Menú

El dopaje tecnológico ya se ha instalado en el ciclismo

Este fin de semana descubrieron un motor en la bici de una sub-23. La UCI ya está investigando si puede haber más casos

0
Este fin de semana descubrieron un motor en la bici de una sub-23. La UCI ya está investigando si puede haber más casos
Femke van den Driessche, en el mundial donde fue cazada. | EFE
Ya es una realidad. El dopaje mecánico (o electrónico) como lo ha llamado la propia UCI (Unión Ciclista Internacional), ya ha llegado a las competiciones. Ocurrió el último fin de semana de enero, cuando en el mundial de ciclocross disputado en Zolder, Bélgica, se encontró que una de las bicicletas que usaba la ciclista local Femke van den Driessche llevaba un motor instalado. Algo que añade un potencial extra a la bicicleta. Se habla de entre 100 y 150 vatios más. Un extra suficiente para, en según qué pruebas, otorgarle la gloria al tramposo.

"Podemos afirmar que se trata del primer incidente de dopaje mecánico del que tenemos constancia", dice Peter van den Abeele, responsable de ciclocross de la UCI. Es decir, ya se usa la palabra dopaje, la lacra que tanto ha lastrado en los últimos años al ciclismo. En este caso ya no es a través de fármacos o productos químicos. Ahora la historia puede haber cambiado.

¿Cómo funcionan estos motores?

El motor del que se habla (que la UCI está investigando, bajo sumo secreto y del que todavía no ha mostrado foto alguna) sería algo que podría ir instalado en el eje de pedalier. Ahí estaría el engranaje y su batería iría por el tubo del cuadro, posicionado de manera vertical, hacia el sillín. Pero ya hace un par de años, el exprofesional estadounidense Greg Lemond detalló en un vídeo como se activa uno de estos motores: quitándole el tapón al bidón.

El diario francés L'Equipe mostró el trabajo de Istvan Varjas, ingeniero húngaro, que había llegado a vender algunas de sus motores por el sur de Francia y por Italia, a razón de unos 100.000 euros. Según la información que recoge este diario, estos motores disponen de distintas medidas de potencia y de autonomía, y que son totalmente silenciosos e ilocalizables. O al menos así lo era hasta ahora, que la UCI ha utilizado, toda vez que el año pasado cambiaron la norma, un detector de anomalías electromagnéticas, que ha permitido 'cazar' a la tramposa, en lugar de los escáneres que se usaban antes

La Gazzetta dello Sport, por su parte, va más allá y habla también de ruedas motorizadas. De hecho, tras el descubrimiento del motor en la bici de Van den Diressche, ya se ha empezado a sospechar de ruedas que giran más de la cuenta. Los rumores ya se han extendido.FOTO

Foto de La Gazzetta

Cancellara, Froome, Hesjedal...

Pero estos rumores arrancaron en el ciclismo profesional, el que más dinero mueve, allá por el 2010, con una exhibición del suizo Fabian Cancellara en el Tour de Flandes, primero, y en la París-Roubaix, después. Allí se empezó a hablar de un motor que se activaba desde la manetas del cambio (junto a los frenos).

Tras el suizo, el siguiente en pasar por el dedo acusador fue el británico Chris Froome, en el Tour de Francia que ganó en el 2013. A raíz de un ataque demoledor a Alberto Contador en el Mont Ventoux, sentado, dejando al de Pinto atrás y cazando a Nairo Quintana, se habló de un posible motor en su bicicleta. Todo ello añadido por un vídeo en el que se veía como en ese cambio de ritmo sus pulsaciones no aumentaban, como si no se cansara.

Y el último ejemplo de sospecha llegó en el 2014, en la Vuelta a España, con una caída del canadiense Ryder Hesjedal. Se fue al suelo y la bici, sola, siguió girando.

Sin embargo, ninguna de estas sospechas han sido reveladas como trampas. Hasta ahora, sólo la joven ciclista belga de 19 años ha sido pillada. Ahora se enfrenta a una sanción desde los 18.000 euros a los 180.000 y una sanción que podría ir de los 6 meses a toda la vida.

Merckx pide sanciones de por vida

Eddy Merckx pide sanciones de por vida para los infractores de este tipo de dopaje. Igual que Patrick Lefever, mánager del equipo profesional Etixx. Y Bradley Wiggins, en Dubai, para disputar el Tour de Dubai, ha dicho en Sky Sports que "estoy totalmente convencido de que los motores ya se han utilizado antes". El último en hablar no cierra la puerta a que haya pasado.

Sin embargo, las preguntas que surgen a partir de este descubrimiento son muchas. Por un lado, ¿cómo es posible que una chica de 19 años haya conseguido llegar a tener un motor así con lo cuesta? Y la duda es mayor cuando se ve que su familia no es que sea muy boyante económicamente, con un padre y un hermano a los que les rodean las sospechas.

Por tanto, si ella no puede alcanzar a pagarse ese motor, ¿quién se lo ha suministrado? Según Nicolás Van Looy, experto en ciclismo, miembro de la página ciclo21.com, "eso es lo que tiene que averiguar la UCI. Una marca (de bicicletas) no porque no le interesa estar relacionada con motores porque ellos no lo venden; el fabricante del motor no, porque no va a poder hacer publicidad de que tal corredor ha ganado gracias a su motor. ¿Quién? Pues traduzcamos el doping tradicional a esto y veamos quien sale beneficiado".

En la ruta no es posible

Por ello, Van Looy considera que Femke ha sido un peón utilizado para ver si da réditos. Y añade que en la ruta no es posible utilizarlo. "En el ciclocross puede ser porque es una hora (cada carrera dura una hora)" y la autonomía de estos motores es de media hora. Además, en este deporte se cambia de bici en alguna ocasión. Por tanto, para sólo media hora, no saldría rentable llevar añadido un peso de medio kilo, que puede ser el que tengan estos motores.

Pero esto nos podría llevar a cuestionarnos por qué no sería posible en el ciclismo. En determinadas etapas con final en alto, los ciclistas, los grandes líderes, cambian de bici justo antes de afrontar la última subida. Algo que rechaza el exciclista Eduardo Chozas "porque, entre otras cosas, se tendría que oír. Tiene más que perder que ganar". Y se pregunta lo siguientes: "si fueras Froome, ¿te la jugarías? Si te pillan, desapareces tú, hundes a tu equipo, la marca… Que alguien lo haga, lo llego a entender. Pero las grandes figuras me niego a creerlo".

Aunque tanto Van Looy como Chozas están de acuerdo en una cosa: los motores existen. Pero existen en bicicletas de uso urbano o para personas mayores, ya sean eléctricos o de motor. "Hasta el sábado decía que lo de los motores era imposible", sentencia Van Looy. Ahora ya se ha visto que en competición también aparecen y "estamos ante el momento de actuar" porque se tiene la teoría de que si lo llevaba era porque ya lo había probado antes. Aunque ella dice que la bicicleta era de un amigo suyo.

Lo que está claro es que el primer motor en una bicicleta de competición ya ha aparecido. Y se ha encontrado. Pero parece que es sólo la punta del iceberg de algo que puede ir más allá. De momento, todos niegan y rechazan la posibilidad. Pero saben que 'haberlo, haylo'.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios