlo por piezas. Para ello necesitaremos un garaje donde ir almacenando las piezas y un portal donde anunciarlas, pero con total seguridad obtendremos una mayor beneficio que acudiendo al desguace.

En Motor

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD