Menú

La historia de Ángel Fernández: De perderse el Europeo de Balonmano a soñar con el Mundial

El jugador del Kielce polaco, que se perdió el pasado Europeo, atiende a Libertad Digital antes del debut mundialista

0
Ángel Fernandez | EFE

A Angel Fernández (El Astillero, Cantabria, 1988) se le vino el mundo encima el 13 de enero del año pasado. En el primer partido en el Europeo, ante la República Checa, anotó un tanto prodigioso, terminando la primera parte, pero al poner la pierna derecha en el suelo tras la elevación, notó un golpe en la rodilla. No volvió a jugar en todo el campeonato tras detectar los médicos, en el descanso, que aquello no iba bien. Tras el partido, la peor de las noticias, esguince de rodilla con afectamiento parcial del ligamento interno.

Fernández, actual jugador del Kielce polaco donde coincide con Julen Aguinagalde y con dos Dujshebaev, Alex y el técnico Talant, tuvo que ver desde casa la espectacular actuación de sus compañeros. España se colgó el oro en un Europeo memorable del que él fue partícipe, aunque no del todo.

Coge el teléfono desde la habitación del hotel, en las horas previas a viajar a Alemania con sus compañeros. Atiende a Libertad Digital con una sonrisa que se atisba en la distancia. "No te voy a negar que este Mundial es especial para mí porque el año pasado me lesioné en el primer encuentro. Justo, además, una lesión que casi duró las tres semanas del campeonato. Una faena, pero está olvidado. Ahora a disfrutar".

Fernández reconoce que el Mundial es muy complejo. "Este es un camino lleno de obstáculos, cualquier selección nos puede poner un problema. Hablamos de Bahrein y Japón, en teoría fáciles pero en un día malo cualquier equipo te puede ganar"

El cambio de sistema de competición (otra vez vuelta a la segunda fase también en liguilla valiendo los puntos de la primera ante las selecciones que pasan contigo, se deja atrás la eliminatoria directa de octavos y cuartos de final) obliga a España a hacer buenos partidos en la primera ronda. "Ten en cuenta que los puntos con las que pasen con nosotros valen, y no nos podemos despistar. Entrar como tercera, practicamente te deja fuera de las semifinales porque pasarías con 0 puntos. Es importante ganar", nos dice Fernández.

No rehuye la presión el jugador ante este Mundial, dado que España llega como campeona de Europa. "Ya hemos perdido el efecto sorpresa que siempre nos podía favorecer. Ahora llegamos como campeones de Europa y eso te da un lugar entre los favoritos, pero hay que demostrarlo en el campo".

Para el partido de este viernes, el debut ante Bahrein, Fernández es claro "Esta selección ha mejorado mucho en los últimos tiempos. Todos los equipos tienen algo de lo que preocuparte. Por ejemplo, Bahrein tiene tíos que tiran desde todos los lados, les da igual la distancia y eso nos puede complicar". Luego ya se hablará de Islandia, Japón, Macedonia y Croacia, rivales en la primera fase.

Un Mundial especial para él por lo que pasó un año atrás. Viaja a Alemania para ayudar a sus compañeros y para ser importante él, dada su altura y su posibilidad para jugar de central y lateral. Un Mundial en la que recupera la ilusión que le quitó un mal vuelo en un partido de recuerdo negativo. Este campeonato en el que nadie rehuye el objetivo más ambicioso, siendo cautos. "Ojalá podamos estar en semifinales como mínimo" nos confiesa Fernández, justo antes de despedirnos. Ojalá que hablemos de nuevo como campeones del mundo.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation