Menú

Nairo Quintana se aferra a la gesta

El colombiano debe remontar 2:13 minutos con Froome si quiere alzarse con el maillot amarillo. 

LD/ Efe
0
Nairo Quintana se aferra a la gesta
Nairo debe sacar lo mejor de sí mismo si quiere remontar en el Tour | EFE

"Ahora es más el querer que el poder", aseguró hoy el colombiano Nairo Quintana en la primera jornada de descanso del Tour de Francia, en el que está lejos de la posición de pretendiente al triunfo final con la que había llegado a la carrera.

El jefe de filas del Movistar compareció ante los medios con el gesto resignado y el discurso voluntarioso. Más que el tiempo perdido (2:13 minutos) con el británico Chris Froome, insuficiente para tirar la toalla con dos semanas de competición, Pirineos y Alpes por delante, Quintana parece descontento con las sensaciones que se ha dejado en la carrera.

No ha podido aguantar el ritmo de los mejores en la montaña, el terreno en el que se le supone una superioridad, donde tenía que recuperar el tiempo perdido en la contrarreloj inaugural de Düsseldorf.

"Hemos cedido tiempo por falta de fuerzas, no nos vamos a engañar", dijo, sincero, el ciclista de Boyacá, que consideró que solo una gesta puede reengancharle a la competición con los mejores. Quintana aseguró que tiene que tener "un día brillante" y que coincida con una "etapa importante". Solo así pude volver a recuperar las diferencias que, dijo, no son demasiado altas en un Tour que calificó de "más parejo" que en ediciones pasadas.

Desde que comenzó el Tour, el colombiano tiene marcada en rojo la etapa del Izoard, el próximo 20 de julio, día de Colombia, dos días antes de la contrarreloj definitiva en Marsella. Pero esa jornada parece ahora demasiado poco trampolín para catapultar a Quintana al podium, la posición en la que ha acabado en sus tres participaciones, dos en el segundo puesto y el año pasado en el tercero.

"Traigo bastantes días de competición juntados, con los del Giro. No sé lo que puede pasar en la tercera semana pero puedo tener un día brillante y espero que coincida con una buena etapa", señaló.

Precisamente haber competido en Italia, donde fue segundo por detrás del holandés Tom Doumolin, parece estar pesando en las piernas de Quintana, que aunque sostiene que las sensaciones que tiene son buenas confiesa que no tiene potencia suficiente para aguantar con los mejores.

Pese a ello, el colombiano asegura que no se arrepiente de su elección, que está aprendiendo a conocer las reacciones de su cuerpo y que todas sus acciones persiguen "mejorar".

"Es una apuesta que haces, algo diferente que queríamos hacer. Nos quedan muchas cosas por aprender y cosas de lo que ha pasado y de cómo lo hemos hecho para mejorar", dijo el colombiano. "Pero hay cosas que se pueden mejorar para seguir haciendo este tipo de cosas. Es la primera vez que corro Giro y Tour y ambos han ido muy rápido. Ahora no es mi mejor momento, pero espero poder tener algún día brillante", aseguró.

Tampoco su director de equipo, Eusebio Unzue, se explica la bajada de rendimiento de Quintana, aunque está convencido de que no tiene que ver con haber disputado el Giro. "Si fuera así, no habría perdido solo medio minuto ayer en la subida al Mont du Chat con los primeros", afirma el veterano técnico, que no tiene otra explicación alternativa aunque sostiene que la está buscando.

Unzue también se abona a la esperanza y recuerda que su pupilo está acostumbrado a dar sorpresas a la carrera, por lo que recomienda no enterrarle todavía. "Se merece que confiemos en él", dice el director, que no descarta una remontada del colombiano.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios