Menú

El vía crucis de Alberto Contador en la Vuelta al País Vasco

En la cuarta etapa, el madrileño sufrió dos caídas, un pinchazo y tuvo que cambiar dos veces de bicicleta para no perder tiempo.

Libertad Digital
0
El vía crucis de Alberto Contador en la Vuelta al País Vasco
Alberto Contador llegó magullado a la meta de Bilbao. | EFE

El esloveno Primoz Roglic (LottoNL-Jumbo) ha ganado este jueves en solitario la cuarta etapa de la Vuelta al País Vasco, de 174,1 kilómetros entre San Sebastián y Bilbao, mientras que el español David de la Cruz (Quick-Step Floors) mantiene el maillot amarillo de líder por un solo segundo.

Sin embargo, la jornada ha estado marcada por los continuos problemas de Alberto Contador (Trek), que sufrió dos caídas, un pinchazo y tuvo que cambiar dos veces de bicicleta para no perder tiempo con el resto de favoritos. El madrileño entró solo en meta, ya que la segunda caída se produjo en el último kilómetro.

"Ha sido una caída bastante mala. Ahora estoy en caliente, pero seguro que pasaré una noche complicada", fueron las palabras del corredor del Trek en la meta de Bilbao. Más allá de los daños sufridos, el madrileño dice que "habría que replantearse este tipo de llegadas" porque los conos en la carretera generan confusión entre los ciclistas. "Un final con tanto cono hay que replanteárselo, nos metemos por dentro, por fuera, hay que analizar cómo estaba puesta esta llegada. Hay que poner atención", señalaba.

Contador, que cayó a 30 kilómetros de meta, explicó el incidente que le obligó a llegar con más de un minuto de retraso, si bien los jueces le dieron el mismo tiempo que al vencedor. "Había un estrechamiento y un corredor pilló un cono y cayó. Unos cuantos fuimos detrás, ha sido algo inevitable. Iba bien colocado, pero nunca se sabe; si te toca, te toca", dijo Contador en la meta de Bilbao.

"En estos casos", siguió el español, "toca levantarse y seguir, pero la caída ha sido bastante mala. Ahora en caliente no parece que tenga mucho, pero esta noche será complicada y mañana será un día importante. Dentro de lo que cabe, he terminado sin problemas", apuntaba un Alberto Contador que también tuvo problemas mecánicos en el ascenso a El Vivero.

"En la subida tuve que cambiar la bicicleta porque la rueda iba floja. Un compañero me dio la suya, pero era pequeña y no iba cómodo. Ha sido un día de mala suerte, pero si he salvado esta etapa, ya salvo cualquiera", afirmaba un optimista Contador, que en principio este viernes tomará la salida en la etapa reina de la presente edición de la Itzulia, que incluirá tres subidas al Santuario de Arrate (primera categoría), la última por Matsaria y la cima de Usartza a 2 kilómetros de meta. Una ascensión corta y durísima de 3,9 kilómetros al 10,8% de desnivel y con tramos de hasta el 12,5% que pone fin al recorrido con seis altos puntuables.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios