Menú

Sandra Sánchez, una número uno del mundo que fue rechazada en España

Sandra es la número 1 del mundo en Kárate desde hace tres años. Vive y se entrena en Dubai. En España la rechazaron “por ser demasiado mayor”.

0
Sandra Sánchez, una número uno del mundo que fue rechazada en España
Sandra realiza un movimiento en una kata. | Federación Española de Karate

Sandra Sánchez tiene 36 años y es una de las muchas deportistas españolas que triunfa por el mundo pero que no es conocida en el país donde nació. Nacida en Talavera de la Reina, Sandra es Campeona de Europa, medalla de bronce en los mundiales y desde hace tres años, es la número 1 en kárate, en la modalidad de ´kata´. Pocos la conocen en España pero sí es famosa en Dubai donde vive y entrena. Ahora puede decir, con orgullo, que se gana la vida con el Kárate pero lograrlo ha sido una auténtica proeza.

Sin centro de alto rendimiento al irse con madre enferma

Sandra tenía claro que quería dedicarse al kárate. Se veía todos los vídeos de la japonesa Rika Usami, "la top de los que practicamos katas", dice. Su sueño era este y lo deseaba con tanta fuerza que ganó a todos los condicionantes que tenía en su contra. Y eran muchos. Para empezar, Sandra tuvo que gastarse sus ahorros para ir alimentando ese sueño, pagándose sus viajes para estar en las competiciones internacionales. Continuamos con la zancadilla que recibió de las propias instituciones españolas. El CSD no admitió a Sandra en el Centro de Alto Rendimiento después de que se marchara para acompañar a su madre, enferma de cáncer. Se fue con ella al mes de entrar en el centro y no fue readmitida. Le dijeron a su entrenador que era demasiado mayor, que su momento había pasado y pese a que ella ganaba medallas en los campeonatos de España, nunca fue con la concentración de la selección.

La karateka se rindió. Aunque sólo lo hizo por un año. Cansada de esperar una oportunidad, Sandra se marchó a Australia donde estuvo un año haciendo lo mismo que hacía en España: dar clases de ´kata´. Dejó de lado su sueño de manera temporal. Regresó a España para volver a intentarlo. Se entrenó diariamente en un gimnasio, volvió a pagarse los viajes hasta que uno, a Dubai, le cambió la vida.

Un viaje a Dubai le cambio la vida

Tras terminar el campeonato, unos empresarios se fijaron en ella y le ofrecieron dar clases en un club y competir en su nombre por todo el mundo.Tras muchos años de sacrificios, se le ofrecía una vida totalmente nueva. Tiene un sueldo fijo, una casa y no tiene que contar cuanto gasta en gasolina cada semana. Ahora es la número 1 del mundo.

Sandra fue la protagonista en el Ultraligero de El Primer Palo, con Juanma Rodríguez. Puedes escuchar la sección aquí:

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation