Menú

¡Cuidado con la desinfección del coche! No todos los productos valen

Recuerda huir de determinados productos como el agua oxigenada o los limpiadores entre cuyos ingredientes figure el amoniaco.

0
Recuerda huir de determinados productos como el agua oxigenada o los limpiadores entre cuyos ingredientes figure el amoniaco.
¡Cuidado con la desinfección del coche! No todos los productos valen | Pixabay

La situación actual desencadenada por la llegada del Covid-19 nos ha obligado a volvernos extremadamente meticulosos con la limpieza. Por supuesto, nuestros coches no iban a ser menos. Así, desde organismos como la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) nos animan a que hagamos una limpieza concienzuda de estos espacios para evitar contraer la enfermedad.

La limpieza resulta incluso más crucial si resulta que somos trabajadores de hospitales y centros de salud, fuerzas y cuerpos de seguridad, empleados de supermercados e incluso taxistas pues sus coches registran un continuo trasiego de clientes, entre otros empleos.

Por lo tanto, vamos a explicarte cómo ha de ser esta higienización y desinfección. Recuerda que no todos los productos son adecuados, como la lejía, pues podría deteriorar las superficies y elementos del automóvil. Una reparación, por cierto, que no cubriría nuestro seguro de coche ya que somos nosotros los responsables de haber utilizado un artículo de limpieza inadecuado.

Así, recuerda huir de determinados productos como el agua oxigenada o los limpiadores entre cuyos ingredientes figure el amoniaco. Conviene tener presente que una simple solución de agua con jabón valdría para desinfectar correctamente. De esta manera, puedes aplicarla sobre el tapizado de los asientos. Aunque has de tener la cautela de no emplear una excesiva cantidad pues podrías mancharlos y que quedasen cercos e incluso olores.

En el caso de que la tapicería sea de cuero, puedes recurrir a soluciones alcohólicas, pero no abuses de estos productos pues pueden dañar la piel. Una vez más, el jabón y un frotado suave pueden hacer maravillas.

También zonas de contacto frecuente como el volante, los tiradores de puertas, ciertas partes del cinturón de seguridad, la palanca de cambios, así como los reposabrazos merecen una limpieza muy exhaustiva. En estas áreas puedes utilizar toallitas con alcohol isopropílico al 70 % que resultan cómodas y muy efectivas.

Otro método que funciona a la perfección, pero que requerirá seguramente que te desplaces a un taller, es el tratamiento de aire interior en los vehículos a través del ozono. En tan solo unos minutos conseguirás no solo eliminar cualquier vestigio de gérmenes, entre los que –por supuesto– encontramos el coronavirus, sino también desodorizar y oxigenar el ambiente.

En definitiva, la limpieza de los hogares es importante, pero quizás aún lo sea más la de los vehículos pues con ellos realizamos continuos desplazamientos que incrementan nuestro riesgo de exposición al virus. Así que manos a la obra y que no quede ni un germen vivo.

Temas

En Motor

    0
    comentarios

    Servicios