Menú

Un golpe mal intencionado acaba con un dedo partido por la mitad en la NHL

El capitán de los Penguins, vigentes campeones, destrozó el dedo de un jugador de los Ottawa Senators.

0

Sidney Crosby, capitán y líder de los Pittsburgh Penguins, ha protagonizado en la última semana una de las peores jugadas de la NHL en lo que va de temporada. El considerado por muchos como el mejor jugador de hockey hielo a día de hoy suele ser protagonista por sus goles y asistencias, pero en esta ocasión lo es por destrozar el dedo de un rival en pleno partido y con un golpe mal intencionado.

El choque que enfrentaba a los Pittsburgh Penguins con los Ottawa Senators transcurría con total normalidad en el primero de los tres actos por jugarse cuando en un cuatro para cuatro, Crosby decidió parar la incursión de Marc Methot con un golpe fuera de lugar. En un principio no pareció pasar a mayores, pero cuando Methot se quitó el guante, se pudo ver uno de sus dedos partido por la mitad.

En la acción casi no se aprecia la dureza del golpe y el propio jugador de los Ottawa Senators tampoco hizo ningún gesto de dolor claro que indicase una lesión como la que finalmente ha tenido lugar. El entrenador de su equipo declaró posteriormente que el dedo "está totalmente destruido".

Crosby, que habitualmente recibe muchos más golpes de los que da el propio capitán de los vigentes campeones, se ha defendido alegando que no fue un golpe malintencionado, pero sus rivales, en algunos casos, piden que sea sancionado y que incluso se quede sin jugar los playoff.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation