Menú

Mercedes-Benz G63 AMG 6x6: la bestia del desierto

AMG, la división deportiva de Mercedes-Benz, se suele ocupar de superdeportivos... pero también de tremendos todoterreno como el G63 AMG 6x6.

0
AMG, la división deportiva de Mercedes-Benz, se suele ocupar de superdeportivos... pero también de tremendos todoterreno como el G63 AMG 6x6.
Mercedes-Benz G63 AMG 6x6

Siempre se suele asociar AMG a la creación de superdeportivos para Mercedes-Benz. No en vano esta división perteneciente al fabricante alemán es la encargada de crear las versiones de altas prestaciones de la gama de la marca de la estrella. Modelos de espectaculares líneas capaces de soprepasar los 250 km/h de velocidad máxima.

Pero no es el de los superdeportivos el único campo en el que trabaja AMG, ya que también los todoterreno de Mercedes pasan por sus manos para convertirlos en poderosos modelos de alta potencia y capacidad, como los G 63 AMG y G 65 AMG.

Ahora Mercedes y AMG han ido un paso más allá al crear dos unidades de su modelo más brutal y sorprendente, el G 63 AMG 6x6, una versión pick-up con seis ruedas motrices creado a partir de un G 63 AMG. No se han fabricado más que dos unidades de esta bestia por ahora, porque nadie asegura que no se vaya a fabricar en mayores cantidades.

El G63 AMG 6x6 mide mide 5,87 metros de largo, 2,11 metros de ancho y 2,28 metros de alto y ofrece una altura libre al suelo de 46 centímetros y una capacidad de vadeo de un metro. Reparte la potencia en un 30% al eje delantero, un 40% al eje central y el otro 30% al trasero, aunque dispone de cinco tipos de bloqueos diferentes para sus tres ejes.

También permite variar desde un botón en el salpicadero la presión de los 6 neumáticos, pues cuenta con un compresor de 20 litros que se puede llenar en tan sólo 20 segundos. Esto permite, por ejemplo, deshinchar las ruedas para ir por dunas o volverlas a inflar para rodar por asfalto.

El motor que impulsa este monstruo es un 5.5 V8 Biturbo de 544 CV, el mismo que utiliza el G 63 AMG 'normal'. Cuenta con la caja de cambios automática 7G-Tronic y gracias a esos caballos de potencia y a la gestión del cambio es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 6 segundos. En cuanto a la velocidad, aunque podría alcanzar los 210 km/h, se ha limitado a 160 km/h. No está mal, en cualquier caso, para una mole de 3.774 kilos.

Más información sobre el Mercedes-Benz G63 AMG 6x6.

 

En Motor

    0
    comentarios